El enfoque Evo devo y los estudios históricos

Vía Tabula rasa ( Eduardo Robredo Zugasti) -extracto de post-

« Los biólogos definen este campo emergente (Evolutionary Developmental Biology) como « el estudio combinado de la evolución y el desarrollo » destinado a descubrir las relaciones filogenéticas de los organismos.

La idea es utilizada últimamente como punto de partida para un posible cambio paradigmático en la teoría de la evolución, dado que el enfoque Evo-Devo cuestiona la importancia previamente asignada a las mutaciones genéticas como motores de la evolución, en particular dentro del proceso de especiación o incluso de la creación de reinos. Los grandes cambios en la naturaleza, según esto, no precisarían la acumulación de muchas mutaciones azarosas, sino que podrían acaecer a partir de un relativamente pequeño conjunto de genes.

El gen BMP4 (Bone Morphogenetic Protein), por ejemplo, parece responsable de la recreación de mútiples formas de picos entre pájaros, o entre otros órganos semejantes de distintas especies.

En definitiva, no se precisan nuevos genes para que surgan nuevas especies, un hecho compatible con la asombrosa similitud del genoma humano y el del chimpancé. Entre la inmensa variedad de formas naturales y la secuencia de genes, no existe una relación simple: a partir de unos pocos genes, emerge la variedad vital.

Si el enfoque continúa prosperando, el mismo concepto canónico de evolución como « cambio en el acervo génico de las poblaciones a lo largo del tiempo » debería ser modificado en algún grado, aunque no necesariamente en el sentido de iniciar una « revolución científica », a la manera de Kuhn.

Según la biología del desarrollo, el desarrollo de un organismo es controlado por una jerarquía dominante de genes, y no únicamente en el periodo embriológico, sino durante el curso total del crecimiento. Por ello Scott F. Gilbert puede redefinir la teoría evolutiva como la ciencia que trata de la « llegada de los más adaptados », en lugar de « la supervivencia de los más adaptados ». Desde la perspectiva Evo-Devo, la pregunta significativa no es tanto cómo es que sobreviven algunos individuos mejor que otros, sino cómo llegan a desarrollarse unas formas orgánicas en lugar de otras.

Tal y como venimos repitiendo en este mismo lugar, la relación entre las « ciencias históricas » y las « ciencias naturales » es demasiado antigua y fructífera como para considerarlas apartamentos estancos, o como para seguir difundiendo sentimientos infundados de temor entre humanistas y científicos. Los naturalistas del siglo XIX, hasta el mismo Darwin, recibieron la idea de « evolución » de las ciencias históricas, donde era ya muy conocida, y la categoría naturalista de « evolución » no ha dejado de influir desde entonces, recíprocamente, en las categorías históricas.
Así, los conceptos biológicos de « evolución » y « desarrollo » pueden servir también para iluminar el campo de los estudios históricos. Un enfoque evo-devo aplicado al análisis político y de las instituciones, por ejemplo, valdría para explicar cómo tiene lugar el cambio social sin tener que recurrir necesariamente al vocabulario « revolucionario » (« mutacionista »). Serviría también para estudiar combinadamente el plano « macro » del gran cambio político (tiranía, democracia, aristocracia &c) y el plano « micro » del desarrollo institucional. »

Enlaces relacionados

Antropología y Biología Evolutiva del desarrollo ( Evo-Devo)

http://evodevo.uoregon.edu/

Epigenetics Papers

Evolution and development Journal

Stephen Jay Gould

Pere Alberch

Richard Lewontin

Hallan pruebas físicas sobre la migración de la especie humana a causa del Cambio Climático

Hace poco habíamos  hablado sobre Stephen Hawking, la colonización del espacio y el calentamiento global  en donde nos preguntábamos que  realizar la Colonización del Espacio ante un inminente desastre causado por el Calentamiento Global,  y ante  la lógica de toda gran migración en tiempos difíciles,

¿Cuántos millones de Homo Sapiens deberán quedarse en la Tierra y cuántos pocos cientos de miles podrán salvarse?
 ¿sería justo pensar solo en expandir los horizontes humanos sabiendo que unos pocos miles podrán “escapar”? En fin este tema está siempre en debate pues no son pocos los que piensan que “colonizar el espacio es una pérdida de dinero y tiempo, que podría invertirse en mejorar las condiciones de vida de la gente de este planeta. Así como se corre el riesgo de continuar con el pensamiento de que la colonización del espacio representa una continuación del colonialismo que se ha desarrollado durante la historia, y que esto dividiría más a las distintas naciones o estados, en lugar de unir a la humanidad como algo único.”

Bueno, la web de National Geographic en castellano  leemos una perogrullada titulada: El cambio climático permitió la emigración humana de África . Lógico. Quien ha estudiado un poco sobre evolución y desarrollo biológico y cultural del   homo sapiens, sabe que los cambio climáticos terrestres  tuvieron que ver  con el movimiento migratorio de nuestra especie.

Mas esta noticia es interesante pues pone en el tapete a dispisción del público en general la posibilidad de una nueva migración denuestra especie. ¿Hacia dónde? hacia el espacio claro -y de eso trata  el  número último de N.G.-

Y la pregunta vuelve a formularse: ¿Cuántos millones de Homo Sapiens deberán quedarse en la Tierra y cuántos pocos cientos de miles podrán salvarse? ¿Por qué se gasta tanto dinero en lanueva carrera espacial, puediendo con ese mismo dinero, solucionar problemas urgentes  de nuestro planeta?

En el  artículo El valor de los vuelos espaciales humanos se exponen los pro y los contras de los vuelos espaciales y el por qué  la naturaleza humana  nos lleva a explorar  más allá de nuestros horizontes- En fin, el debate  sigue servido:

El Sr. Steven Weinberg ha sido durante mucho tiempo un crítico ruidoso sobre el programa de vuelos espaciales tripulados de la NASA, cuestionando recientemente la utilidad científica de la Estación Espacial Internacional en concreto, y afirmaron que todo el programar de vuelos espaciales tripulados no había generado ningún valor científico.

La Sociedad Espacial Nacional -de EE.UU.-, compuesta por miembros que promocionan el futuro de la humanidad de vida y trabajo en el espacio, apoya con firmeza el programa de vuelos tripulados de la NASA, y está en desacuerdo con el espíritu y contenidos de sus comentarios.

Como primera respuesta, nos volvemos hacia otro renombrado físico, el Dr. Stephen Hawking, que ha instado a la raza humana a ”dispersarse por el espacio para la supervivencia de las especies”. Hawking afirma que el riesgo cada vez mayor de ser golpeados por un desastre, como un súbito calentamiento global, una guerra nuclear, o algún otro tipo de peligro desconocido es la razón principal para diversificar el futuro de la humanidad más allá de la Tierra.

La NASA tiene numerosos ejemplos de “productos derivados” del programa espacial, tales como las maquinadse diálisis de riñón, monitores cardiacos fetales, marcapasos programables, sólo por nombrar algunos que ayudan a los americanos cada día. Además, las operaciones en la Estación Espacial Internacional permiten a la NASA aprender valiosa información científica sobre los efectos a largo plazo del vuelo espacial en el cuerpo humano, y cómo ayudar mejor a los humanos a adaptarse para estos largos viajes, ya sea en el espacio interplanetario, o en ruta a planetas como Marte.

Como declaró el Presidente durante su discurso Visión de la Exploración Espacial,

“La causa de la exploración y descubrimiento no es una opción que elegimos; es un deseo escrito en el corazón humano”. Los miembros de la Sociedad Espacial Nacional apoyan la vida y el trabajo en el espacio, y los cientos de personas que ya han comprado sus billetes para vuelos espaciales suborbitales son la prueba de que es una visión que se está extendiendo. Por todo lo bueno que nos ha proporcionado los vuelos espaciales tripulados de la NASA, con los exiguos niveles de presupuesto con que contaban, deberíamos estar agradecidos y elogiarlos por su perseverancia y dedicación.

Leer artículo completo

¿Un deseo escrito en el corazón humano? Ya pues… quiénes son los que pueden comprar sus billetes para vuelos suborbitales y por qué lo están haciendo? Estamos viviendo un cambio climático de ls muchos que ha sufrido nuestro planeta y la especie deberá migrar, pero ya no hay « Nuevos Mundos » dentro de nuestro planeta.

Enlace relacionados:

La luna: ¿el futuro “Nuevo Mundo”?

La porosidad de las fronteras en las ciencias sociales – Renato Ortiz / Reseña

He encontrado una interesante reseña al libro La porosidad de las fronteras en las ciencias sociales  del sociólogo brasileño Renato Ortiz:

En Renato Ortiz hay una visión esencial del trabajo de Bourdieu que habla de la obsesión central del autor para producir su obra mencionándosele como motor de las investigaciones de una vida en relación con la autonomía de un creador frene a su campo científico, el de la sociología, (…)

creándose a partir del siglo XIX un saber específico que reúne las narrativas de las cosas del mundo y la sociedad para organizarse mediante reglas específicas métodos y objeto propios.

La cuestión de la autonomía en el contexto de las ciencias sociales se constriñe a la ubicación en un espacio particular, en un campo, desde el que se produce una visión del mundo y una interpretación sociológica de los fenómenos sociales (…) por lo que se plantea que la validación de un saber aparecerá en la medida, no de su valor filosófico o moral, sino por su estructuración en una comunidad científica.

Bourdieu denunció la brecha convenenciera decretada sobre la porosidad de las fronteras entre la sociología y la filosofía al ser esta la esfera propicia de la reflexión abstracta en contraposición con la empiria sociológica y con esto se menciona también la prevalecencia de las visiones de Althusser o Foucault respecto a las ciencias sociales como habitantes de una sub-categorí, y sería Bourddieu quien hablara también de una ruptura epistemológica que llevara a una apropiación de la sociología como sistema productor de nociones conceptuales, como pretendió Sastre en Crítica de la razón dialéctica para establecer un puente entre el marxismo dialéctico y el existencialismo.

Se cita que Pierre Bourdieu se preocupaba por la tentación del profetismo en las ciencias sociales en vista de la gran carga que sobre ellas pone el público que espera grandes respuestas sobre el fin último de las civilizaciones, hallándose el sociólogo permanentemente expuesto al veredicto ambiguo de los no especialistas que se sienten autorizados a evaluar los análisis propuestos siempre que estén de acuerdo con su sociología espontánea que debe reproducir los intereses del sentido común.

En su papel de pioneros, Weber y Durkheim se concentraron en las condiciones del pensamiento y las categorías de sus saberes y no vislumbraron jamás este mercado de las respuestas definitivas, aún cuando el siglo XIX vería surgir un saber universitario bien jerarquizado y signado por los valores de cambio de los títulos académicos y sería en el siglo siguiente cuando se reprodujera la oposición entre bienes escasos y bienes ampliados entre cultura y mercado en el ámbito de los estudios de la sociedad.

Se recuerda además que en tiempos de Zola, a quien Bourdieu acusaba de ser uno de esos literatos-filósofos-políticos orgánicos que vulneraban el quehacer de la ciencia social en su periodo crítico de formación, los intelectuales se guarecían cómodamente en sus nichos académicos, en sus varias especialidades, en tanto que hoy el problema es a la inversa, pues la independencia de la Academia está comprometida y la política ha entrado a debilitar el campo institucional que se ve obligado a buscar otros significados.

De nuevo es muy importante recordar que las ciencias sociales, como los mismos objetos de estudio, hallan su fuerza en la multidisciplinariedad pero también en la diversidad de temáticas nuevas que pueden cada vez estudiarse desde muchos ángulos complementarios para así abarcar todos los factores que materializan a un hecho social, pues esta abreviada historia de los paradigmas en ciencias sociales revisa la necesidad acordar diversas interpretaciones para conseguir visiones panorámicas que tiendan a investigar y resolver conflictos variados, que son los que aparecen a la hora de profundizar la variopinta realidad social que nos ha tocado vivir.

Leer reseña completa:
La porosidad de las fronteras en las ciencias sociales, de Renato Ortiz

La NASA estudiará desde su base en Arequipa Perú la situación de los glaciares del planeta

Vía Agencia Andina

Se rastreará fotográficamente la situación de los glaciares terrestres desde el espacio vía el satelite Ice Sat, informó Raúl Yanyachi, director de la estación NASA Laser Tracking Station, base en Arequipa Perú de la NASA

Con el satelite Ice Sat, se rastreará con rayos láser enviados desde la base de Arequipa el posicionamiento exacto mediante las fotografías de los volúmenes de hielo para luego remitir la información a la estación central de la NASA.

nasa.jpg
NASA Laser Tracking Station Arequipa - Perú

El satélite da la vuelta por el mundo de Polo Norte a Polo Sur monitoreando los picos nevados lo que sirve para estudiar los deshielos« 

Enlaces relacionados

NASA Laser Tracking Station – Arequipa Perú

Nasa Arequipa (AREL)

NASA-Castellano

Ciencia NASA

La ciencia « fashion »: la politización del conocimiento y la ciencia como Marcketing

Interesante artículo titulado Filosofías Radicales de la Ciencia: Las Modas en la Ciencia Contemporánea- del cual publico unos pasajes- del biólogo valenciano Juan José Ibáñez  científico titular del Centro de Investigaciones sobre Desertificación adermás de colaborador de la Agencia Europea de Medio Ambiente, quien explica y defiende los 8 criterios formulados por Irvin Sperber sobre la  moda en la ciencia Fashion in Science :

«  Feyerabend ya puso un dedo sobre la llaga que más duele a los investigadores que defienden la objetividad “plena, dura y pura” de la empresa científica. Sin embargo, ante la pujanza de los medios de masas, la politización creciente de muchos ámbitos del conocimiento, la globalización, el apabullante peso de determinada  innovación y desarrollo tecnológico en la sociedad actual, así como el desquiciado marketing que ya nos rodea, no estaría demás hablar de la visión que nos ofrece  Irwin Sperber en su monografía Fashion in Science (1990) que considero que regocijaría al propio Feyerabend.

Efectivamente, como Irwin, pienso que la ciencia actual adolece de estar contagiada de las modas, como cualquier otra actividad social, y por lo tanto, cada vez más.

Objeto Fractal 

Irwin Sperber, en 1990, filósofo de la ciencia, en su obra Modas en Ciencia, (Fashion in Science) propone un modelo de la actividad científica guiado bajo 8 los criterios: 

Criterio 1
La investigación más reconocida, en los aspectos más avanzados de una disciplina, puede tener serias deficiencias en sus planteamientos lógicos, sus evidencias o sus conclusiones

Criterio 2
Las deficiencias derivan de una actitud que, sin mayores críticas, admite como buenos los modelos aceptados en el contexto social de la disciplina

Criterio 3
Hay muchos modelos que compiten por su aceptación, aunque la comunidad científica reconoce los modelos más afortunados a partir de las perspectivas que derivan de los criterios 1 y 2 y de los resultados de una “controversia popular” disciplinaria

Criterio 4

El proceso de selección entre modelos que compiten esta guiado por aspectos de consenso y gusto, en lugar de argumentos lógicos o empíricos

Criterio 5

Dentro de la comunidad científica, los “aprendices” no son reconocidos de inmediato, por estar en una situación de aprendizaje. Cuando su trabajo rivaliza, éste no es evaluado objetivamente frente al de científicos instalados en el sistema

Criterio 6

La comunidad científica defiende el rígido status quo, es decir la ortodoxia, frente a los heterodoxos agitadores. Esta defensa puede incluir ataques personales contra los “intrusos“que se manifiestan al margen de las normas que propugna el modelo oficial

Criterio 7

La ortodoxia, a pesar de su aparente inmutabilidad, constituye un modelo que ha reemplazado a otro anterior y, en consecuencia, está supeditada a ser sustituida en el futuro. Los modelos antiguos y los actuales están sujetos al redescubrimiento, a partir de propuestas nuevas y atrevidas en el futuro

Criterio 8

La mayoría de los ciudadanos están sometidos a una presión constante para aceptar los modelos propuestos por los líderes de opinión, incluso cuando cambian dichos modelos

De nuevo parece que nos encontramos ante la novela de Orwell “1984”. Sin embargo, Sperber introduce formalmente la moda como moneda de uso común en la valoración de la actividad de los investigadores, así como en lo que los gobiernos consideran líneas prioritarias de investigación.

Por ejemplo,

comienza a ser políticamente incorrecto denunciar que el “CO2 no es un contaminante”, o dudar de los cálculos sobre la viabilidad de la “actual” política sobre biocombustibles con vistas a frenar las emisiones del mentado gas a la atmósfera. Y parece dar igual lo que comience a reconocer la ONU, la UE y otros organismos multinacionales. ¿Y que decir del desarrollo sostenle? Desde que la palabreja se puso en boca de los políticos y científicos enloquecidos por aparecer en la foto, vivimos en el mundo más insostenible que jamás padeciera la humanidad.

Mientras tanto, nuestros coherentes políticos siguen permitiendo que frente a la, según ellos, irremisible elevación del nivel del mar, se sigua construyendo y especulando urbanísticamente todo lo que se puede y un poco más. No parece muy coherente ¿verdad?: construir residencias en una costa en ciernes de ser engullida por el mar, roza la estafa Pero: ¿por qué el ciudadano las siguen comprando?
Un día, elaborando un informe para la Presidencia del CSIC sobre el estado científico de las áreas de conocimiento de CC. Agrarias y Recursos Naturales, en base a indicadores bibliométricos, detecté la abundancia de “ISI papers” sobre algunos temas muy concretos que no lograba entender (su interés me refiero).

Tras realizar algunas consultas telefónicas a algunos de los implicados, me quedé “patidifuso”, más que sorprendido.

Muchos de ellos me contestaron desconocer las verdaderas razones para que el tema “estuviera de moda”, pero como resultaba más fácil publicar sobre él que sobre otros “más obsoletos”, se habían puesto manos a la obra.
Ya sabemos: “publica o perece”. Yo particularmente no apruebo tales razones, aunque tampoco las puedo denunciar, por cuanto es lo que desean nuestras autoridades. »

Algunos enlaces de los post editados en el  “Curso Básico sobre Filosofía y Sociología de la Ciencia »  de Juan José Ibáñez 

¿Qué es esa cosa llamada Ciencia?

El Método Científico

Reduccionismo Epistemológico

Filosofía de la Teoría de la Evolución y Sociedad  

Las Teorías Científicas Como Estructuras Complejas

Enlaces relacionados:

Por una ciencia crítica

Epistemología cívica : Cuando la sociedad participa de la Ciencia y las decisiones políticas que ésta apoya

El reduccionismo de la ciencia en la globalización

Sobre el voto electrónico y Democracia en nuestro país ¿Idealismo o negocio?

El 10 de febrero del 2007 salió una noticia en Gobierno Electrónico, vía la Agencia Andina de Noticias, sobre el comienzo de la implementación y diseño del voto electrónico en la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) « para su aplicación en los futuros comicios electorales con el propio equipo técnico de la ONPE, sin necesidad de efectuar licitaciones internacionales ».( ¿Y por qué no nacionales?) .
Lo que resulta realmente de terror es que esta noticia pase desapercibida, dentro de la grave situación en que está el Perú en materia de Gobierno Electrónico, sin dejar de mencionar el escandoloso « affaire » de las OLPC , , el recortamiento de presupuesto al CONCYTEC, la inacción de la Agenda Digital y la CODESI.
Otra vez y en este terrible contexto ¿Qué expertos se están dedicando a tal implementación y diseño del voto electrónico, quiénes están auditando, quiénes están asesorando, qué grado académico tienen?. Es decir, ¿a quiénes considera el Estado como « especialistas », « expertos » o « asesores »?
Por ahí hemos visto doxólogos y asociaciones completamente desfasados desempolvando escritos y « experiencias », queriendo hacer del voto electrónico la panacéa democrática – o un buen negocio-, cuando ni siquiera sabemos cómo anda el Plan Huascarán cuyos beneficiarios (algunos) ya deben estar en la edad de votar.
La Asociación Peruana Transparencia tiene una sección dedicada al voto electrónico, mas la pregunta incluso va más allá de quiénes son los expertos y asesores de la ONPE en cuestión, que están « diseñando » el voto electrónico en nuestro país, sino de si realmente el voto electrónico en un país multicultural, como el nuestro donde la « democracia » ( léase políticas públicas y culturales) depende de la benevolencia de eternos grupos en el Poder, será un realmente puntal para una democracia aún inexistente – Alan García es presidente ganando con votos en contra y eso está muy lejos de ser, fuera de los formalismos de una Democracia, una conciencia democrática incorporada en una ciudadanía integrada y con identidad.

La Fundación Vía Libre de Argentina tiene un análisis sobre el voto electrónico, que bien podemos tomar en cuenta frente a aquellos que en el Perú, tal vez por intereses personales, afán de protagonismo, o idealismos que lindan con la alucinación, creen que el voto electrónico es una « revolución » tecnológica que descargará con apenas hacer « click » la democracia que aún nos cuesta mucho cimentar:

“Lo que cuenta no es el voto, sino quien cuenta los votos”
Lunes, 25 de Junio de 2007
« Pasada la segunda vuelta para definir al futuro Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y en medio de un año electoral en el que la mayoría de los distritos del país elegirán autoridades incluyendo la renovación presidencial, se ha hecho recurrente escuchar en medios de comunicación masivos una prédica en favor de la implementación de sistemas de voto electrónico en las distintas circunscripciones electorales. Así, a pocas horas de conocido el resultado de la primera vuelta en Capital, partidarios de este sistema salieron a los medios a decir que « es irrisorio esperar tres horas por los resultados de una elección y que es urgente la implementación de voto electrónico ». Lo mismo ocurrió durante la jornada electoral de la segunda vuelta.
La pregunta que nos debemos hacer frente a estos actos de propaganda es ¿El voto electrónico mejora la democracia?En este escenario, Vía Libre recuerda que es unánime el rechazo de los expertos en seguridad informática a los sistemas de votación mediados por computadora, y que son conocidas las experiencias en las que estos sistemas se han mostrado no sólo fallidos, sino altamente permeables al fraude electoral

El voto es el acto fundamental de la democracia, y por tanto, no se lo puede arriesgar a manos de un discurso basado en la fantasía de la existencia de soluciones técnicas para problemas políticos y que no ofrece ninguna comprobación eficiente de las virtudes que pregona.

Se escucha decir, en forma recurrente, que los sistemas de votación electrónica:

1.-

Ofrecen mayores facilidades al elector para el ejercicio del derecho al sufragio;
2.-Fortalecen la transparencia de los procesos electorales;
3.-Disminuyen las posibilidades de fraude;
4.-Aceleran el proceso de obtención de resultados del escrutinio;
5.-Simplifican el sistema de voto y escrutinio;
6.-Disminuyen la abstención de votos;
7.-Reducen los costos, al evitar el escrutinio provisorio.1
Salvo el postulado sobre la rapidez en la obtención de resultados, ninguna de las demás afirmaciones tiene asidero en la realidad. Más bien todo lo contrario.

De hecho, los sistemas de votación electrónica no sólo no disminuyen las posibilidades de fraude, sino que lo simplifican y tornan más económico, al centralizar su posible implementación. La cuestión de la transparencia no es un tema menor. La implementación de voto electrónico reduce considerablemente la cantidad real de personas capacitadas para auditar una elección. Hoy día, el sistema educativo básico garantizado por ley otorga a la ciudadanía los conocimientos mínimos indispensables para ejercer su derecho constitucional a auditar una elección como fiscal de un partido. Para esto, en el modelo actual sólo hace falta saber leer, contar y escribir y tener el compromiso para participar activamente. Implementando cualquier sistema de votación electrónica, estos conocimientos mínimos se elevan de tal forma que sólo una ínfima fracción de la sociedad estará en condiciones de ejercer ese derecho que es de toda la ciudadanía. ¿Estamos dispuestos a renunciar a un derecho constitucional así como así?

Hará falta ser experto en software, hardware y en auditoría de este tipo de sistemas para conformar una corte de auditores privilegiados en manos de quienes quedará el destino de nuestras democracias. Esto, sin contar los casos en los que los programas han sido deliberadamente escritos para ser inauditables (programas con millones de líneas de código como es el caso de Brasil) o en los cuales hay secciones completas que no se someten a escrutinio público. Ocurre otro tanto en el caso de la auditoría del sistema operativo de base o del hardware usado en cada circunscripción. ¿Quién garantizará efectivamente que el programa auditado por los denominados fiscales informáticos es el que está corriendo en cada una de las miles máquinas de votación? ¿Quién asegurará que ese mismo hardware no haya sido adulterado? Recordemos que existe probada evidencia de que adulterar una máquina de votación no demanda conocimientos demasiado complejos y es una operación que se puede realizar en cuestión de minutos.

Otra promocionada ventaja indica que los partidos minoritarios no necesitarán reunir un gran número de fiscales para tener representación equitativa en las mesas electorales. La pregunta es si esos mismos partidos tendrán la capacidad de contratar suficientes auditores informáticos para cubrir las necesidades impuestas por el novedoso sistema.

Mucho se puede hablar también de la supuesta facilidad para los electores y la reducción en la abstención. ¿Qué tipo de interfaz se debe desarrollar para garantizar la posibilidad de votar en un sistema donde hay una enorme cantidad de candidatos y donde se vota por varios cargos de diferentes niveles a la vez?

Por otro lado, vale mencionar que la creciente abstención de votantes es un problema social y político que no tiene solución a la vista en el campo de la informática.

Sin dudas, el otro gran elemento de propaganda es la supuesta economía que implica la votación electrónica. Esta es otra probada falsedad. En países como Bélgica está comprobado que los sistemas de votación electrónica son tres veces más caros que los de votación tradicional con sistema de papeletas. Este dato es fácilmente corroborable si multiplicamos el costo de poner una terminal de votación en cada una de las circunscripciones electorales del país o lo que costarán los servicios de auditores profesionales.

Es unánime la crítica a estos sistemas por parte de los especialistas en sistemas de seguridad informática. No hay forma de garantizar la transparencia en una elección mediada por computadoras y mucho menos sin invertir una cuantiosa suma de dinero en mecanismos de validación que darían por tierra con las mentadas ventajas de tiempo y costos que tanto se promocionan.

Todo esto con el objetivo de reducir en unas pocas horas la obtención de un resultado de una elección que se realiza con intervalos de varios años. Lo que se pone en el lado de los supuestos beneficios pierde peso cuando se balancea con los peligros que trae una « solución » de este tipo. Los riesgos de una implementación de mecanismos de votación electrónica son demasiado altos como para justificarlos en el ahorro de unas pocas horas.

Las posibilidades de fraude se simplifican de una manera sorprendente mientras que los costos a pagar por un cambio de esta
naturaleza son lo suficientemente altos como para aventurarse en una experiencia de « e-votación » sin el mínimo escrutinio público y discusión con todos los sectores interesados.

Ni siquiera el uso de Software Libre es condición suficiente para una implementación confiable de votación electrónica.

Por todas estas razones, queremos compartir y promover la lectura de numerosa documentación vinculada a estos temas y llamar a debate público a quienes promueven la implementación de voto electrónico.

Cambiar nuestro actual sistema electoral por mecanismos de esta naturaleza, sin escuchar las advertencias de los expertos y sin la necesaria discusión e información pública, no será una mejora para nuestra democracia, sino un paso irremediable hacia una tecnocracia que poco tendrá que ver con la constitución de una República comprometida con los valores de la participación, la democracia y los derechos ciudadanos. »

——–
Recursos: audios, videos y textos recomendados

Enrique Chaparro – « Voto Electrónico: Aumentando la eficiencia técnico-económica del fraude electoral » (49MB, video en formato OGG)
Conferencia ofrecida el día 11 de noviembre de 2006 en la 5ta. Conferencia Anual de CaFeLUG CaFeCONF 2006.
Enrique Chaparro – « Voto electrónico: ¿Panacea o pesadilla? »
Manifiesto de los profesores – Alerta de los profesores de informática de Brasil sobre los problemas de seguridad en votación electrónica.
Informe de la Universidad de Princeton que documenta las fallas de las máquinas de votación Diebold usadas en muchos distritos electorales de los EEUU.

El voto electrónico, esnobismo de la era cibernética

Paper de investigadores de la Universidad de Princeton, EEUU, sobre las fallas de seguridad de las máquinas de votación Diebold.
Documental Hacking Democracy producido por HBO.
Parodia sobre e-voto en el Estado de Florida, EEUU. (Elecciones presidenciales del 2004)

Disponible en Youtube

Las Nubes Magallanes no serían galaxias enanas satélites de la Vía Láctea

Vía Astroseti

Revelación sobre las Nubes Magallanes

Después de creer durante lustros que estas galaxias enanas giraban alrededor de la nuestra, recientes mediciones muestran que son demasiado rápidas. ¡Sólo están de paso!.

Las Nubes de Magallanes  ( compuestas por la Gran Nube de Magallanes  y la Pequeña Nube de Magallanes)  son bien conocidas en el mundo de la astrofísica, sobre todo después de la explosión, en 1987, de una supernova en la Gran Nube de Magallanes ( SuperNova 1987A) . La explosión de una estrella tan cercana a la Tierra es un raro acontecimiento a escala humana.

Las Nubes de Magallanes son unas galaxias enanas, y han sido consideradas desde hace cientos de años como galaxias satélite de nuestra galaxia de la Vía Láctea.

Después de un reciente estudio de Gurtina Besla del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsoniano, publicado junto con otros colegas en el Astrophysical Journal, no lo serían en absoluto.

La Gran y la Pequeña Nube de Magallanes serían unas recién llegadas, de paso actualmente por los cercanos alrededores de nuestra Galaxia.

Fue Fernando de Magallanes quien descubrió en el cielo del hemisferio sur, durante su vuelta al mundo en el Siglo XVI, dos pequeñas galaxias situadas alrededor de 200 000 años luz, la Pequeña Nube (PNM), y a 160 000 años luz la Gran Nube (GNM). En esa época, con total certeza, nadie conocía la naturaleza exacta de esos objetos nebulosos, y debió esperarse hasta el siglo XX, en particular a Edwin Hubble, para que se tuviera la prueba que se trataba de los « universos-islas » propuestos por Wright y Kant. Cada una contiene algunos miles de millones de estrellas pero nuestra galaxia contiene alrededor de doscientos mil millones. La PNM es 100 veces más pequeña que nuestra Vía Láctea y la GNM lo es cerca de 10 veces.

Los enigmas se acumulan.

Si las Nubes de Magallanes no son satélites de nuestra Galaxia, esto implica un cierto número de problemas. El diámetro de nuestra Galaxia está comprendido entre 70 000 y 100 000 años luz y el espesor de su disco es de algunos miles de años luz solamente. Entonces, sabemos que este disco está distorsionado. Se eleva 10 000 años de luz sobre una parte y por el contrario desciende en la misma proporción sobre la otra.

Hasta ahora acusábamos a las Nubes de Magallanes de ser las responsables de esta distorsión en el momento de una órbita precedente. Pero si se pasean por nuestra vecindad después de hace sólo de 1 a 3 mil millones de años, las fuerzas gravitatorias que ejercen no tuvieron tiempo ni la intensidad necesarias para producir esta deformación del plano galáctico. De igual forma, el famoso corriente Magallánico que se extiende entre las dos nubes es interpretado habitualmente como hidrógeno neutro, arrancado por las fuerzas gravitatorias combinadas de estas y de nuestra Galaxia, siempre en el momento de un paso precedente a corta distancia. Además, ambas nubes llevan consigo rastros de períodos sucesivos y recientes de formaciones de estrellas que, todavía podrían explicarse bien con la influencia de las fuerzas gravitatorias de la Galaxia en el momento de pasos próximos.

La respuesta a estas cuestiones vendrá probablemente de nuevas observaciones y de una mejor simulación de las interacciones gravitacionales entre, no solamente las nubes, sino también de la Vía Láctea. El mundo de las galaxias está decididamente lleno de sorpresas y de una riqueza que no se sospechaba en tiempos de Hubble.

Seguir leyendo artículo completo en Astroseti :

Enlaces relacionados

Las Nubes de Magallanes podrían ser vecinas pasajeras

Nuevas Observaciones de las Nubes Magallanes

LHa115-N19: Soplando súper-burbujas cósmicas