Antropología y Biología Evolutiva del desarrollo ( Evo-Devo)

El modelo cartesiano en la antropología

Desde su nacimiento (1850-1890), la antropología como disciplina hija directa del positivismo que diera cuenta de las leyes de la sociedad junto con la sociología, compartió con las ciencias de la época la interpretación spenceriana de la Teoría de la Evolución ( darwinismo social) enmarcada dentro del modelo cartesiano/newtoniano -el cual hace la división del problema en varias partes para poder entenderlo (a partir de sus partes) y luego ordenarlas lógicamente, para obtener leyes-, cuyo indudable éxito en el avance de la ciencia y el progreso hizo que este método se generalizara creando un reduccionismo que sostenía un nuevo absolutismo en la epistemología del conocimiento basado en la ciencia y en la Razón entendida como Progreso que llevó a los estudios sociales en su intento de ser Ciencia, de aplicar y amoldar la teoría a la práctica moldeando así una realidad social existente en teoría y solo en el ojo del antropólogo/, realidad social que cree observar como totalidad, a partir de la interacción de unos cuantos miles de elementos en intereacción – comunidad- , creyendo además, al ajustarse al Método científico clásico, poder dar Leyes sobre nuestra especie en Sociedad.

La antropología aplicada y el método científico

En opinión de Roger Bastide (*) este modelo cartesiano comprometió a todas las ciencias humanas impulsándonos a los antropólogos en nuestra divagación entre ser o no ciencia, a racionalizar como verdad y camino absoluto y verdadero, la praxis humana , basándonos en una « ley de la evolución de la humanidad según la cual se pasaba del vitalismo – sociedades primitivas donde las fuerzas biológicas son más fuertes- a la historia, y de la historia – sociedades intermedias- al racionalismo ahora dominante en las sociedades urbanas donde la razón prevalece lo biológico y aleatorio, quedando el antropólogo atrapado en promover la victoria de dicho racionalismo en continentes que hasta hacía poco habían tenido otra forma de conocimiento. » Con ello

« (…) el antropólogo está destinado, pues a cumplir el modelo cartesiano dominante que hace posible el progreso y desarrollo, extrayendo su antropología aplicada de su antropología científica« , antropología basada en él método científico clásico donde los elementos – comunidades- existen antes del todo – sociedad.

Así, nos convertimos en instrumentos de medida respecto a nuestra referencia teórica, pues debemos aplicar la teoría en nuestro terreno de experimentación, la comunidad, haciéndonos creer que basta con la « idea que nos formamos de realidad social para producir cambios en esa realidad, a tal punto que aún cuando creemos tan solo auscultarla, la estamos recreando, convirtiendo a la antropología y su aplicación en la empiria en una ciencia en trance cargada de juicios de valor  » y en una interpretación de la Teoría de Evolución que está siendo rebasada dese hace ya mucho, pero por la que aún nos formamos – si es que en algún momento llegamos tener alguna formación en biología- y por la cual regimos nuestra idea de desarrollo, progreso y nuestro criterio de medición cultural de los pueblos, sobre todo en el contexto de antropólogos formados en el llamado Tercer Mundo o periferia dando la espalda a los estudios en Biología evolutiva y Evolución del Desarrollo ( Evo-Devo) (*), cuyo enfoque multidiscplinar podrían dotar a los estudios sociales bases increíbles para enfocar nuestro conocimiento sobre la realidad social, nuestro comportamiento y organización social, incluso en la aplicación del « desarrollo » replanteando el significado mismo de progreso .

*Antropología Aplicada 1971, éditions Stock, 1998, Roger Bastide Introducción

** En donde se hacen estudios comparativos de los procesos de desarrollo de distintos organismos con el fin de determinar sus relaciones a través de la historia evolutiva ( filogenia) de los los grupos de la clasificación de los seres vivos- taxones

Es en esta reflexión que me encuentro con la tesis doctoral de
Tomás García Azkonobieta, Evolución, desarrollo y (auto)organización. Un estudio sobre los principios filosóficos de la evo-devo de la que me permito extraer algunos párrafos de su introducción:

Desde la publicación de El Origen de las Especies, la biología se ha desarrollado
considerablemente. El éxito de la revolución conceptual que supuso el reemplazo de una
explicación teológica de la diversidad específica por una explicación evolutiva,
naturalizada, de la misma, hizo que la estrategia explicativa del darwinismo se
extendiese a muchas otras disciplinas, convirtiéndose finalmente éste en la teoría de la
gran unificación biológica que supondría la Síntesis Moderna.

Sin embargo, aunque la teoría darwiniana naturalizó el proceso evolutivo,
explicándolo en términos biológicos, no hizo lo mismo con el modelo de organización
sometido al cambio, pues, como la teología natural, continuó haciéndolo análogo al de
una máquina cartesiana. Este modelo de organización tiene el problema de que hace
depender el diseño funcional de sus partes de una causa externa, por lo que, después de
la eliminación del designio divino, toda la responsabilidad causal en la construcción de
la forma orgánica, fue a recaer en la selección natural. De este modo, el poder causal de
la selección como productora de organización se vió sobredimensionado, en detrimento
de las propiedades inherentemente autoorganizativas de la vida, puestas de manifiesto
repetidamente a lo largo de la historia de la biología por los investigadores centrados en
el desarrollo orgánico.

La motivación para escribir esta tesis proviene, por un lado, de un sentimiento de
rechazo o malestar, por aquel entonces todavía un tanto visceral, ante el creciente uso de
planteamientos adaptacionistas y genocentristas por parte de ciertos biólogos y
filósofos interesados en la evolución — por no hablar de la rápida y acrítica asimilación
de ese tipo de ideas por los medios de comunicación y, en definitiva por el conjunto de
la sociedad— del cual la hipérbole dawkinsiana del “gen egoista” representa su máximo
exponente. Por otro, la convicción de que las propiedades de los fenómenos
autoorganizativos, en concreto su sorprendente capacidad de producir patrones
organizados mediante la interacción libre de las subunidades del sistema, podían servir
de fundamento para la elaboración de una nueva forma de pensar la evolución que, sin
menoscabar los presupuestos básicos del darwinismo, la desligase de esa “inercia
genetista” que arrastraba.

La teoría evolutiva estándar, sin embargo, ha centrado su atención en el proceso de
cambio de las macromoléculas, derivando en una interpretación reduccionista de la
evolución que, al no dar la suficiente relevancia a la dinámica autoorganizativa que
permite que estas moléculas formen parte de la vida, se muestra insuficiente para dar
cuenta de fenómenos de gran relevancia, como el origen de la vida o la aparición de
novedades evolutivas.
Fue en este momento cuando la evo-devo que comenzaba a gozar de un
protagonismo especial en la filosofía de la biología, entraría en la escena de mi
panorama conceptual. Los avances en biología y genética del desarrollo durante las
últimas décadas han sido espectaculares, y las repercusiones evolutivas de estos
hallazgos son de largo alcance. En efecto, la existencia de una dinámica genética
intraorganísmica, que produce nuevos genes mediante recombinación de módulos de
exones, los denominados fenómenos de “edición” de ARN, por ejemplo, o el
descubrimiento de mecanismos de regulación genética ampliamente extendidos en el
reino animal, han hecho posible crear las bases para una nueva interpretación, tanto del
desarrollo como de la evolución, que pone de manifiesto que los mecanismos de
desarrollo de un sistema, los procesos dinámicos de construcción de la forma orgánica,
son determinantes para entender sus capacidades evolutivas, su evolucionabilidad.
La evo-devo, por lo tanto, parecía poder ofrecer una visión de la evolución de corte
organicista, sin caer en planteamientos reduccionistas, ni genéticos, ni termodinámicos,
y por ello la tesis tomó la forma actual de un estudio sobre los principios filosóficos de
la disciplina. En este trabajo se hará necesario revisar y replantear varios problemas
filosóficos como la naturaleza de la causalidad genética, el origen del orden biológico,
el debate sobre la prioridad de la función sobre la forma en la biología moderna, el
concepto de homología, o la propia idea de evolución. En efecto, la evo-devo supone un
cambio en la percepción del proceso evolutivo, ya que proporciona un estudio
combinado de la evolución y el desarrollo orgánico, es decir, no sólo estudia cómo
evolucionan los sistemas de desarrollo, sino que trata de entender cómo el desarrollo
afecta a la dinámica evolutiva. Esta última circunstancia es especialmente relevante, ya
que si los mecanismos de la evolución son esenciales para entender el desarrollo, y los
mecanismos del desarrollo son esenciales para entender la evolución, parece que la
propia evolución ha de reflejar en sí misma ciertas propiedades de lo vivo.

Actualidad en Evo Devo:

http://evodevo.uoregon.edu/

Epigenetics Papers

Evolution and development Journal

Stephen Jay Gould

Pere Alberch

Richard Lewontin

About these ads
This entry was posted in Evo-Devo/antropología, Teoría de los sistemas complejos by Andrea Naranjo. Bookmark the permalink.

About Andrea Naranjo

Estudié en Conservatorio Nacional de Música - Flauta dulce barroca y clarinete y llegué a ser miembro del Conjunto de Música Antigua del Conservatorio. Estudié Antropología en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos de Lima y tengo un Master europeo en antropologia en la Universidad Libre de Bruselas. Asimismo realicé investigaciones en la Universidad de Lieja. ahora me encuentro en Belgica con mi esposo y mi hija y me dedico a preparar un proyecto de tesis,, trabajo como profesora de informatica y multimedia, dedicando una parte pequenha de mi tiempo a la divulgacion cientifica. Campos de investigación e intereses: Antropología, Sistemas complejos y su aplicacion a los fenómenos sociales, Evolución biológica/cultural, biología, Teoría social de la informática, Análisis de Redes sociales y mercados emergentes, producción de capitales intangibles en comunidades en práctica, Redes políticas y gobernanza.

6 thoughts on “Antropología y Biología Evolutiva del desarrollo ( Evo-Devo)

  1. Ping : Herencia, selección natural e izquierda « Luna Antagónica

  2. Ping : Memoria social y pensamiento lineal « Luna Antagónica

  3. Ping : Anthropologie et journalisme: vers une anthropologie publique? – James Mullooly | Luna Antagónica – Lune Antagonique

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s