La ciencia de Lost – Perdidos

La verdad no soy seguidora de Lost y no he visto un capítulo completo pues dado que mi ritmo de vida me lleva a hacer viajes aéreos por lo menos 4 veces al año prefería  abstenerme y de hecho el argumento en sí no me parecía atractivo .

Hasta hoy por la tarde hacía bromas a   Olivier , mi compañero de vida, por ser casi fanático de esa serie, pero me acabo de topar con una buena categoría en  EspacioCiencia de Martín Cagliani titulada Ciencia en Lost:

Electromagnetismo y materia exótica

El efecto Casimir

Además Cagliani empieza la primera entrega así:

"Hoy vamos a iniciar una serie de artículos que van a aclarar muchas dudas de los losties. Sí, de los seguidores de la serie de televisiónLost – Perdidos”.

Para quienes no la conocen, es una serie de televisión de ciencia ficción que trata la historia de una isla, una isla muy especial, en la que ocurren cosas muy extrañas. Sí, raras, pero que tienen explicación científica."

Y a callarme la boca :)

Enlaces relacionados en este blog:

IronMan, Software Libre, Open Source – Rapiditas de Slashdot y Barrapunto

Cube: atrapados en una formula secuencial donde quien haga la factorizacion encuentra la salida

21 MIT Black Jack Team

No existe ninguna razón para que alguien quiera tener una computadora en casa

Esta frase la dijo Ken Olson, presidente, director y fundador de Digital Equipment Corp., 1977 y la podemos leer en  Maikelnai’s Blog ( además cae perfecto en el debate de si estamos o no en el tránsito de una Era a otra ) :

Las más famosas predicciones erróneas de la historia reciente

“Las computadoras del futuro podrían llegar a pesar poco más de 1 tonelada y media”.
Popular Mechanics, previendo la implacable marcha de la ciencia, 1949

“Creo que existe un mercado mundial para tal vez… cinco computadoras”.
Thomas Watson, presidente de IBM, 1943

“He viajado a lo largo y ancho de este país y he hablado con las personas más peparadas, y puedo asegurar que el procesamiento de datos es una moda pasajera que no durará más de un año”. – El editor encargado de libros mercantiles de la editorial Prentice Hall, 1957

“No existe ninguna razón para que alguien quiera tener una computadora en casa”.
Ken Olson, presidente, director y fundador de Digital Equipment Corp., 1977

“Pero… ¿para qué sirve esto?”
Ingeniero de la División de Sistemas Avanzados de Computación de IBM, 1968, comentando sobre el microchip.

“Ese ‘teléfono’ tiene demasiados defectos como para ser considerado un medio de comunicación serio. El dispositivo no tiene ningún valor inherente para nosotros”.
Memorando interno de la Western Union, 1876.

“La caja de música sin cables no tiene un valor comercial imaginable. ¿Quién iba a pagar por enviar un mensaje a nadie en particular?”
Un socio de David Sarnoff respondiendo a una petición para invertir en la radio en la década de 1920.

“Así que nos dirigimos a Atari y le dijimos: ‘Hey, tenemos esta cosa maravillosa que hemos construido con algunos de vuestros componentes, ¿qué os parece si nos financiáis? O bien os lo entregamos. Nosotros solo queremos hacerlo. Pagad nuestro sueldo, haremos el trabajo por vosotros’. Y ellos dijeron: ‘No’. Así que luego nos fuimos a Hewlett.Packard y allí nos dijeron: “Hey, no os necesitamos. Ni siquiera habéis acabado la carrera”.
Steve Jobs, fundador de Apple Computer Inc. Intentando que Atari y HP se interesaran en la computadora personal que él y Steve Wozniak querían diseñar.

“Las acciones han alcanzado lo que parece ser una meseta permanentemente alta”.
Irving Fisher, profesor de Economía en la Universidad de Yale, 1929.

“640K deberían de ser suficientes para cualquiera”.
Bill Gates, 1981

“100 millones de dólares es demasiado dinero a pagar por Microsoft.”
IBM, 1982

Enlaces en este blog:

Cooperar para competir – La cultura colaborativa y de la transparencia se abre camino en las grandes corporaciones industriales

Redes neurobiológicas y adaptabilidad digital

El biólogo marino Juan Freire ha escrito una interesante entrada  titulada  ¿Condenados a la estupidez digital?  la cual trata  sobre la adaptación  de nuestra especie a la Era digital, citando el debate provocado  a raíz del artículo publicado por el escritor norteamericano Nicholas Carr  Is Google making us stupid? (The Atlantic Monthly),  quien apoyado en evidencias neurobiológicas postula que:

"Los usuarios de la información digital, entre los que se incluye a él mismo, nos estamos volviendo estúpidos por que la abundancia de información y los interfaces en que se nos presenta están reduciendo nuestra capacidad de concentración y de lectura reflexiva y en profundidad. El propio Carr recopila en diferentes posts las reacciones a su artículo que confirman sus argumentos (e incluso algún testimonio contrario), especialmente los efectos nocivos de lo que llama el virus de la multitarea, cuyos efectos serían la pérdida de la  capacidad para leer textos extensos, como libros, al adaptarse a un consumo rápido y masivo de contenidos cortos sobre los que, además, se realizan lecturas parciales y rápidas"

Carr ampara su teoría en

evidencias neurobiológicas que demuestran como las conexiones neuronales responden a los estímulos informativos externos y que nuestro cerebro es más plástico de lo que se pensaba y por tanto más sensible a cambios en los estímulos exteriores.

Bueno para mi esa sensibilidad y plasticidad del cerebro  que Karr llama estupidización no es otra cosa que adaptabilidad  ( las redes neuronales conforman un sistema complejo adaptativo ) y aún así, Carr insiste en llamar estupidización a quienes han perdido ciertas capacidades, pero desarrollado otras, en la Era digital, por lo que nuestra  nuestra adaptación a la era digital es lenta.

Freire concluye su entrada diciendo exactamente eso:

El humano

acaba por adaptarse, tal como ha hecho en el pasado, al ambiente tecnológico en el que le toca vivir y en ese proceso no existe una única opción posible. En este sentido es de esperar que en el futuro, y con toda seguridad ya ahora, nos enfrentemos a la información digital de formas radicalmente diferentes a como lo hacemos con la analógica y encontremos la estrategia adecuada para sacar el máximo partido a las nuevas oportunidades.Así, al menos, ha sucedido hasta el momento con todas las revoluciones tecnológicas que nos ha tocado vivir, desde el pergamino a la máquina de escribir pasando por la imprenta. Y en todos esos cambios surgieron siempre argumentos fundamentados que nos explicaban los peligros en los que nos adentrábamos y los riesgos que corría nuestra sociedad y cultura. Muchos de esos argumentos eran ciertos, pero (a pesar o gracias a ellos) la evolución siempre ha sido positiva. Lo que no acaban de explicar Carr o Keen es por que con Internet no se habría de repetir la historia.

*Citar este blog como referencia a la hora de comentar las ideas, razonamientos o coincidencias aquí leídas.
Gracias.

Falsificación y plagio : fraude en la ciencia

Luis Lafuente nos trae una nota que hace reflexionar  qué pasará en los campos de investigación donde los resultados no son medibles, o solo son medibles al ojo y criterio  del observador y cuyo peritaje  puede ser susceptible de muchos cuestionamientos (por ejemplo Pierre Bourdieu ha tratado de manera muy crítica "la ciencia como rendimiento científico" la cual se mide por medio de las citas y notas de pie de página en publicaciones en revistas).

ciencia tramposa

"Las malas prácticas en ciencia son un objeto de preocupación creciente como corresponde a una sociedad que cada vez delega más en sus expertos. Disponer de buenos peritajes, separar las pruebas de los intereses, contar con hechos contrastados, son actividades que dejaron de ser de la incumbencia exclusiva de los científicos para tener muy amplias resonancias en los más diversos ámbitos de las políticas sanitarias, medioambientales, energéticas o agroalimentarias. Nadie discute la importancia de las buenas prácticas, pero los estudios con los que contamos arrojan conclusiones inquietantes. Según un reciente estudio publicado en Nature la punta del iceberg del fraude científico estaría rondando porcentajes cercanos al 9% de lo que se publica.

La Office of Research Integrity, responsable del estudio y organismo nacional creado en USA para investigar las sospechas de fraude científico, elabora cada año una media de 24 informes sobre casos sospechosos de research misconduct (practicas irregulares de investigación). Las actuaciones de la ORI se producen a petición de las instituciones académicas cada vez que alguno de sus miembros es acusado de una conducta irregular o, en otros términos, de haber ocultado, inventado, manipulado o copiado datos para favorecer las conclusiones que mejor se acomodan a sus intereses, incluido el de redondear los datos para que las conclusiones de su trabajo merezcan el favor de alguna revista de prestigio y así poder publicar un papers.

Tras ser investigados se ha concluido que hubo 164 científicos (7,4%) que perpetraron en total 201 casos de fraude, ya sea por falsificación de datos (60%), ya sea por plagio (36%). Al extrapolarse estos datos al conjunto (155.000 en total) de los científicos financiados por los NIH, siempre según hipótesis muy prudentes (very conservatively), resultan las cifras y porcentajes previamente comentados.

El informe difundido en Nature recuerda varias veces al lector que la realidad desvelada, la ciencia tramposa, no es más que la punta de un iceberg, que anida sobre todo en las ciencias biomédicas y cuyos principales grupos de afectados son los científicos postdoctorales y los seniors. Y es que, en efecto, el problema tiene unas dimensiones alarmantes (ver aquí, aquí y aquí).

Para solucionarlo, se proponen algunas medias (ver editorial de Nature) entre las que destacan la recomendación de promover políticas de tolerancia cero, porque han comprobado que las instituciones tienden a ocultar, disfrazar o minimizar estas corruptelas por temor a que se deteriore la imagen de la institución y, como consecuencia, perder alumnos o recursos. De hecho, el 43% de quienes denunciaron la existencia de tramposos han declarado que se les presionó para que retiraran la acusación. El problema entonces es profundo y está bien arraigado en el limbo corporativista de la mayoría de las instituciones.

Piratería digital podría beneficiar a las empresas: el otro debate

Después del candente e interesante debate en el GCC originado por la publicación de varias entradas sobre el tema de la piratería ( ver A. N.  Re significando – otra vez- la piratería ¿todos somos delincuentes? , Daniel  Salas  ¿Para qué no sirve la piratería ¿Para qué no sirve la piratería? (II) ¿Para qué no sirve la piratería? (III) así como  Javier Garvich  LAS CALLES LETRADAS DE LIMA: WILSON Roberto Bustamante ¿El fin del libro?)  llega un reciente debate sobre piratería digital dado en Barrapunto ( en donde el tema es discutido entre los usuarios desde hace unos 6 años más que nada desde los dispositivos tenológicos y los derechos de autor respecto a la SGAE ,  lo mismo que en slashdot)

La ‘piratería digital’ podría beneficiar a las empresas

¿Por qué unas empresas protegen sus productos con fuerte tecnología anti-copia, mientras a otras no les importa que se copien los suyos? A esta pregunta ha intentado dar respuesta la economista Karen Croxson en la Annual Conference of the Royal Economic Society. Según la exposición de Croxson, cuando alguien copia sin autorización una película, una canción o un programa protegidos por derechos de autor, en realidad está ayudando a su creador, ya que al decírselo a sus amigos, y a los amigos de sus amigos, está realizando una campaña promocional del producto. Puesto que no se tenía una intención real de comprarlo, no se está produciendo realmente ningún daño económico a las compañías, que no deberían incluir en sus cuentas los supuestos ingresos que dejan de percibir. La única amenaza real para las ventas sería el caso en el que los verdaderos compradores se sintieran tentados a copiar el producto en lugar de comprarlo.


Algunos comentaristas han reaccionado con cierta pereza pues algunos consideramos que tal afirmación es una especie de perogrullada empresarial, es decir que hace mucho se tiene presente que la divulgación de productos culturales por medio de la copia ayuda mucho a la promoción de dicho producto.

P.D. Debo de aclarar como comenté en Bloody Hell, que el artículo que publiqué en el GCC fue publicado el 2006 (  acá y acá el artículo en mi opinión ha envejecido pero su publicación me parecía pertinente dado lo coyuntural del tema) y da vueltas en varios sitios web bajo licencia CC desde esa época, artículo el cual fue fruto de la observación de un fenómeno desde el año 2004 que fue tomando forma en los claustros a académicos, a saber, la transgresión sistemática de la ley vía el consumo de copias piratas de productos culturales en una periferia económica y cultural, y la asistencia a la presentación de las Licencias Creatives Commons en Perú ( de hecho es mucho más que ese artículo de tono un tanto conspiranoico) y presenté un trabajo más extenso a finales de 2006 en un Semimario en la Facultad de CC SS de la UNMSM.

Otro punto de influencia fue el ser usuaria de Napster un programa ( 2000- 2001) donde te conectabas P2P y compartías tu música con otro usuarios. La naturaleza propia de Internet  (compartir archivos) se había vuelto delincuencial pues el formato digital estaba eliminado a los intermediarios  siendo napster cerrado en el 2001.
Con ese hecho se vió necesario la reglamentación de este nuevo canal comunicacional el cual no puede pretender ser regulado con herramientas legales de la Era industrial ese es mi punto dese siempre.

Cuando hablo de "resignificar" la piratería no es para hacer elogios a una cultura del robo y de la no citación o referencia, sino de que muchas conductas que son tomadas como delicuenciales , simplemente no lo son o están dejando de serlo pues el autor puede otorgar en la actualidad y de manera legal, derechos de copia de su obra al consumidor liberándolo de la carga de ser "delincuente", por no adquirir un producto a los intermediarios de siempre con el sabido sobrecosto, lo cual se diferencia de las mafias de la piratería. Este cambio está ligado al nacimiento del soporte digital de las producciones culturales gracias al canal comunicacional llamado Internet.

Tal vez fui muy voluntarista al reproducir la recomendación que Lessig hizo al público sobre que antes de firmar un TLC con EE UU se debían incorporar herramientas legales sobre derechos de autor como las Licencias Creatives Commons las que no son sino una implementación a la legislación de Derechos de Autor para las producciones en formato digital donde el autor ejerce la libertad de otorgar algunos derechos al consumidor para proteger su autoría en lo que se considera la Era Digital, donde las formas de producción reproducción y consumo forjadas hace más de trescientos años han sufrido un cambio dramático, por lo que no se trata de "eliminar" los derechos de autor sino que éstos se adapten y adopten herramientas que doten de libertad al productor y al consumidor para que puedan elegir qué tipo de distribución desean a un costo justo y con respeto de autoría respectiva.

Enlaces relacionados:

La era industrial vista como una anomali

RadioHead deja EMI y gana 9 millones con su album en Internet / El Pais libera contenidos

Blockbuster se pierde en la antigua era

MP3 Chinos: ¿Hardware libre + Software Libre?= Música libre¡ : Proyecto Swan – S1mp3

Roba esta pelicula, el documental : La leyes de propiedad intelectual en debate

H.S.: Una conversación con Javier Corcuera

La propiedad intelectual en las artes y la cultura- Katitza Rodriguez Internet- Derecho- Sociedad
Le Monde Diplomatique Perú: Los mixtapes y los derechos de autor La calle desplaza a las discográficas
Gran Combo Club: Cultura fotocopia

Kolumna Okupa : El saber- mercancía, las fotocopias y el poder

El blog del Morsa ¿El fin del libro?

La ciencia como parte de la cultura: Sokal, Descola y la Tercera Cultura

Buscando "cortitas" de Slashdot y Barrapunto en el Google Reader me encuentro con un interesante artículo  en Evolutionibus que va con el tenor de lo que tratamos acá hace unos meses sobre la separación de la ciencia y la cultura, artículo que cita además las pertinentes críticas de los físicos Alan Sokal y Jean Bricmont sobre la relatividad con que en la actualidad muchos científicos sociales, filósofos y literatos interpretan la información y conocimientos producidos desde las llamadas "ciencias duras" sin tratar de establecer diálogo alguno ( se podría decir que dicha actitid viene de ambos "lados"), diseminando así entre los estudios culturales , filosóficos y literarios un conocimiento pseudocientífico (ver Escándalo Sokal):

"Evolucion cultural y biologica

Las ciencias de la naturaleza y las ciencias de la cultura – como dice Philippe Descola – han vivido y viven separadas nuestros caminos de acceso al conocimiento fragmentados. En la antropología el estudio de la cultura como producto de la especie humana, su origen, flujo y reproducción, así como los descubrimientos genéticos y físicos en el campo neuronal han ido de la mano desde siempre aportando datos ( desde la antropología física/biológica, Antropología Social/cultural, hasta la antropología congnitiva).

"Recurrencia: la ciencia como parte de la cultura

Fuente: El Blog de Evolutionibus: Evolución, divulgación y algo de opinión
"En el siglo XVII, el llamado de la revolución científica, a personajes como Newton o Kepler se les llamaba filósofos naturales, puesto que ejercían la filosofía, que según la RAE es el “conjunto de saberes que busca establecer, de manera racional, los principios más generales que organizan y orientan el conocimiento de la realidad, así como el sentido del obrar humano.”

Sin embargo, justo a partir de esa época, dada la especialización y las evidentes diferencias entre los métodos “filosófico” y científico, a estos filósofos naturales se les pasó a denominar científicos, separándolos directamente de lo que se entendía por filosofía, aunque también tratasen de dar una explicación a la naturaleza utiliza, si bien por caminos diferentes.

En el siglo XIX la fractura existente entre ambos mundos, el filosófico y el científico, era irreconciliable, y a principios del XX, simplemente, la cultura pertenecía exclusivamente al mundo de las letras por extensión, siendo la ciencia una cuestión de unos pocos.

Así las cosas, los literatos se apropiaron de la cultura (y, por extensión, el término intelectual también), era suya en exclusiva, como ya certificaba C. P. Snow (científico y novelista) en una conferencia en Cambridge en 1959. Allí fundaba el concepto de las dos culturas, el científico y el humanista, que se habían ido separando irreconciliablemente. Algo más adelante, en 1963, publicó la misma conferencia corregida, y allí apareció el término tercera cultura, que debería de servir de puente entre las dos primeras.

En la misma línea de Snow, John Brockman publica en 1991 un libro titulado “La Tercera Cultura” (publicado en Metatemas y disponible en la web) en el que ahonda más en la cuestión. A partir de los años ochenta se observa un interesante fenómeno: los científicos toman al asalto la primera cultura y comienzan a escribir libros directamente dedicados al público en general. Autores como Carl Sagan (y antes, Einstein y otros) escriben obras que se convierten en best sellers y cuya temática es la ciencia, algo impensable hasta ese momento.

Cuenta Brockman en una entrevista para el programa REDES de TVE que en esa época, la polarización se daba entre literatos y científicos (en NuevaYork). Los literatos carecían por completo de conocimientos científicos y se vanagloriaban de ello. Ridiculizaban a los científicos y veían sus obras con auténtico desdén. Según el mismo Brockman, el caso contrario no solía ocurrir: ningún científico podía presumir de no haber leído a Shakespeare. Sin embargo, el mundo del artista siempre era más abierto y cercano al científico, y a través de ellos se produjo esa conexión.

En palabras textuales de Brokman, “la tercera cultura consiste en aquellos científicos y otros pensadores del mundo empírico que, a través de su trabajo y de sus escritos expositivos, ocupan el lugar de los intelectuales tradicionales al hacer visibles los significados más profundos de nuestra vida y redefinir quién y qué somos”. También añade esto otro en un ensayo del 92: “Una educación de la década de 1950 en Freud, Marx y el modernismo no es una cualificación suficiente para un pensador de la de 1990.

De hecho, los intelectuales estadounidenses tradicionales son, en cierto sentido, cada vez más reaccionarios, y orgullosamente (y perversamente) ajenos a muchos de los logros intelectuales verdaderamente importantes de nuestro tiempo. Su cultura, que desdeña la ciencia, a menudo no es empírica. Utiliza su propia jerga y lava sus propios trapos sucios. Se caracteriza fundamentalmente por el comentario sobre comentarios, la fuerte espiral de observaciones que acaba llegando a un punto en el que se pierde el mundo real” Es justo el terreno abonado para la difusión de todo lo relacionado con las pseudociencias.

Precisamente, harto de que los intelectuales corrompieran el lenguaje científico, lo tergiversaran y crearan con él un engendro ininteligible, Alan Sokal provocó un terremoto en el mundo de la cultura el año 1996. Sokal, físico teórico francés, se familiarizó hasta el extremo con esa jerga intelectualoide y escribió un artículo que sepodría traducir por Transgrediendo los límites: hacia una hermenéutica transformativa de la gravedad cuántica (sic). Se lo publicaron en un número especial de una revista bastante reputada en ese entorno. El artículo recreaba todas las críticas y tópicos acerca de la ciencia que circulaban por entonces (y aún hoy), y fue santificada por el directo con la frase “un intento serio de un científico profesional de buscar a partir de la filosofía posmoderna afirmaciones útiles para los desarrollos de su especialidad”. La historia iba especialmente dirigida a una especie de izquierda intelectual postmoderna (probablemente la misma que aún existe hoy y que avala desde las esferas más altas la subvención pública de falsas medicinas).

Un año más tarde, Sokal y Jean Bricmont publican el famoso libro Imposturas Intelectuales (está en Paidós). En él explican el objeto de la burla y plantean un debate sobre el significado de las dos culturas. En palabras de ellos mismos, “confundir la hostilidad a la injusticia y a la opresión, con la hostilidad a la ciencia y a la racionalidad es un sinsentido”.

La situación actual es relativamente menos hostil que hace una década. La literatura científica es, de hecho, parte del mundo cultural, por más que siga estableciéndose la dicotomía en muchos medios de comunicación “Ciencia y cultura”.

Los libros de divulgación científica han alcanzado una gran diversidad de títulos y difusión. Desde Carl Sagan e Isaac Asimov (a los cuales muchos debemos el interés por la ciencia) el número de autores empeñados en abrir al mundo los entresijos de la ciencia es enorme: Stephen Jay Gould, Richard Dawkins, Stephen Hawking, Bill Bryson, Paul Davies, Manuel Toharia, Martin Gardner, Jorge Wagensberg, James Watson, Juan Luis Arsuaga, Oliver Sacks, José Manuel Sánchez Ron (atención a su último libro con Mingote) y un largo etcétera."

Todos ellos, por increíble que parezca, se proponen dar una visión humana de la Naturaleza desde el punto de vista de la ciencia, enfrentándose a un mundo que, por increíble que parezca dada su dependencia de ella, aún la teme.

Enlaces relacionados:

El “poderoso” gen Neandertal y el habla : biologia antropologia y evolucion

Imposturas intelectuales Recensión de la obra de A. Sokal y J. Bricmont

Alan Sokal

Se documenta incorporación de ADN ambiental en un animal pluricelular

Se documenta incorporación de ADN ambiental en un animal pluricelular

Fuente Neofronteras

Se documenta el primer caso de transferencia horizontal de genes foráneos al genoma de un animal acuático pluricelular, en lo que sería una extraña forma de adquirir variabilidad genética distinta al sexo. Los genes además proceden de otras especies, incluso lejanas filogenéticamente.

"Al parecer este animal microscópico pluricelular de agua dulce puede incorporar fragmentos de ADN en su genoma durante su vida. Se ha podido documentar una masiva transferencia horizontal de genes procedentes de bacterias, hongos e incluso plantas al genoma de rotíferos de la clase Bdelloidea. El estudio muestra se pueden incorporar genes nuevos en un genoma de una manera fundamental diferente a la de la mayoría de los demás animales y que habitualmente consiste en el cruce sexual de machos y hembras. Este nuevo sistema sería como eliminar el sexo de la reproducción sexual. El trabajo es publicado en Science por Irina Arkhipova, Matthew Meselson y Eugene Gladyshev.
Aunque la transferencia horizontal de genes es común entre las bacterias no se había documentado hasta el momento un caso de esta magnitud en el mundo animal hasta la publicación de este estudio.

Este resultado puede que ayude a entender por qué estos animales, que no tienen reproducción sexual, han conseguido diversificarse en cientos de especies en solamente 40 millones de años de evolución.
La reproducción sexual permite introducir variación genética en la descendencia y gracias a ella, y a la selección natural, la evolución se puede dar de una manera más rápida. La recombinación genética que proporciona confiere a la descendencia una mayor diversificación y por tanto una mayor capacidad para que la población se adapte a los cambios ambientales.

Los rotíferos de la clase Bdelloidea contradicen esta noción al no poseer reproducción sexual (todos son hembras) y sin embargo exhibir gran capacidad cambio evolutivo. Esto era un problema bastante misterioso, algo que en determinados círculos se le ha llamado “escándalo evolutivo”.
Este estudio aclararía esta contradicción al sugerir que estos animales incorporan ADN foráneo del ambiente, incluyendo el de otros rotíferos. Desde el punto de vista evolutivo sería tan bueno como la reproducción sexual estándar. Según Gladyshev este mecanismo, en principio, daría a estos seres la posibilidad de aprovecharse de un metagenoma ambiental:

Esta idea está inspirada de un trabajo reciente de Gladyshev y Meselson (2008) que muestra que estos seres son excepcionalmente buenos recuperándose de los daños producidos por las radiaciones ionizantes que normalmente destruyen el ADN. El talento de este ser en la reparación del ADN roto puede haber evolucionado para recuperarse de un estilo de vida en el que está presente la desecación.
Los rotíferos fueron descubiertos en 1702 cuando el pionero de la microscopía Antony van Leeuwenhoek añadió agua a una mota de polvo recolectada de un canalón exterior de su casa y observo el resultado con su microscopio. El organismo fue descrito en una carta a la Royal Society (RU), institución que todavía posee el sobre de original.

Fuentes y referencias ( Neofronteras):
Nota de prensa en Marine Biological Laboratory.
A common aquatic animal’s genome can capture foreign DNA.

Enlaces relacionados:

Nuevo paso en la investigacion de la aparición de la vida sobre la Tierra: fragmentos de ADN se autoorganizan en cristales líquidos

Antropología y Biología Evolutiva del desarrollo ( Evo-Devo)

Astronomía para niños por Phil Plait de Bad Astronomy Blog

Una linda auto entrevista hecha por Phil Plait -Bad Astronomy Blog – de quien hemos publicado en este blog Los mayores engaños de la astronomía

Fuente: esta transcripición es tomada de Astroseti y fue traducida por Lourdes Cahuich de la serie de vídeos colgados por Phil Plait serie titulada Astronomy questions from kids.

Phil Plait (Bad Astronomer) responde preguntas sobre astronomía

Phil Plait (Bad Astronomy) responde a niños de primaria preguntas acerca de la Astronomía (1a parte)

Phil Plait: Mi amiga Teena Anderson es una maestra de 6º grado en Austin Texas, ella le comentó a sus estudiantes que tenía un amigo astrónomo y como sus alumnos tenían muchas preguntas sobre astronomía decidieron recopilarlas y entregármelas para que yo las respondiera en video. He aquí las preguntas:

P1 ¿Por qué te llaman Bad Astronomer (Mal Astrónomo)?

R1.- Bueno, a mi mamá no le gusta, pero el nombre viene de trabajar con mala astronomía, es decir, mitos y conceptos falsos sobre astronomía, por ejemplo las personas que creen que nunca se llegó a la Luna o que se puede poner parado un huevo solamente el primer día de primavera, cosas por el estilo. Yo hablo sobre estos conceptos erróneos en mi sitio web. Así pues no es que yo sea un mal astrónomo, sino que trato con la astronomía mal entendida; de ahí viene mi sobrenombre.

P2.- ¿Alguna vez has estado en el espacio?

R2.- Bueno, me encantaría estar en el espacio, que genial sería flotar en la microgravedad orbitando la Tierra, o el poder soltar un alimento en microgravedad y poderlo atrapar directamente en la boca, todo ese tipo de cosas serian muy divertidas.

El problema es que me da terror tener que estar en un cohete, incluso me dan miedo las montañas rusas; así pues, estar en un cohete no es algo que me guste hacer, pero por otra parte hay muchas personas a las que les encanta este tipo de cosas. Conozco astronautas que lo adoran y no pueden esperar a viajar al espacio.

Quizá algún día sean ustedes los que viajen al espacio; si de verdad lo quieren hacer es trabajar muy duro estudiando fuerte y si cumplen los requisitos pueden aplicar para ser astronautas y quizá algún día puedan caminar en la Luna.

P3.- ¿Crees que existen los extraterrestres?

R3.- Pienso que es probable que existan pero no lo se con certeza, y he aquí por qué. Cuando yo tenía su edad, no sabíamos de la existencia de otros planetas alrededor de otras estrellas pero a partir de 1995 los astrónomos comenzaron a encontrar planetas orbitando otras estrellas, aunque la mayoría son planetas gigantes como Júpiter, compuestos en su mayor parte por gas, por lo que imaginamos que seria difícil que hubiera vida en planetas así; pero el hecho de descubrir otros planetas quiere decir que estos existen, se pueden formar y que es un hecho que existen orbitando otras estrellas. Esto quiere decir que pueden existir muchos miles de millones de otros planetas tan solo en nuestra galaxia; y existen miles de millones de galaxias en el Universo.

Así pues, viendo los números, parece muy probable que existan seres vivos en otras partes del universo.

Pero de eso a que estén visitándonos, no lo creo, yo pienso que si hubiera extraterrestres visitándonos en sus naves, tendríamos una mejor evidencia de ello que fotos borrosas y videos deficientes y ese tipo de cosas. Quizás algún día; la búsqueda de inteligencia extraterrestre es un programa de búsqueda que usa ondas de radio, grandes platos de radiotelescopios para tratar de detectar señales de vida extraterrestre. Es posible que algún día se encuentre evidencia de inteligencia extraterrestre, eso sería muy emocionante, pero por ahora no hay tal evidencia, espero que pronto podamos encontrar planetas similares a la Tierra, con lo que la probabilidad de vida extraterrestre se incrementaría enormemente.

P4.- Esta es una de mis preguntas favoritas, si fueras científico ¿en qué área te gustaría trabajar?

R4.- Bueno, de hecho yo soy científico; tengo un grado en astronomía e hice investigación usando el Telescopio Espacial Hubble y participe en proyectos pequeños. Después me di cuenta de que prefiero escribir sobre astronomía y hablar de ella con los niños; es genial hacer investigación científica, es muy emocionante y hay mucho que aprender del Universo,; pero también es muy divertido, en especial para personas como yo, el hablar y escribir sobre ella y hacer que otras personas la encuentren emocionante. Por eso decidí dedicarme a eso.

P5.- ¿Podría existir vida en Marte o en algún otro planeta? ¿cuál planeta crees tu que pudiera tener vida extraterrestre?

R5.- Marte es un buen candidato para buscar vida extraterrestre, hace mucho tiempo, miles de millones de años atrás, existió agua en la superficie de Marte, hay mucha evidencia al respecto; y se piensa que la vida puede surgir donde hay agua.

Por eso es un buen lugar para buscar, y la NASA junto con otras Agencias están desarrollando sondas y detectores que lleguen a la superficie de Marte y que orbiten a su alrededor, para buscar señales de vida. Así pues es probable que encontremos evidencia y de ser así, en mi opinión personal, creo que encontraremos evidencia de que Marte tuvo vida hace mucho tiempo pero no actualmente. Aunque sería muy emocionante encontrar evidencia de vida ahora, si hubieran bacterias o algo similar en Marte ahora.

Pero Marte no es el único lugar dónde buscar. Está el satélite de Júpiter, llamado Europa, que básicamente es una gran bola cubierta de hielo , y bajo esa cubierta helada tiene un océano de agua líquida; el satélite por completo podría ser un gran océano con la superficie congelada.

Se ha comentado mucho la idea de enviar sondas a Europa para que excaven bajo la superficie del hielo, dentro del océano y busquen evidencias de vida ahí.

Existe otro satélite de Saturno llamado Encelado, el cual es muy parecido a Europa y también podría tener vida en un océano subterráneo.

El satélite más grande de Saturno, Titán, tiene una atmósfera densa en su mayor parte de metano, y hay evidencia de moléculas orgánicas, compuestos de carbón que pueden ser básicos para la vida, por lo que es posible de que ahí exista vida también

Así pues hay muchos lugares en nuestro Sistema Solar dónde buscar vida, lo que tenemos que hacer es ir a esos lugares y buscar evidencia de ello; construir naves que viajen a esos lugares y busquen señales de vida.

Quizá algún día enviemos personas a esos lugares para descubrir si estamos o no solos en el Sistema Solar.

Incluso si encontráramos solamente bacterias, sería un enorme descubrimiento y sería genial.

P6.- ¿Los humanos podrían vivir algún día en la Luna o en Marte?

R6.- Si, si lo haremos. La NASA tiene el proyecto de enviar personas a la Luna para el año 2020 más o menos, y más adelante llevar gente a Marte y en algún momento se pueda vivir ahí. Aunque va a pasar mucho tiempo para eso, Marte es un lugar mucho muy lejano y es muy difícil llegar ahí; en cambio la Luna esta mucho más cerca, se puede llegar en tres días ahí mediante cohetes, así que, quien sabe, para el momento en que ustedes cumplan los treinta años y hayan terminado todos sus estudios universitarios quizá puedan estar viviendo en la Luna.

P7.- ¿Cuál es tu planeta favorito?

R7.- Esa pregunta es fácil. Mi planeta favorito es la Tierra, y eso es por que vivimos aquí, me gusta y es hermoso; tiene aire que podemos respirar y ese tipo de cosas.

Si se refieren a un planeta diferente a la Tierra, diría que Saturno, simplemente por que Saturno tiene esos magníficos anillos que se pueden ver incluso usando un telescopio pequeño, que era el tipo de telescopio que yo tenía cuando era niño, de esos telescopios baratos de juguete, aún con ellos se pueden ver los anillos de Saturno que son hermosos.
Hemos enviado sondas a Saturno, como el orbitador Cassini que nos esta enviando fotografías increíblemente bellas de Saturno, sus anillos y satélites.

Pienso que si le preguntas a la mayoría de los astrónomos estarán de acuerdo en que su planeta favorito es Saturno

P8.- Plutón ¿es planeta o no?

R8.- Buena pregunta. Tenemos una definición de lo que es un planeta. Personalmente pienso que definir lo que es un planeta es algo tonto, y algo en verdad difícil de hacer. Pero hay un grupo de gente que es parte de la Union Astronómica Internacional, un grupo de astrónomos profesionales, y ellos una lista de las características que definen a un planeta, y de acuerdo a esas características, Plutón no es un planeta.

En cierta manera estoy de acuerdo, ya que sin importar el tipo de definición de planetas, aunque sea una definición muy vaga, Plutón no podría ser uno; ya que es demasiado pequeño, parece más un gran pedazo de hielo y hay varios miles de objetos que son similares a Plutón que se han encontrado más allá de la órbita de Plutón y aunque parece que Plutón es de los más grandes de este tipo, probablemente encontremos objetos más grandes que él más adelante, y que estén más lejos del Sol. Por todo esto yo pienso que Plutón no es un planeta, pero el definir qué es un planeta me parece que es muy difícil. Aun así si ustedes quieren pensar en Plutón como planeta, pueden hacerlo, pero oficialmente y de acuerdo a la definición de lo que se entiende por planeta, no lo es.

P9.- ¿Por qué la gravedad es diferente en la Luna que en la Tierra?

R9.- La gravedad que ustedes sienten al estar en la superficie de un planeta depende de dos cosas: primero, de la masa del planeta, qué tan compacto es el material que lo compone y segundo, de su tamaño. Cuando se hacen los cálculos, una ecuación sencilla que involucra el tamaño y la masa del planeta, resulta que se puede calcular la gravedad en el objeto.

Cuando se hacen esos cálculos para la Tierra se encuentra con que la gravedad en la Tierra es mayor ya que es más compacta que la Luna y es de mayor tamaño. Resulta que la gravedad de la Tierra es seis veces mayor que la de la Luna al estar en la superficie.

Esto sucede con otros planetas, por ejemplo Marte es menos masivo que la Tierra y de aproximadamente el mismo tamaño por lo que su gravedad es la mitad que la de la Tierra; en cambio Júpiter es mucho más masivo y mucho más grande, propiamente dicho Júpiter no tiene una superficie, pues está compuesto en su mayor parte por gas y su atmósfera es muy grande y densa; pero si imaginamos que estamos flotando en las nube superiores de Júpiter, encontraríamos que la gravedad sería más del doble de la que se siente en la Tierra. Por lo que todo depende del tamaño y qué tan masivo es el planeta.

P10.- ¿Por qué los planetas son redondos?

R10.- Los planetas son redondos debido a la gravedad. Si son lo suficientemente masivos para tener cierta gravedad, ésta “jalará” todo hacia el centro, lo que le dará al objeto una hermosa forma de bola redonda; se requiere de cierto tamaño y masa para lograr eso. Por ejemplo, la Luna tiene un diámetro de 1000 kilómetros más o menos, y es redonda, por lo que sabemos que es lo suficientemente grande y densa para tener esa forma. Hay otros objetos más pequeños, como Ceres, que es un asteroide, y que tiene menos de 500 kilómetros de diámetro y tiene una forma más o menos esférica; así que algún objeto más o menos de 500 kilómetros usualmente tiene masa suficiente para tener forma redonda. Pero hay objetos más pequeños que no tienen esa forma.

Yo no tengo forma esférica, pues mi gravedad no es tan fuerte como para darme forma de esfera; se tiene que ser mayor o igual de grande que un planeta para tener esa forma, eso incluye a las estrellas, que son gigantescas en comparación. Así pues la forma esférica depende de la gravedad del objeto

21 MIT Black Jack Team

Ciencia e investigación ¿quién no piensa en el Massachusetts Institute of Technology MIT, cuando se nombran esas dos palabras desde la disciplina que sea? mas el MIT nunca aparece en nuestras mentes cuando pensamos en estafa y de eso se trata el filme 21 MIT Black Jack Team : grandes mentes, grandes estafas, como niños con un mundo entre sus manos ¿cómo juzgar a un grupo que estafaba a los casinos tan solo con contar cartas ?.

El MIT, una universidad privada fundada en 1861 en el seno de un Estados Unidos en creciente industrializacón, se basó en el principio de "aprender haciendo" universidad la cual se consolidó como centro de investigación y desarrollo a partir de la Segunda Guerra Mundial, ampliando sus competencias básicas en ciencia y tecnología hacia las ciencias sociales incluyendo la economía, la lingüística, las ciencias políticas y la gestión.
El MIT se caracteriza además de sus 72 premios Nobel y 47 ganadores de la Medalla Nacional de Ciencia
por generar graduados con una gran capacidad técnica, un espíritu de empresa que provoca innovaciones.

Es así que aprovechando la aureola mítica de dicha universidad se ha producido el filme 21 MIT Black Jack Team el cual se basa en la historia de un grupo de estudiantes y ex estudiantes del Harvard Business School, Harvard University, que comenzaron a jugar Blackjack en el MIT a partir de haber llevado un mini curso llamado ‘How to Gamble if You Must’ en el Periodo de Actividades Independientes de dicha universidad .

Este grupo creado en 1979 y que duró hasta comienzos del siglo XXI empezó a utilizar "técnicas y estrategias sofisticadas para ganar el juego blackjack en casinos de todo el mundo.

Slashdot habla de 21 MIT Black Jack Team así:

The Real MIT Blackjack Mastermind

"Todo el mundo ha comenzado a hablar sobre las verdaderas identidades de blackjack del MIT los miembros ficticios del equipo película cuyo guión se basa en un libro publicado en 2002 Así el empresario y desarrollador de negocios en Internet y bienes raíces Bill Kaplan está diciendo que si alguien es la base de Micky Rosa, ( el profesor interpretado por Kevin Spacey) es él.

Enlaces relacionados:

Cube: atrapados en una formula secuencial donde quien haga la factorizacion encuentra la salida