Ciencia y religion en las elecciones norteamericanas 2012

¿Que pasaria con los cursos de ciencia en Estados Unidos si ganara Mitt Romney?.

¿Se imaginan el contenido de los cursos de biología o historia de la ciencia?

"El universo apareció hace seis mil años …",

¿o un curso de anatomia en   criminología?:

"Una mujer que tiene una" violación real ", no puede quedar embarazada debido a que el cuerpo de la mujer está intentando por todos los medios bloquear todo  eso" ( Declaraciones de Tod Arkin, candidato a Senador por el Estado de Missouri).

Pues como podemos suponer, las consecuencias serian terribles ya  que si bien Romney  dice estar de acuerdo con la teoria de la evolucion, defiende el "diseño inteligente", la nueva cara (pseudo) científica del creacionismo, una nueva cara con apariencia mas "logica" que pretende llenar todos los requisitos de validacion que la lleve a transformarse en un paradigma cientifico  pero…

La  "anti-evolution legislation" .

Toda persona tiene derecho de creer o no creer, de ser teista o ateista, o al menos asi deberia ser, pero para el candidato presidencial Mitt Romney y para muchos representantes republicanos, ensenhar la Teoria de la Evolucion en el colegio es un acto "ideologico que podria llevar a la gente a  convertirse en atea y por consecuencia en un peligroso criminal.

A pesar de que el candidato republicano Mitt Romney ha afirmado "que no se debe dar un curso de religion en las escuelas", habria que dar un vistazo a los proyectos de ley del Senador   Josh Brecheen o  Jerry   Bergevinde New Hampshire , quienes son los abanderados de lo que la prensa en Estados Unidos llama  la  "anti-evolution legislation" .

Incluso  Jerry   Bergevinde  ha llegado a afirmar  que el ser ateo es el equivalente a ser un criminal nazi, ya que al parecer se pretende poner en el mismo nivel la Teoria de la evolucion a  una ideologia politica.:

“I want the full portrait of evolution and the people who came up with the ideas to be presented. It’s a worldview and it’s godless. Atheism has been tried in various societies, and they’ve been pretty criminal domestically and internationally. The Soviet Union, Cuba, the Nazis, China today: they don’t respect human rights. ( Jerry   Bergevinde )

Esperemos que el oscurantismoo anti cientifico no vuelva…

Enlaces relacionados en este blog

Debate electoral sobre ciencia en Estados Unidos

La política científica en Obama y McCain

Ciencia y Religion en las elecciones norteamericanas

Ciencia y ciudadanía un tema de agenda mundial

Democracia y cambio social 2.0

Obama invoca a Lawrence Lessig para la renovación de la administración norteamericana

Género, sexo y mujer en la Teoría de la evolución

Fuentes usadas: Wikipedia e Información.es Darwin y la perspectiva de Género

Si bien Charles Darwin era un anti esclavista (influenciado por su abuelo Erasmus Darwin) éste estaba convencido que a través de la Teoría de la evolución,  podía comprobar que la mujer era "inferior" a su par masculino.

El androcentrismo  científico se pone de manifiesto, pero es precisamente una mujer la que cuatro años después de la publicación de El origen del hombre y la selección en relación al sexo , publicaría "La naturaleza a lo largo de los sexos" . Estamos hablando de Antoinette Brown Blackwell quien a pesar de su religiosidad, se distinguió en  su lucha por expandir los derechos de la mujer  a través de la …  religión, pero tengamos en cuenta que estamos hablando de finales del siglo XIX.  Antoinette Brown Blackwell participó en la Fundación de la Asociación Americana Mujer de  sufragio en apoyo de la Decimocuarta Enmienda a la Constitución. Fundó la Asociación para la Promoción de la Mujer.

A la científica francesa (feminista y darwinista social de la época) Clémence Royer se le debe la primera traducción en francés de la obra de Charles Darwin. Es la primera mujer en ser admitida en  la Société d’anthropologie de Paris,

Mary Wollstonecraft – A Vindication of the Rights of Woman

Louise Michel

Emma Goldman Palabras mayores.

Ella estuvo distanciada de la primera ola feminista pro sufragio.  Su escritura y conferencias abarcaron una amplia variedad de cuestiones, incluidas las cárceles , el ateísmo, la libertad de expresión, el militarismo, el capitalismo, el matrimonio, el amor libre, y la homosexualidad. Si bien rechazó la ortodoxia y el pensamiento fundamentalista, fue un importante contribuyente a varios campos de la filosofía política moderna. Fue influenciada por una gran diversidad de pensadores y escritores, entre ellos Mijail Bakunin, Henry David Thoreau, Peter Kropotkin, Ralph Waldo Emerson, Nikolai Chernyshevsky, y Mary Wollstonecraft. Otro filósofo que influyó en Goldman fue Friedrich Nietzsche.

En el Perú

Clorinda Matto de Turner

Flora Tristán

Rebeca Carrión Cachot Sobre ella ver : Fabiola Yeckting (UNMSM) “El horizonte de Rebeca Carrión Cachot y la cultura de hoy”  y Ernesto Nava

De lectura obligada:

El papel de la mujer en la evolución humana Carolina Martinez a quien pueden leer en El escéptico digital

Alicia Puleo La discípula feminista de Darwin

Entrada a ampliarse durante el día

Enlaces relacionados:

Mujeres en la ciencia El sistema de Doble ciego en las publicaciones científicas en debate

Sobre el origen femenino de dios y el ateísmo masculino

Mujeres y pensamiento biológico : del androcentrismo en el conocimiento científico

El origen biológico de la cultura, Una mirada desde la antropología

Herencia, selección natural e ideologías políticas

Alfred Russel Wallace 1823-1913  – Sofía de Teresa Trueba, México D.F. Facultad de Ciencias UNAM

Antropología y Biología Evolutiva del desarrollo ( Evo-Devo)

Ideologías políticas y el comportamiento exploratorio: entre la neofilia y neofobia

De miedos y neofobias: el pensamiento conservador

Raza, fenotipo e inteligencia

Una interesante entrada en La revolución naturalista titulada  Nature: Raza e inteligencia señala un debate en Nature respecto a un tema  bastante sensible:  Should scientists study race and IQ? NO: Science and  society do not benefit -¿Deben los científicos estudiar las relaciones entre raza  e inteligencia?-, sensible sobre todo con el reciente antecedente de  James Watson , Premio Nobel de Medicina 1962 y  co descubridor de la estructura del ADN ,quien declaró  lo que él piensa de la diferencia de capacidades de razonamiento entre los diversos tipos  tipos humanos:

“Los negros no tienen por qué poseer la misma inteligencia que los blancos es por ello la ineficacia de las políticas occidentales hacia África” Rastreando a Watson: ¿qué tan profundo es el racismo científico?


En   Nature: Raza e inteligencia ¿Deben los científicos estudiar las relaciones entre raza  e inteligencia? E.R. apunta:

Steven Rose piensa que no. En primer lugar, porque la ciencia no tiene por qué investigarlo todo.

Es decir, el estudio de la relación entre raza (término que en biología a entrado en desuso y que es reemplazado por cline para señalar "el cambio gradual de rasgos fenotípicos de una misma especie por influjos y condiciones medioambientales")  e inteligencia sería como estudiar

la eficacia terapéutica de las oraciones o los pronósticos publicados en horóscopos.

Por otro lado, continúa Robredo:

Ceci y Williams apuntan que "cuando los científicos son silenciados por los colegas, los administradores, los editores y los patrocinadores que piensan que es inapropiado el mero hecho de plantear ciertas cuestiones, el proceso comienza a parecerse más a la religión que a la ciencia. Bajo un régimen semejante, corremos el riesgo de perder una generación en investigaciones que necesitamos desesperadamente.

Darwin 200 y el debate sobre la relación entre  raza e inteligencia está en pleno auge.

Cabe señalar que la raza en la especie humana, ha devenido en connotación social más que científica.
En antropología física se utilizaba el término raza para designar la diversidad en nuestra especie. Hoy en día en cualquier curso de introducción a la biología evolutiva (por ejemplo, cuando se lleva antropología forense) se señala que ya no se usa más raza.
Es preferible hablar de cline antes que raza.

Ahora, ya que el uso de raza como clasificación socioeconómica y cultural se da de manera generalizada, sí es interesante, como apunta Robredo,  que  "la ciencia   pueda y quizás deba estudiar factores raciales cuando aborda temas socioeconómicos o biomédicos."

Racismo,  inteligencia  y educación:  el caso peruano

En el marco académico local  en  GCC se toca el tema de los Trasfondos sociales del examen de admisión a la Universidad Nacional de Ingeniería

La UNI es una universidad pública cuyas tarifas de admisión pueden verse aquí. Son costos relativametne bajos y diferenciados según se estudió en colegios privados o estatales, primeros alumnos, víctimas del terrorismo, deportistas calificados, etc. Posiblemente, y es una hipótesis que sería interesante verificar cuantitativamente, si los costos fueran más altos, los apellidos quechuas y aymaras desaparecerían no sólo de los primeros puestos, sino en general, como al parecer ocurre en las universidades privadas. En ese caso, el tema no sería la discriminación racial (exclusión de alguien exclusivamente por razón de su raza), sino que muchas personas de raza indígena no se educan porque no tienen los recursos económicos para pagar por su educación. Sería un tema de dotación de recursos y de restricciones de liquidez. Los resultados de la admisión a la UNI permiten visualizar el talento que se perdería por no tener los medios para su educación. Esto casa muy bien con lo que señala Hugo Ñopo en este post, que no encuentra evidencia de discriminación racial en mercados de trabajo urbanos. Lo que ocurre es que hay “diferencias abismales entre individuos con rasgos indígenas e individuos con rasgos blancos en el acceso a educación”.

¿Qué tan grande es la influencia de los prejuicios raciales pseudocientíficos en las políticas públicas en países como el nuestro?

En esto  vale la pena recordar a Alan Sokal en Tomando en serio las evidencias

"Podría parecer obvio que la política pública debe basarse en la realidad y las pruebas, pues las consecuencias de tomar en serio una política pública basada en la evidencia del mundo es mucho más radical de lo que la mayoría de la gente piensa o se da cuenta.

"En una sociedad libre cada persona tiene derecho a creer cualquier tontería que desee, pero el resto de nosotros debe prestar atención sólo a las opiniones que se basan en pruebas."

Enlaces relacionados:

De la biología a la ideología: el discurso del racismo

Sobre determinismos en la ciencia: La falacia de los genes del comportamiento humano

El decálogo de la raza y la genética – New Scientist

El origen biológico de la cultura

El fin del determinismo genético

Alan Sokal : Tomando en serio las evidencias

El “poderoso” gen Neandertal y el habla : biología antropología y evolución

De la biología a la ideología: el discurso del racismo

La tentación de la raza

Herencia, selección natural e ideologías políticas

Ver también:

Racismo en Berlitz Perú El interrogado asustado

Mapa racial USA

Majaz-Vaccaro: Un experimento social involuntario

Antes de ver “La teta asustada”

El más profundo desprecio por la gente campesina
Negros por aquí, negros por allá", una colorida nota de Cosas Hombre

Darwin, Wallace y la Teoría de la evolución

 

Dos días antes de comenzar este año escribí la entrada 2009, el bicentenario de Darwin y es cierto que hay que celebrar pero en esta celebración no debemos olvidar a Alfred Russel Wallace.

Ya en La moderna construcción del nosotros civilizado y el otro primitivo: la teoría de la evolución en la antropología decía:

Charles Darwin y Alfred Russel Wallace trabajaron independientemente realizando largos viajes y desarrollaron la misma teoría estableciendo así una continuidad entre el problema de desarrollo mental y social y la evolución orgánica del humano bajo el mecanismo de cambio de la selección natural.

Y aún más

El origen biológico de la cultura, Una mirada desde la antropología

Herencia, selección natural e ideologías políticas

Alfred Russel Wallace 1823-1913  – Sofía de Teresa Trueba, México D.F. Facultad de Ciencias UNAM

Antropología y Biología Evolutiva del desarrollo ( Evo-Devo)

Ideologías políticas y el comportamiento exploratorio: entre la neofilia y neofobia

De miedos y neofobias: el pensamiento conservador

Memes, antropología y marketing viral

Darwin y la antropología social – Apuntes de antropología

Darwin y el pensamiento secular

Wallace y el humanismo secular

La moderna construcción del nosotros civilizado y el otro primitivo: la teoría de la evolución en la antropología

 

Evolución: balance 2008 de blogs

Balance  de la blogósfera  de biología evolutiva  en habla hispana, que ciertamente no he hecho yo  sino la Soledad del Excéntrico quien comenta casi todos los blogs  existentes en español ( e interesantes discusiones) que tratan desde de determinadas tendencias,  la Evolución,  y que suelo leer (yo misma estoy en su blogroll , gracias).

Uno de los temas que se toca en este balance  es  la falta de inter enlaces entre los blogs de  las diversas posturas evolutivas.  Yo personalmente he descuidado un poco mis  enlaces y no los he actualizado como debiera.

En el balance destacan tres tendencias: la ortodoxa,  Evolucionarios.com, Golem Blog y Biopolítica ; la heterodoxa,  que comprende  la escuela de Maturana representados por Nucleo Decenio, Biología y pensamiento; los sistémicos  como El Logos de la Vida; y los blogs de divulgación como Ciencia Kanija, Neofronteras Sopa de Ciencias,Por la boca muere el pez,El tamiz,entre otros.

Excelente entrada con el rescate de interesantes discusiones y muchos enlaces  interesantes como:

Debate sobre complejidad y evolución

Audio de Richard Dawkins, Lewis Wolpert y Steve Jones sobre Evolución y Complejidad

Leer la entrada completa Soledad del Excéntrico

La evolución en los blogs evolutivos. Críticas y aciertos

Enlaces relacionados:

2009, el bicentenario de Darwin

2009, el bicentenario de Darwin

El 12 de febrero de 2009 se cumple el bicentenario del natalicio de Charles Darwin. Es un momento muy interesante  pues en estos últimos años se ha intensificado el debate  entre ciencia y religión ,  además de ponerse en duda la Teoría de la evolución, debate que llegó inclusive a las elecciones norteamericanas.

Nature dedicó la editorial del 20 de noviembre de este año al próximo bicentenario del nacimiento de Charles Darwin

El genetista Theodosius Dobzhansky escribió en 1973: "la creación no es un acontecimiento que sucedió en 4004 antes de Cristo,"  "Es un proceso que se inició unos 10 millones de años atrás y todavía está en curso".

(…) El ensayo de Dobzhansky de la cita anterior tiene el ahora famoso título de "Nada en biología tiene sentido excepto a la luz de la evolución". Esto es tan cerca de ser una verdad analítica – una implicación necesaria de lo que es la vida misma, que podemos estar seguros de que seguirá siendo así en el futuro. "

El debate continúa : Ciencia y religión, incompatibles

Según el historiador de la ciencia Michael Shermer creador de la Skeptics Society

"Se puede creer en Dios y en la evolución mientras se mantenga a ambas cosas en compartimientos lógicos independientes. La creencia en Dios depende de la fe religiosa. La creencia en la evolución depende de evidencia empírica. Esta es una diferencia fundamental entre la religión y la ciencia. Si se intenta reconciliar la religión con la ciencia en cuestiones sobre la naturaleza y el universo, y si se empuja a la ciencia hacia su conclusión lógica, se terminará naturalizando a la deidad, porque para cualquier pregunta sobre la naturaleza (los orígenes del universo, la vida, los humanos, lo que fuere), si la respuesta es "lo hizo Dios," un científico preguntará, "¿Cómo lo hizo Dios?, ¿Qué fuerzas usó Dios? ¿Qué formas de materia y energía fueron empleadas en el proceso de creación?" y así. El resultado final de estos interrogantes sólo pueden ser explicaciones naturales para todos los fenómenos naturales. ¿Qué lugar queda, entonces, para Dios?

Uno podría argumentar que Dios es las leyes y fuerzas de la naturaleza, lo que es lógicamente aceptable, pero sería un panteísmo y no el tipo de Dios personal por el que la mayoría de la gente profesa una creencia. También se podría argumentar que Dios creó el universo y la vida usando las leyes y fuerzas de la naturaleza como sus herramientas de creación, lo que también es lógicamente coherente, pero nos deja con preguntas científicas adicionales: ¿Cuáles leyes y fuerzas fueron usadas para crear fenómenos naturales específicos, y en qué materia fueron usadas? ¿Cómo creó Dios las leyes y fuerzas de la naturaleza? Un científico tendría curiosidad por la receta divina de, digamos, la gravedad, o de un universo o una célula. Es científicamente legítimo preguntar: ¿qué hizo a Dios, y cómo fue Dios creado? ¿Cómo se hace a un ser omnisciente y omnipotente? Finalmente, se podría argumentar que Dios está fuera de la naturaleza (sobrenatural), y por lo tanto no requiere explicación. Esto también es lógicamente consistente, pero por definición significa que la pregunta sobre Dios está fuera de la ciencia y que por lo tanto la religión y la ciencia están separadas y son incompatibles."

Por otro lado  el biólogo teórico e investigador de las ciencias de la complejidad  Stuart Kauffman , "conocido por el argumento de que la complejidad de los  organismos y sistemas biológicos  podrían resultar tanto de la auto-organización como de la  gran dinámica de equilibrio a partir del  selección natural darwiniana, así como por proponer los primeros modelos de redes booleanas", señala que Dios sería tan sólo el nombre que la especie humana da a aquello que escapa a las leyes físicas. Para Kauffman, la "incesante creatividad del universo natural, de la biosfera y de las culturas humanas" puede ser llamada Dios, que sería solamente "un nombre escogido" para nombrarla(Shermer Dixit).

La religión, entonces, o al menos así lo entiendo, es parte de la base epistemológica que construye a una sociedad humana, sus instituciones , tecnologías, técnicas, por lo que  sería conveniente tratar a la religión como un sistema de creencias  donde sus consecuencias socio institucionales serían reguladores poblacionales. La religión podría ser una propiedad emergente de las sociedades humanas a cierto nivel de interacción de números de individuos para organizarse y distribuir poder.

En todo caso,  el 2009 será un año intenso  de conferencias y debates sobre la vigencia de la Teoría de la evolución y de la ciencia sobre la religión pues además este año cumplieron  150 años de la publicación del Origen de las especies.

El Museo Historia Natural de Londres  dedica una web Darwin 200, a la celebración del natalicio del biólogo británico.

Asimismo, la UNESCO y The International Union of Biological Sciences (IUBS) organizan un Simposio llamado Darwin 200, en donde destacan conferencias como 150 Years of Darwin’s Evolutionary Theory: a South American Celebration, en Uruguay  y Eduación biológica en Nueva Zelanda

Acceder al programa completo

Darwin 200 en blogs amigos:

El cerebro de Darwin:  Feliz 2009

La revolución naturalista : Feliz año de Darwin

Enlaces relacionados:

Nature: Beyond the origin

Desmond Morris Two centuries on, a salute to Charles Darwin: Hero for our age

"Charles Darwin: 200 años después de tu nacimiento, la Iglesia de Inglaterra te debe una disculpa"

La complejidad reclama una revisión del concepto de Dios

El ‘Homo sapiens’, un animal religioso desde hace 13.000 años

Herencia, selección natural e ideologías políticas

Leo en La revolución naturalista una excelente entrada sobre el concepto de herencia y selección natural en la izquierda de ayer y hoy. Interesante además porque sin mencionarlo apunta un poco el debate entre los biologías evolucionistas: Dawkins y  Lewontin ( a quien he citado mucho en este blog sobre Biología del desarrollo y reduccionismo genético aquí, aquí , aquí y aquí) Lewontin  critica ( junto con S.J. Gould) el reduccionismo genético de la ventaja adaptativa de la selección natural sostenida por Edward O. Wilson y Richard Dawkins.  Por su parte Richard Lewontin postula que la selección natural no empieza y termina con los genes, sino que otras unidades evolutivas pueden ser partícipes  construyendo y evolucionando de manera interactiva con su entorno en el camino.

Pero yendo al punto, la propuesta de Lewontin  y Gould, que rechaza el determinismo genético,  ha sido asumida por la izquierda neoprog y la propuesta sostenida por Dawkins  y Wilson,  a saber a grandes rasgos,  el gen es la principal unidad de selección de la evolución y la selección natural es una selección egoísta, incluyendo comportamientos tales como la  cooperación y el altruísmo, que sirven para la competencia del gen más apto, ha sido asumida por la derecha.

Pero es interesante leer la entrada de Eduardo Robredo (que reproduzco y de la cual recomiendo la lectura de los comentarios a dicha entrada) precisamente sobre estos puntos: herencia, fenotipos adquiridos y selección natural en la izquierda, pues quienes piensan que Marx o Engels no creían en el factor hereditario de la selección natural  y en la competencia entre los más aptos (lo cual es comprensible en el siglo XIX) se llevarán una sorpresa , pues al final la teoría de la evolución aplicada a la sociedad (léase ideologías políticas) no diferenciaba mucho en estos puntos, a Spencer de Marx :

La izquierda frente a la naturaleza humana

Eduardo Robredo


"La idea de herencia se puede dividir en una parte natural, referida al "conjunto de caracteres fenotípicos y del genoma que transmite un individuo a su descendencia" y en otra cultural, jurídica, como "la práctica de pasar propiedades, títulos y obligaciones luego de la muerte de una persona". "Herencia" además, suele tener también una acepción política, cuando se refiere al legado político que recibe una sociedad, particularmente cuando se produce un cambio de régimen (por ejemplo, la "herencia franquista" vista desde la democracia). Podríamos incluso entender que los "neoprog" son izquierdistas resueltos a liberarse de la "herencia utópica" de la izquierda, para tratar de articular una izquierda racionalista.

Históricamente, es cierto que las revoluciones del siglo XIX, por lo común asociadas con la izquierda política, entrañaron un importante cambio en el régimen legal de la herencia. Pero la revolución no se propuso abolir la herencia jurídica `[*], ni la propiedad privada (un escándalo para Marx) sino sólo la primogenitura en la herencia de la propiedad territorial . La idea de abolir la herencia o de alcanzar una "igualdad material" de todos los hombres es un proyecto tantas veces refutado -a pesar de que fuera sostenido por la izquierda socialista- que parece ocioso dedicarle algún argumento a éstas alturas. Los mismos "neoprog" distinguen una "izquierda pragmática" que tiene en cuenta las restricciones (de la naturaleza y la sociedad humana, suponemos) diferente de la "izquierda utópica". Probablemente Peter Singer se refería más o menos a lo mismo cuando sugería que la izquierda necesita un "nuevo paradigma".

Aún es posible detectar elementos utópicos (e incluso distópicos) y desde luego antinaturalistas, en ésta propuesta "neoprog". En primer lugar, al crear una figura antropomórfica de la selección natural: "La herencia genética es el prototipo de rasgo injusto", y al calificar en consecuencia como ilegítima "cualquier forma de transmisión de las oportunidades de padres a hijos". Delicados y poco claros movimientos transhumanistas que, en resolución, nos sitúan a sólo unos pocos pasos de los proyectos eugenésicos defendidos en su tiempo por la "izquierda socialista".

Citoyen aporta una cita Dworkin que no ayuda mucho a resolver el debate. El dilema es el siguiente:

Si uno se declara relativamente "agnóstico" con las leyes actuales de la herencia jurídica, y todo consiste en aludir a una vaga intención de redistribuir las oportunidades de modo más igualitario, pero sin llegar a la abolición de la propiedad, la herencia, y la institución familiar, entonces no cabe identificar esta postura exclusivamente con la "izquierda".

Pero si lo que se pretende es algo bastante más ambicioso, es decir, alcanzar la igualdad material y natural de los hombres, no sólo a través de la reforma de las instituciones (Darwin: "Si la miseria de nuestros pobres no es causada por las leyes de la naturaleza, sino por nuestras instituciones, qué grande es nuestro pecado") sino a través también de la reforma tecnológica de la naturaleza humana (una especie de "transhumanismo socialista"), entonces que se diga claramente."

Acá me atrevo a agregar al segundo párrafo de la entrada de Robredo una cita a Marvin Harris : La convergencia entre Marx y Spencer pp 194

"(…) Marx compartía con Darwin y Spencer aquella curiosa fe decimonónica en la capacidad de la violencia y la lucha para provocar un perfeccionamiento social ilimitado. (…) De hecho,Marx denunciaba lo mismo que Spencer,los nocivos efectos de la disminución de la competencia. La única diferencia estaba en que para Spencer el peligro residía en la posibilidad  de que los individuos se las arreglaran de algún modo para evitar la selección natural guiados por un altruismo mal orientado, mientras que en la versión marxista del progreso a través de la lucha lo peligroso era que una clase fuera incapaz de reconocer a la otra como enemiga. La veneración fetichista que a Spencer le inspiraba la competencia, manifiesta en su expresión "supervivencia de los más aptos", tiene su contrapartida en la sugestión que sobre marx ejercían las "contradicciones" hegelianas. La lucha de clases es simplemente una expresión de la irreconciliable competencia entre el proletariado y la burguesía por el control  de los medios de producción."

Es por demás interesante cómo la Teoría de la evolución ( gestada desde la Ilustración) , dio lugar a las ideologías políticas modernas, ( Aunque como apunto en La moderna construcción científica del nosotros civilizado y el otro primitivo: La teoría evolucionista en la antropología

La interpretación equivocada de dicha teoría dio como consecuencia al darwinismo social, cuya sobrevaloracion de los factores hereditarios como elementos causales de la conducta humana seria la base científica de los proyectos de desarrollo económico y teoría política del último cuarto de siglo del XIX y principios del XX, que dieron lugar además a los mas exacerbados nacionalismos étnico-hereditarios en Europa, así como las más exacerbadas de las justificaciones para usar como instrumentos de selección social, la guerra y la dominación política, económica y cultural por medio de la colonización de otras culturas.

renovándose hoy en día  en el neodarwinismo, a saber la fusión de la teoría clásica de la evolución de Darwin con la genética moderna ( desciframiento del código genético), incluyendo la teoría del equilibrio puntuado de Niles Eldredge y Stephen Jay Gould,* que postula que existen épocas sin cambios (tramos verticales del árbol) y momentos en los que se forman muchas especies, en intereacción con el ambiente, y como mencionamos más arriba, la propuesta sostenida por Dawkins  y Wilson:  el gen es la principal unidad de selección de la evolución la que se realiza de manera gradual y lenta.

*Dawkins (1986) opina que el Equilibrio Puntuado no representa una nueva teoría, sino una modificación al concepto neodarwinista debido a la variación de la tasa de evolución, constituyendo de esta forma una complementación al darwinismo. Fuente : Desmontando mitos –  Entendiendo la evolución. El Equilibrio Puntuado

Enlaces relacionados:

Ideologías políticas y el comportamiento exploratorio: entre la neofilia y neofobia

De miedos y neofobias: el pensamiento conservador

La crítica de Jon Elster a la sociobiología

Biopolítica

Antropología y Biología Evolutiva del desarrollo ( Evo-Devo)

Homo Sapiens: ¿nuestra evolución acabó?

Hablando del peligro de las  generalizaciones en De miedos y neofobias: el pensamiento conservador , el genetista británico  Steve Jones propone que la organización social moderna de los homo sapiens habría influido en la menor producción de ejemplares masculinos  lo que sería una golpe bajo para la evolución de nuesta especie. El detalle que hay que notar es que Steve Jones habla de Occidente,  Inglaterra y el "mundo desarrollado" y  que "En todo el mundo todas las poblaciones están cada vez más conectadas y las posibilidades de cambios aleatorios se están reduciendo. Nos estamos mezclando en una especie de masa global y el futuro ya no será blanco y negro, sino café. y claro en ese sentido tal vez ciertos grupos de homo sapiens, pertenecientes a Occidente,  Inglaterra y el "mundo desarrollado dejarían  evolucionar.

Asimismo señala«La evolución tiene dos pruebas que pasar . La mayoría de las personas superen la primera, es decir, mantenerse vivo hasta que crezcan. La segunda es más difícil, los candidatos deben reproducir. El mayor número de niños que tienen es la mayor de sus marcas.«

Imagino que será un estudio que sará mucho que hablar.

Homo Sapiens: ¿nuestra evolución acabó?

Fuente: Slashdot, Periódico digitalDayly mail

Geneticist Claims Human Evolution Is Over

"El genetista británico  Steve Jones presentó una ponencia titulada Evolución humana ha terminado (Human Evolution Is Over.).  En ella afirma que los seres humanos han dejado la evolución moderna, porque las costumbres sociales han reducido la edad en que los humanos tienen hijos varones, lo que se traduce en un menor número de  mutaciones necesarias para conducir la evolución . Durante la conferencia, Human Evolution Is Over que divulga la BBC de Londres en su página electrónica, Jones argumenta que debido a los avances en tecnología y medicina, ya no son sólo los seres más fuertes los que pasarán sus genes a la siguiente generación.
Para que la evolución funcione se necesitan tres componentes: selección natural, mutación y cambios aleatorios.

El científico cree que los seres humanos hemos reducido inesperadamente nuestras tasas de mutación debido a los cambios en nuestros patrones reproductivos. Estos patrones reproductivos incluyen cambios sociales como los patrones de pareja y la anticoncepción.

Las sustancias químicas y la contaminación también han alterado la genética humana. Pero el factor más importante que ha alterado las mutaciones es la reducción en el número de hombres de edad avanzada que tienen hijos.

Para cuando el hombre cumple 29 años —que es la edad masculina promedio de procreación en Occidente— ya ha copiado y "pasado" unas 300 veces el esperma original que lo creó (el que le pasó su padre). En un hombre de 50 a os esta cifra es de mil veces.

Cada vez que copia y pasa esperma ocurren divisiones celulares, cada una con posibilidades de una mutación, es decir de producir errores. Así que entre menos padres de edad avanzada menos posibilidades de que se pasen a a siguiente generación mutaciones o defectos aleatorios.

"Otro factor es el debilitamiento de la selección natural", dijo Jones. "En la antigüedad la mitad de los niños que nacían en Inglaterra morían antes de cumplir los 21 años y esas muertes eran la base de la selección natural. Hoy en gran parte del mundo desarrollado, 98 por ciento de estos niños sobreviven los 21 años, así que ya casi no hay diferencias entre los que mueren y sobreviven antes de reproducirse", agregó.

Y también ha habido una reducción en los cambios aleatorios de la raza humana.

"Hoy en día los humanos somos 10 mil veces más comunes de lo que deberíamos ser basados en las reglas del reino animal, y esto se debe a la agricultura", dijo el profesor de la Universidad de Londres."

Enlaces relacionados:

Analizan por qué las civilizaciones se desarrollaron junto a placas tectónicas

Evolución cooperación autodestructiva y bien común en comunidades bacterianas

Nuevo estudio sobre primeras dispersiones humanas en América

El “poderoso” gen Neandertal y el habla : biología antropología y evolución

¿Es la cultura exclusividad del homo sapiens? (I)

La división del trabajo de género en humanos habría hecho la supremacía sobre los neandertales

Sobre el origen femenino de dios y el ateísmo masculino

Hallan pruebas físicas sobre la migración de la especie humana a causa del Cambio Climático

Stephen Hawking, la colonización del espacio y el calentamiento global

De la biología a la ideología: el discurso del racismo

Rompiendo mitos: Diferencia entre humanos y chimpacés sería mucho mayor que 1 % y aún impredecible en porcentaje

Altruismo entre chimpancés profundizaría conflicto entre científicos que creen que todo es cultural o que la ética o moral tiene que tener un origen divino

La capacidad innata de los organismos para la Evolución frente a diseño inteligente

Encuentro este nota en Neofronteras la cual reproduzco:

Evolución frente a diseño inteligente

La reconexión total de las redes de genes de un organismo es posible, hecho que da lugar a nuevas propiedades y aporta pruebas claras que demuestran que la evolución tiene pocas barreras para generar nuevas propiedades.

Existe un acalorado debate sobre si los organismos son resultado del diseño inteligente o de la evolución. Los defensores del diseño inteligente creen que el azar y la selección son demasiado casuales y lentos para permitir la aparición de nuevas y complejas propiedades. En concreto, argumentan que los pasos intermedios existentes al modificar los genes para crear algo nuevo posiblemente desorganicen el sistema existente y sean malos para el organismo (a nadie le gustaría tener sólo medio ojo).

El estudio, dirigido por Mark Isalan, jefe del grupo de Ingeniería de Red Génica y Luis Serrano, coordinador del programa de Biología de Sistemas y jefe del grupo de Diseño de Sistemas Biológicos, del Centro de Regulación Genómica en Barcelona, se publica mañana en la prestigiosa revista Nature.

Si bien es cierto que parece increíble que los organismos sean capaces de hacer frente a procesos extremos de mutación y reorganización de genes, en Isalan et al. se muestra precisamente eso.

Este trabajo describe un nuevo método que conecta artificialmente las redes de información del genoma de la bacteria Escherichia coli que normalmente no están en contacto. La mayoría de las bacterias no sólo sobreviven con las nuevas redes de transcripción, sino que algunas adquieren nuevas propiedades que las hacen mejores que las bacterias originales en condiciones extremas. Por ejemplo, algunas sobreviven mejor a 50ºC o tienen una media de vida superior después de llegar a la madurez. Parece pues que los organismos tienen una capacidad innata para permitir la evolución. Esta nueva y revolucionaria metodología abre las puertas a una evolución mucho más rápida que ofrece multitud de nuevos fenotipos o propiedades. Esto se traducirá en aplicaciones útiles en biotecnología, como por ejemplo, en la producción de biofuel a partir de microorganismos más eficientes. Finalmente, la evolución celular de las redes de genes podría permitir la producción de nuevas propiedades en una amplia variedad de células y esto tendría profundas implicaciones para la salud humana.

Fuente: Nota de prensa de CRG Artículo original: Isalan M, Lemerle C, Michalodimitrakis K, Beltrao P, Horn C, Raineri E, Garriga-Canut M and Serrano L. “Evolvability and hierarchy in rewired bacterial gene networks”. Nature, doi:10.1038/nature06847 (2008). Enlaces relacionados:

Ciencia y Religion en las elecciones norteamericanas

Según los científicos, los Estados Unidos están “condenados” si eligen a un presidente creacionista


Fuente: Ciencia Kanija

"El debate de evolución contra creacionismo se ha introducido en la política y las escuelas de Estados Unidos, donde los principalmente conservadores Republicanos defienden la creencia acientífica"
"“La clase de ciencias no debería contener actitudes religiosas”

"Un día después de que el ministro Baptistas ordenado Mike Huckabee finalizase primer en la ronda de apertura para elegir al candidato republicano para la Casa Blanca, los científicos estadounidenses advierten contra la elección de un líder que duda de la evolución.

“La lógica que nos convence de que la evolución es un hecho es la misma lógica que usamos para decir que fumar es peligroso para la salud o que tenemos que tenemos que establecer serias políticas de energía debido al calentamiento global”, dijo el profesor de la Universidad de Michigan Gilbert Omenn a los periodistas en el lanzamiento de un libro sobre evolución en la Academia Nacional de Ciencias (NAS).

“Me preocuparía que un presidente que no cree en los argumentos de la evolución tampoco creyese en esos otros argumentos. Esta es una forma de llevar a nuestro país a la ruina”, añadió Omenn, que es parte de un panel de expertos en el lanzamiento de “Ciencia, Evolución y Creacionismo”.

El antiguo gobernador de Arkansas Huckabee dijo en un debate en mayo que no creía en la evolución.

Una encuesta llevada a cabo el año pasado mostró que en 53 por ciento de los norteamericanos creían que los humanos se habían desarrollado a lo largo de miles de millones de años a partir de formas de vida menos avanzadas – la teoría de la evolución – mientras que el 47 por ciento no.

Algunos de los encuestados decían creer en ambas, tanto en la evolución como el creacionismo – la creencia de que Dios creó a la humanidad en un momento concreto del tiempo.

El debate de evolución contra creacionismo se ha introducido en la política y las escuelas de Estados Unidos, donde los principalmente conservadores Republicanos defienden la creencia acientífica.

En 2004, una escuela del distrito de Pennsylvania se encontró en el centro de la tormenta nacional después de que su panel educativo votase un requerimiento para que se leyese una afirmación sobre el creacionismo a los estudiantes antes de empezar la enseñanza sobre la evolución en la clase de ciencia.

El panel de la escuela fue expulsado al año siguiente.

“Ciencia, Evolución y Creacionismo” se dirige al público general y a los profesores, y presenta en términos simples la comprensión actual científica de la evolución y la importancia de enseñarla en clase de ciencia.

Un día después de su victoria en Iowa, Huckabee moderó su postura antievolucionista, diciendo en una entrevista por televisión que la pregunta de si debe enseñarse el creacionismo en las escuelas no era “un tema para nuestro presidente”.

El Presidente de los Estaos Unidos George W. Bush ha dicho que apoya la enseñanza del creacionismo del “diseño inteligente” a los estudiantes estadounidenses, para presentar a los más jóvenes distintas escuelas de pensamiento.

El diseño inteligente es una teoría propuesta por grupos conservadores cristianos y algunos científicos de los Estados Unidos, que dicen que los organismos biológicos complejos no pueden explicarse simplemente a través de opciones evolutivas y debe ser el trabajo de un diseñador inteligente – es decir, Dios.

Omenn y el resto de miembros del panel en el lanzamiento del libro dijeron categóricamente que el creacionismo debería ser prohibido de las clases de ciencia.

“La investigación científica no trata de aceptar una afirmación o pasaje de las escrituras por la fe. Trata de explorar la naturaleza, por lo que en realidad no hay lugar en la clase de ciencia para el creacionismo o el creacionismo de diseño inteligente”, dijo Omenn.

“No enseñamos astrología como alternativa a la astronomía, o brujería como alternativa a la medicina”, dijo Francisco Ayala, profesor de ciencias biológicas en la Universidad de California en Irvine.

“Debemos comprender la diferencia entre lo que es ciencia y lo que no. No debemos enseñar creacionismo como alternativa a la evolución”, dijo.

“Mantener unas creencias religiosas no es incompatible con creen en la evolución”, dijo Omenn.

“Pero esto es distinto a decir que las dos pueden enseñarse en clase de ciencia, dado que la religión y la ciencia son dos caminos distintos para conocer el mundo. No tendrían que ser incompatible pero tampoco solapar las esferas del otro”.

“La clase de ciencias no debería contener actitudes religiosas”, añadió.

Enlaces relacionados:

Bajar el libro gratuito de la NAS ( Academia Nacional de las Ciencias), previo registro, Ciencia, evolucion y creacionismo

Resumen y comentario del libro en El sofista

Nueva hipotesis sobre el origen de la vida…

Si, otra.
Mas este me parece muy interesante.

Fuente: Ciencia Kanija

La vida pudo haber comenzado en los espacios protegidos dentro de las capas del mineral de mica en los antiguos océanos, de acuerdo con una nueva hipótesis.

La hipótesis fue desarrollada por Helen Hansma, científico investigador de la Universidad de California en Santa Bárbara y directora de un programa de la Fundación Nacional de Ciencia. Hansma presentó sus conclusiones en una rueda de prensa de la reunión anual de la Sociedad Americana para la Biología Celular en Washington, D.C.

La hipótesis de Hansma sobre la mica propone que los estrechos espacios confinados entre las finas capas de mica podrían proporcionar exactamente las condiciones adecuadas para el surgimiento de las primeras biomoléculas –– creando, efectivamente, células sin membranas. La separación de las capas también habría proporcionado el aislamiento necesario para la evolución Darwiniana.

“Algunos creen que las primeras biomoléculas fueron proteínas simples, algunos creen que fueron ARN, o ácido ribonucleico”, dijo Hansma. “Tanto las proteínas como el ARN podrían haberse formado entre las capas de mica”.

El ARN desempeña un importante papel en la traducción del código genético, y está compuesto de bases nitrogenadas, azúcar y fosfatos. El ARN y muchas otras proteínas y lípidos de nuestras células tienen carga negativa como la mica. Los grupos de fosfatos de ARN están distanciados medio nanómetro, justo igual que las cargas negativas de la mica.

Las capas de mica están unidas por potasio. La concentración de potasio en el interior de la mica es muy similar a la concentración de potasio de nuestras células. Y el agua del mar que bañó a la mica es rica en sodio, como nuestra propia sangre.


El calentamiento y enfriamiento producido por ciclo del día y la noche habría provocado que las capas de mica se moviesen arriba y abajo, y las olas habrían proporcionado además una fuente de energía mecánica, de acuerdo con el nuevo modelo. Ambas formas de movimiento habrían causado la formación y ruptura de los enlaces químicos necesarios para la primera bioquímica.

De esta forma las capas de mica podrían haber proporcionado soporte, protección y una fuente de energía par el desarrollo de la vida precelular, mientras dejaban artefactos en la estructura de los seres vivos de hoy.

Además de proporcionar una hipótesis más plausible que el modelo de “sopa” en el océano prebiótico, Hansma dijo que su nueva hipótesis también explica más que la conocida como hipótesis de la “pizza”. Este modelo propone que las biomoléculas se originaron en la superficie de los minerales de la corteza terrestre. A hipótesis de la “pizza” no puede explicar como obtuvieron las primeras biomoléculas la cantidad adecuada de agua para formar biopolímeros estables.

Como biofísico, Hansma ha trabajado con mica durante décadas comenzando con su trabajo en biología con el Microscopio de Fuerza Atómica (AFM) a finales de los años 80. “Pusimos nuestras muestras sobre mica, porque es atómicamente muy plano, tan plano que incluso pueden ver las moléculas de ADN como pequeñas ondas sobre la superficie de la mica”, dijo Hansma. “Este material en capas está formado por láminas tan delgadas (un nanómetro) que hay un millón de ellas en una porción de mica de un milímetro de grosor”.

Hansma llegó a esta idea un día de la pasada primavera cuando estaba dividiendo mica en su microscopio de disección. Había recolectado las muestras en una mina de mica de Connecticut. La mica estaba cubierta con material orgánico. “Conforme observaba el material orgánico sobre la mica, se me ocurrió que sería un buen lugar para que se originase la vida –– entre esas capas que pueden moverse arriba y abajo en respuesta a las corrientes de agua las cuales habrían proporcionado la energía mecánica para la creación y ruptura de enlaces”, dijo Hansma.

Resumió su hipótesis del origen de la vida diciendo, “Me imagino todas las moléculas de la vida primitiva evolucionando y reorganizándose entre las capas de mica de forma comunal durante eones antes de crear membranas celulares y dispersarse para poblar el mundo”.

Fecha Original: 4 de diciembre de 2007
Enlace Original

Y para complementar directamente recomiendo ir al articulo que pone entre las referencias

Se instó al editor de Darwin a no publicar el trabajo de la evolución

Cito un parrafo:
"Citando la correspondencia entre el editor de Darwin, John Murray, y uno de sus asesores especiales el Reverendo Whitwell Elwin que están en exposición en la Biblioteca Nacional de Escocia en Edimburo, el artículo dice que Elwin sugirió en lugar de eso un escrito de Darwin sobre las palomas.

Murray preguntó a Elwin por su opinión sobre el trabajo de Darwin sobre la evolución, y algo no sorprendente en un reverendo, Elwin dio a la tesis evolutiva, que enfrentaba a la enseñanza creacionista de la Iglesia, una negativa.

“En cada página me atormentaba su falta de pruebas”, escribió Elwin a Murray en una carta fechada el 3 de mayo de 1859, lamentando el estilo de escritura “duro y árido."

Enlaces relacionados:


Más grande que el sol: Holmes, el cometa

Nuevo paso en la investigacion de la aparición de la vida sobre la Tierra: fragmentos de ADN se autoorganizan en cristales líquidos

Fuente: Neofronteras

Un equipo de investigadores de la Universidad de Colorado en Boulder y de la Universidad de Milán ha descubierto una inesperada fase de tipo cristal líquido en moléculas de ADN ultracortas disueltas en agua, proporcionando un nuevo escenario para un paso clave en la aparición de la vida sobre la Tierra.

Desde los experimentos de Miller y Urey sabemos que se pueden conseguir, de manera sencilla, los ladrillos moleculares elementales de los que todos los seres vivos estamos hechos.
El físico Noel Clark afirma que su equipo encontró sorprendentemente que fragmentos cortos de ADN (molécula portadora de la información genética) pueden ensamblarse en distintas fases de cristal líquido.

Al parecer estas moléculas se autoorientan paralelas unas a otras formando columnas en el agua. Cualquier resultado relativo a la autoorganización de estas moléculas puede ayudar al, hasta ahora, escaso conocimiento que tenemos sobre el origen de la vida sobre la Tierra.

Como la formación de cadenas moleculares tan uniformes como las de ADN es imposible bajo una química aleatoria, estos investigadores han estado buscando maneras efectivas de que moléculas simples espontáneamente se autoseleccionen, se ensamblen y se autorrepliquen.

El nuevo estudio muestra que en la mezcla de pequeños fragmentos de ADN, aquellas moléculas capaces de formar cristales líquidos se condensan selectivamente en agregados en los que las condiciones son favorables para que se unan unas a otras formando moléculas más grandes que a su vez refuerza la tendencia a formar cristales líquidos.
Estos investigadores creen que si pequeños fragmentos de ADN pueden espontáneamente autoensamblarse en columnas que contienen muchas moléculas, pudo ocurrir que en el pasado moléculas similares de ADN, ARN o sus precursores, y que aparecieron como fragmentos, fueran capaces de condensarse en cristales líquidos y que selectivamente dieran lugar a moléculas más grandes y complejas capaces de portar información compleja.

Los cristales líquidos se usan en muchas pantallas electrónicas (TFT y similares). En ellas hay una disolución de moléculas con forma alargada que se orientan en la misma dirección dentro de dominios. Esta orientación puede ser cambiada mediante la aplicación de campos eléctricos, y afecta a la luz polarizada que los atraviesa.
Las moléculas de ARN y ADN son largas cadenas de nucleótidos o bases capaces de guardar información genética. Ya se había visto que estas largas cadenas se podían organizar en cristales líquidos de manera espontánea de manera parecida a como un puñado de espaguetis se ordenan en una caja que es agitada.
La idea de este equipo de investigadores era comprobar si este efecto se podía dar para fragmentos muy cortos de ADN. Encontraron que incluso fragmentos de sólo seis bases de longitud se podían organizar en cristales líquidos pese a no tener forma alargada.
El análisis estructural de estas fases de cristales líquidos mostró que éstas se presentan porque los fragmentos se unen unos a otros por sus extremos de forma reversible, formando la estructura alargada necesaria.
Para poder estudiar el fenómeno los investigadores utilizaron difracción de rayos X en microhaz combinado con microscopia óptica. Estos experimentos proporcionaron pruebas directas de la estructura columnar de las fases de cristal líquido.
Cuando mezclaron disoluciones de fragmentos de ADN complementario y no complementario observaron que esencialmente todo el ADN complementario se condensaba en forma de gotas de cristales líquidos, separándose físicamente de los segmentos no complementarios.

Esto significa que estas pequeñas moléculas tienen la habilidad de “buscarse unas a otras”, emparejarse de manera adecuada para formar conjuntos internamente autoorganizados, y de este modo facilitar el crecimiento de moléculas más grandes.

En esencia los condensados de cristales líquidos seleccionan los componentes moleculares apropiados y con la química adecuada podrían dar lugar, de manera evolutiva, a moléculas mayores seleccionadas para estabilizar la fase de cristal líquido. Según los autores, si esta hipótesis es correcta la forma lineal del polímero de ADN actual sería un vestigio de la formación mediante un orden de cristales líquidos.

Fuentes y referencias:
Nota de prensa en University of Colorado at Boulder.
Artículo original en Science (resumen).

El anticonceptivo genetico: mas polemico que la pildora que suprime la menstruacion

Este anticonceptivo parece ser mas polemico que la pildora que suprime la menstruación pues obstruiria la producción de óvulos. Este anticonceptivo estara listo solo dentro de una decada.

La pregunta seria que resultados reales a largo plazo daran los test en la especie humana y su devenir biologico?
 Por que solo la mujer debe usarlo?…

Un equipo de investigadores del Hospital en Boston y de la Facultad de Medicina de Harvard, han conseguido desarrollar un "anticonceptivo genético" que podía obstruir la producción de óvulos durante la ovulación mensual sin generar los efectos secundarios de pastillas hormonales tradicionales.

De este modo, se hace imposible que los espermatozoides fecunden a los óvulos y se trataría del primer gran avance desde la primera anticoncepción química hace casi 60 años, cuando se desarrolló la píldora anticonceptiva. En este caso, sin los efectos secundarios de esta, ya que el anticonceptivo genético no inundará el cuerpo con hormonas sexuales.

Además, se evitarían riesgo que han sido asociados con los anticonceptivos orales tradicionales, basados en progesterona y estrógeno, como el alto riesgo de formar coágulos, adquirir ciertos tipo de cánceres, y afectar al humor y la libido, así como causar aumento de peso.

El nuevo anticonceptivo se basa en una técnica llamada interferencia de ARN, que utiliza diminutos fragmentos del material genético para bloquear la actividad de genes en el organismo. De momento sólo se ha utilizado en ratones que se desarrollaron sanamente pero totalmente infértiles.
Fuente: Novedades Cientificas

Enlaces relacionados

La pildora que suprime la menstruación: Los pro y contras Más allá de un sueño

Sobre determinismos en la ciencia: La falacia de los genes del comportamiento humano

Importante aporte que cuestiona el determinismo genético siguiendo la línea de Richard Lewontin  del biólogo evolutivo Máximo Sandín Domínguez-  Dpto. de Biología, Fac. de Ciencias. Universidad Autónoma de Madrid Análisis de procesos evolutivos:

La falacia de los genes del comportamiento humano ( extractos)

“ORÍGENES, TIPOS Y MANIFESTACIONES DE LA AGRESIVIDAD  Y LA VIOLENCIA. PROTECCIÓN DE LOS DERECHOS FUNDAMENTALES”
Junta de Extremadura (Ed.) 1999
 “Los ladrones tienen la mirada astuta, cejas pobladas, frente despejada y orejas salientes…” Esta peregrina afirmación resultará, probablemente, ridícula al hipotético lector, salvo que (como es el caso de quien esto escribe) resulte una descripción irritantemente aproximada de su propio aspecto. Sin embargo, se trata de una frase de un científico prestigioso de finales del siglo XIX, el criminólogo italiano Cesare Lombroso, cuyos tratados sobre la relación entre el aspecto físico y el comportamiento delictivo alcanzaron una amplia difusión y aceptación.

Desde luego, el ambiente social y académico de la Europa del siglo XIX era muy receptivo a teorías de este tipo.

La revolución industrial y la expansión colonial habían generado profundas desigualdades, tanto entre los ciudadanos como entre las naciones.                                                                                                                                 Para explicar (justificar) esta situación eran muy bien acogidas por las clases dominantes las “teorías científicas” que apoyasen la idea de que la naturaleza de las desigualdades reside en nosotros mismos y no es una consecuencia de la estructura de las relaciones sociales. Es decir, que las diferencias existentes en riqueza y posición social serían la manifestación directa de las desigualdades naturales en inteligencia y capacidad entre los seres humanos.

Nótese que todas las “teorías” que tratan de justificar las desigualdades (y por tanto las superioridades) humanas están elaboradas por los que se creen superiores (no existe documentación histórica de afirmaciones de este tipo provenientes de un sabio “indígena”, de un peón agrícola o de un santo ermitaño). Por ejemplo, Sir Francis Galton, famoso científico británico del siglo XIX, fundador de la eugenesia (mejora de la “especie”) hizo el “descubrimiento” de que los grandes hombres eran, con gran frecuencia, hijos de grandes hombres, lo cual, en la rígidamente jerarquizada sociedad inglesa del siglo XIX, no deja de ser una hipócrita justificación de la situación social. Probablemente, se puede encontrar una calificación semejante para su sorpresa de que “exista cierto pesar, en su mayor parte inexplicable, por la extinción gradual de las razas inferiores”.

Quizás al lector le tranquilice el pensar que la lejanía del siglo XIX le protege de estas ideas repugnantes. Pero la realidad es que nos encontramos en un momento de rebrote y expansión de ideas “científicas” de este tipo que, aunque más o menos enmascaradas con distintas justificaciones, tienen el mismo origen, la misma falta de rigor científico y, lo que es peor, posiblemente, las mismas intenciones.

Cuando, en los medios de comunicación, un prestigioso científico norteamericano afirma solemnemente que se ha encontrado “el gen” que determina que la madre sea cuidadosa con sus hijos, y que ese “gen” se hereda por vía paterna, cualquier persona, no ya con grandes conocimientos científicos, sino sencillamente razonable y consciente de la influencia de los factores sociales, culturales e incluso de la situación personal sobre las relaciones familiares, probablemente sonreirá pensando que es una estupidez. Pero resulta extraño que, continuamente, aparezcan en los medios de comunicación estupideces del mismo tipo comentadas seriamente por “expertos” y avaladas por su publicación en importantes revistas científicas, Así, nos encontramos, cada cierto tiempo, con el descubrimiento de “los genes” de la homosexualidad, de la pertenencia a tribus urbanas, de la ludopatía, del alcoholismo…

La frase “lo lleva en los genes” ha pasado a formar parte de nuestro vocabulario coloquial y, lo que es más dañino, periodístico. Por ejemplo, recientemente, el titular “Genes toreros” encabezaba un artículo de un semanario de gran difusión sobre un famoso matador, descendiente por vía paterna y materna de toreros. Habrá que suponer que esos genes tendrán serias dificultades para expresarse, por ejemplo, en Laponia o en Holanda, del mismo modo que los (con toda probabilidad) pacíficos agricultores antecesores de los componentes de “bandas urbanas”, tendrían tendencia a agruparse, por ejemplo, en bandas de música, y que sus descendientes habrían sustituido el fagot por el bate de béisbol, y el clarinete por la navaja.
Sin embargo, el trasfondo de estos “descubrimientos”, dista mucho de ser cómico (sobre todo por la divulgación que se les da).

Cuando se habla de la herencia de comportamientos complejos que tienen muy distintos orígenes (en algunos casos muy evidentes, como son el ambiente y la tradición familiar en que se desarrolla el individuo) se está produciendo en la población una gran confusión sobre la justificación biológica de determinados comportamientos que tienen muy diferentes (y en ocasiones dramáticas) justificaciones.

Y, sobre todo, se pretende eximir a la sociedad de responsabilidades, lo cual, puede provocar en algunos una inquietante evocación de la “pseudociencia” del pasado.

Pero, cuando se oye hablar de la herencia biológica de características como el estatus ocupacional, o la diferente capacidad genética de distintos pueblos o “razas” para el progreso, (“conclusiones científicas” que aparecen actualmente en textos académicos de gran prestigio), nos encontramos con que los siniestros fantasmas del siglo XIX no están tan lejos, y mucho menos, si se tuviese conciencia de que las supuestas bases científicas sobre las que se sustentan tales conclusiones tienen su origen en la visión mecanicista y simplista de la Naturaleza de dicha época, y mantienen la misma deformación interesada (cuando no la falsificación directa) de la realidad, en cuyo caso, podríamos sentir su fétido aliento en nuestro mismo cuello.
Llegados a este punto, el lector (espero que al menos uno) se preguntará: pero, ¿tan terrible o tan dañina puede ser una teoría o una interpretación científica? Efectivamente, del estilo algo melodramático de quien esto escribe (bastante alejado del tono impersonal y “objetivo” de los textos científicos) se puede deducir alguna actitud tendenciosa o cargada de prejuicios ante el tema en cuestión. Para expiar este pecado, vamos a recurrir a una somera visión histórica, basada en datos objetivos, del nacimiento y de las consecuencias de la aplicación de estas teorías e interpretaciones científicas en la sociedad, por si puede ofrecernos alguna pista sobre su posible peligro futuro.

Habrá que comenzar por recordar que, cuando en la primera mitad del siglo XIX comenzaron a expandirse las ideas que justificaban las desigualdades sociales en base a las diferencias biológicas entre los individuos, teorías que han recibido el nombre de “determinismo biológico”, surgieron voces contrapuestas que afirmaban que el ambiente y las condiciones sociales en que los individuos se desarrollaban eran responsables de gran parte de esas diferencias; eran los llamados “ambientalistas”.
Enseguida se hicieron patentes los componentes ideológicos de estas distintas interpretaciones:

los ambientalistas eran de ideología progresista, es decir, partidarios de la construcción de una sociedad que no favoreciese la aparición de las grandes desigualdades sociales existentes y, en una época en la que las diferencias ideológicas parecían bastante claras, los deterministas, es decir, los partidarios de la idea de que el orden social es una manifestación de la naturaleza intrínseca del hombre y, por tanto, inmutable, se autodenominaban , sin ningún pudor, conservadores.

Entonces ¿a qué se debe el fulgurante (y permanente) éxito de Darwin como "creador" de la Teoría de la Evolución atribuida a su libro (cuya 1ª edición, a pesar de ser un libro supuestamente científico, se agotó el primer día de su publicación)? Si retornamos al contexto político y social de la Inglaterra del siglo XIX, quizás encontremos una explicación: En pleno auge de la revolución industrial, de la expansión colonial británica y de la consolidación del liberalismo económico, el "Ensayo sobre el principio de población" de Thomas Malthus, publicado en 1798 y ampliado en 1803, proporcionaba un argumento de gran solidez científica al afirmar que el crecimiento geométrico de la población en un mundo en que los medios de subsistencia crecen aritméticamente impondría necesariamente una "lucha por la supervivencia". Si a este irrefutable argumento, unimos la ya mencionada publicación en 1851 de la bien recibida obra de Spencer con su principio económico de la "supervivencia del más apto", nos encontramos con un terreno abonado para la idea de la Selección Natural como motor de progreso evolutivo, y, por extensión, de progreso social.
De hecho, tanto Darwin como A.R. Wallace, a quien los textos oficiales atribuyen la copaternidad de la teoría evolutiva (y que, al parecer, renunció a los reconocimientos en un ejemplar acto de fair play británico), atribuyeron a Malthus el mérito de la idea de la Selección Natural al suministrarles el argumento de una lucha por la vida en la que sólo los más aptos sobreviven.

De hecho, en “El origen de las especies” Charles Darwin señala que su teoría “Es la doctrina de Malthus aplicada con multiplicada fuerza al conjunto de los reinos animal y vegetal”.

En definitiva, y aunque en este caso no se trate de un objetivo dato histórico, sino de una deducción, cabe sospechar que la aceptación de la llamada Teoría Darwinista de la Evolución (cuyos aspectos científicos fueron repetidamente planteados con anterioridad por otros autores) pudo deberse más a una magnífica acogida social (naturalmente limitada al sector social susceptible de adquirir y valorar su obra) que a sus aportaciones científicas (a pesar de que la leyenda “oficial” ensalza su heroica defensa de la “verdad científica” ante la beligerante reacción de la conservadora jerarquía anglicana contra el origen animal del hombre).

De hecho, un considerable sector de científicos europeos de su época no aceptaron dichas "aportaciones". Y el motivo era muy obvio: la Selección Natural, era la extrapolación tanto de criterios económicos como de la actividad de los ganaderos para conseguir variedades más rentables de ganado, podía conseguir, al igual que éstos últimos, variaciones dentro de una especie (ovejas con patas muy cortas o perros de tamaños muy variados), pero no explicaba los complicados cambios realmente evolutivos como la transición de pez a anfibio o reptil.

De hecho, el mismo Darwin en su segundo gran libro "El Origen del Hombre" escribió "…pero ahora admito que en ediciones anteriores del mi "Origen de las Especies" probablemente atribuí demasiado a la acción de la Selección Natural o a la supervivencia de los más aptos… Antes no había considerado de manera suficiente la existencia de muchas estructuras que no son beneficiosas ni dañinas, y creo que ésta es una de las mayores omisiones hasta ahora detectadas en mi obra." Es decir, ni siquiera las variaciones dentro de una especie pueden ser directamente atribuidas a una mayor o menor "aptitud".

 Es más, los recientes y rigurosos estudios del registro fósil, han puesto de manifiesto que las especies existen sin cambios, o con cambios poco importantes durante millones de años y que los que sobreviven no son "los más aptos" sino simplemente los aptos, es decir, los individuos normales. En este contexto, los cambios evolutivos han mostrado ser unos procesos muy bruscos y de una gran complejidad morfológica, al afectar, simultáneamente a muchos caracteres interdependientes (proceso inevitable, ya que los hipotéticos pasos intermedios o "eslabones perdidos" que se han buscado infructuosamente desde mucho antes de la "Teoría Darwinista", serían inviables).
En definitiva, un proceso en el que la Selección Natural, actuando gradualmente sobre variaciones al azar dentro de una especie, tiene muy poco que explicar.

Podíamos concluir, por tanto, (junto con muchos otros científicos coetáneos y posteriores a Darwin), que la teoría de la Evolución mediante Selección Natural es un producto directo de las concepciones económicas y sociales de su época, que pretende convertir en "ley general" un proceso limitado en el tiempo y en el espacio (las variaciones dentro de una especie) y que, ni siquiera en estas limitadas condiciones, tiene suficiente poder explicativo.
Precisamente por esto, a pesar de su éxito social, estuvo sometida desde el principio a un creciente número de objeciones en el ámbito científico, hasta que una nueva simplificación de los procesos biológicos llegó en su ayuda: la Genética mendeliana.

Entonces, ¿qué sentido tiene hoy la búsqueda de “el gen” de la agresividad o de la ludopatía? ¿es sólo para buscar una justificación biológica a determinados comportamientos? Por si la historia nos puede dar una pista, volvamos a los inicios del siglo XX y a la aplicación práctica de estas teorías.

En 1930 las leyes eugenésicas se habían establecido en treinta y un estados norteamericanos con las dramáticas consecuencias de la esterilización, según cifras oficiales, de más de sesenta mil personas. Uno de los más tempranos frutos de estas leyes, fueron los terribles sucesos de la Alemania nazi, ya que la idea de superioridad de unos hombres sobre otros y el concepto hereditario de la naturaleza humana son fundamentales para las ideologías fascistas. Con la promulgación de la “Ley de Sanidad Genética”, el 13 de julio de 1933, en Alemania, se esterilizó a más de doscientas cincuenta mil personas durante su período de vigencia… Ya sabemos cuál fue el siguiente paso.

Sin embargo, las consecuencias de estas “teorías científicas” no se detuvieron en 1945.

En 1972 William Shockley, de la Universidad de Stanford, y premio Nobel de Física, que fue el que redactó la proposición de ley pidiendo la esterilización de aquellas personas cuya calificación de IQ fuera inferior a 100; y propuso comenzar este programa con personas dependientes de la seguridad social, a cambio de una compensación económica. Uno de los más llamativos (y alarmantes) aspectos de este siniestro fenómeno, es la colaboración de ciertos científicos para la justificación “racional” de unas persecuciones de las que, naturalmente, ellos se sentían a salvo.

Por ejemplo, otro premio Nobel (en este caso por sus estudios en comportamiento animal), Konrad Lorenz, hacía un canto al Darwinismo desde la Alemania nazi en 1940, cuando ya estaban en marcha las prácticas genocidas: “En el proceso de civilización, hemos perdido ciertos mecanismos innatos de liberación que normalmente persisten con objeto de mantener la pureza de la raza: alguna institución humana debe seleccionar la fortaleza, el heroísmo, la utilidad social,… si es que el sino de la Humanidad, carente de factores selectivos naturales, no va a ser la destrucción por la degeneración que el proceso de domesticación lleva consigo. La idea de raza como base del estado ya ha obtenido buenos resultados en este respecto.

Los datos históricos sobre la implicación y la responsabilidad directa de científicos en actos criminales no son escasos, pero aún más dramático es el hecho de que científicos honestos colaboren de buena fe en actividades semejantes sin tener conciencia de que sus “observaciones objetivas” están impregnadas, tanto del dogmatismo con el que han recibido su formación (en la que, por ejemplo, cualquier duda sobre el Darwinismo es objeto de anatema), como del entorno y presiones sociales y culturales en que se producen.

En el creciente auge del determinismo, que se puede constatar en la continua publicación del descubrimiento de genes responsables de comportamientos “anormales” o “antisociales” están implicados multitud de especialistas adiestrados, desde temprana edad, en las obsoletas creencias científicas que hemos comentado. (…)
Por tanto, una de las explicaciones posibles del auge de los “descubrimientos” deterministas, teniendo en cuenta su escaso rigor científico, y una vez descartada la responsabilidad de los ingenuos especialistas adiestrados, puede ser la existencia tras ellos de “oscuros intereses”.
En efecto, en 1975 se publicó el libro “Sociobiología: la Nueva Síntesis” del Catedrático de Zoología de Harvard E.O. Wilson.
El sustrato social previo y su repercusión fueron la más perfecta extrapolación posible de la época y del contexto que rodeó la publicación de la obra de Darwin. El despliegue de prensa y medios audiovisuales que acompañó a su publicación fue impresionante: se le concedieron entrevistas en distintos medios, entre los que figuraban las revistas “People”, “The New York Times Sunday Magazine”, e incluso en “House and Garden”. Por supuesto, la repercusión de esta obra en muy variados ámbitos académicos y lo que es peor, en muchos textos escolares, está actualmente en un momento de esplendor.
El motivo de ese éxito fue,

que mediante argumentos directamente derivados de los estudios de Konrad Lorenz y una impecable y tendenciosa interpretación darwinista del comportamiento animal, llegaba a la conclusión fundamental de que el comportamiento social humano es sólo un ejemplo especial de categorías más generales de comportamiento y organización social del reino animal.

En consecuencia, tanto los comportamientos individuales como los de grupo (léase pueblos o “razas”) han evolucionado como resultado de la adaptación dirigida por la Selección Natural. De lo cual se deduce que los que no triunfan es por ser menos aptos. Comportamientos como la xenofobia, la territorialidad, el conformismo, la religión, etc., son así perfectamente explicables en términos adaptativos…
Pero, por si quieren tener una visión más concreta y resumida de los componentes culturales e ideológicos de su teoría, me limitaré a mencionar que entre las “virtudes” humanas resultantes del proceso de Selección Natural figuran la agresividad, la competición, la división del trabajo, el núcleo familiar, el individualismo y la defensa del territorio nacional. Resulta, al menos, curioso, que los comportamientos sociales que resultan ser “naturales” tengan notables coincidencias con los “valores” dominantes en la cultura de la sociedad de mercado de la que el autor procede.

“Coincidencias” semejantes se pueden encontrar en otro prestigioso teórico, el zoólogo británico Richard Dawkins, que, en otro curioso paralelismo con la aportación de la genética mendeliana a la teoría general, publicó por primera vez con enorme éxito en 1976 un libro (reeditado y ampliado con posterioridad) con el título “El gen egoísta” según el cual, la unidad de evolución es “el gen” (posteriormente ampliado a “o fragmento de ADN”), cuyo objetivo es “alcanzar la supremacía sobre los otros genes”.
Los organismos, seríamos utilizados por los genes como “máquinas de supervivencia”, y las relaciones entre los seres vivos se producirían guiadas por este principio: “Toda máquina de supervivencia es, para otra máquina de supervivencia, un obstáculo que vencer o una fuente que explotar”.
Por si mi opinión personal puede resultar de algún interés al lector, considero necesario hacer notar que entre las muchas cosas que ambos “teóricos” comparten, destaca una magnífica opinión de sí mismos (constatable en las múltiples entrevistas que siguen concediendo) junto con un notable desconocimiento de la genética actual, lo cual hace más sorprendente el éxito del segundo entre muchos genetistas (la mayoría, si revisamos los artículos de las más prestigiosas revistas científicas), que intentan explicar las complejas interrelaciones del material genético en términos de “ADN egoísta”.

Bien. Ya tenemos la explicación científica de la situación. Ya podemos “comprender” por qué se han producido las escalofriantes diferencias en el reparto de la riqueza en el mundo, publicadas recientemente por la ONU. También tenemos una explicación científica para las crecientes desigualdades sociales que se producen en los llamados países desarrollados. ¿Cuál será el siguiente paso?

En la actualidad, desde distintas corrientes biológicas (por supuesto marginales o, al menos, no preponderantes), y desde otros campos científicos, se están levantando voces que acusan al determinismo (cuyos partidarios se autoproclaman “objetivos y apolíticos” incluso algunos “progresistas”) de ocultar, bajo su pretendido realismo, una gran dosis de cinismo, porque su falacia (que sigue manteniendo la vieja práctica de explicar fenómenos naturales complejos a partir de deducciones simplistas) contribuye al mantenimiento del “status quo” en lugar de proponer soluciones sociales. En 1993 Paul Billings, genetista de la Universidad de Stanford, escribía: “Conocemos las causas de la violencia en nuestra sociedad: la pobreza, la discriminación, el fracaso del sistema educativo. No son los genes los que provocan esta violencia, sino el sistema social”.
Hoy sabemos que las características morfológicas y fisiológicas de los humanos se heredan de una forma compleja, difusa y, a veces, sorprendentemente variable. También sabemos que el funcionamiento y la plasticidad del cerebro humano (el de todos los seres humanos) son en su mayor parte un misterio, pero que la enorme complejidad de su actividad está muy modelada por las influencias recibidas por el individuo a lo largo de su vida, incluidas las etapas finales del desarrollo prenatal.
También hemos podido comprobar que, dentro de cada población, existen diferencias en las capacidades física e intelectual (aunque especialmente ésta última no se puede valorar sin conocer totalmente la historia individual).

Pero, aún en el caso de que estas diferencias fueran reales, jamás serían suficientes para explicar las enormes diferencias en las expectativas de vida entre los humanos, generadas por un modelo económico cuyas raíces están indisolublemente unidas a las del modelo científico que pretende justificarlas.

Por eso, es un deber moral ineludible para los científicos conscientes de esta situación, la búsqueda premeditada de un modelo alternativo que, como hemos visto, difícilmente puede estar totalmente desligado del contexto social, por lo que, necesariamente, esta búsqueda ha de estar unida (tal vez precedida) a la intención de conseguir una sociedad más justa.

Enlaces relacionados

Por una ciencia crítica

De la biología a la ideología: el discurso del racismo

Sobre el orígen biológico de la cultura y la Teoría de los memes

Antropología y Biología Evolutiva del desarrollo ( Evo-Devo)

El origen biológico de la cultura, Una mirada desde la antropología

Epistemología cívica : Cuando la sociedad participa de la Ciencia y las decisiones políticas que ésta apoya

Calibrando los orígenes del racismo y la desigualdad en nuestra sociedad: Lewontin

Errores en la interpretación de experimentos afecta la base de la metodología científica

La brecha entre “la cultura experta” y la “cultura ciudadana”: Ciudadanía y ciencia responsable

Evolution and development Journal

Stephen Jay Gould

Pere Alberch

Richard Lewontin

Epigenetics papers