¿Qué es y cómo medir la pobreza digital? Roxana Barrantes

Blog Action Day – poverty

Ya hemos hablado en Web 2.0, web semántica y Gobierno Electrónico sobre alfabetización digital y gobierno electrónico. Uniéndome al Blog Action Day cumplo con difundir el documento sobre pobreza digital presentado por Roxana Barrantes en Wireless Opportunities and Solutions, el Primer Forum de Expertos de WDR/LIRNE.NET ¿Que es y como medir la pobreza digital?

Extraigo unos párrafos sobre la definición de pobreza digital en el marco del Blog Action Day pero no sin antes comentar que el interesante  cuadro de niveles de pobreza digital elaborado por Roxana Barrantes, en donde se puede leer que los « ricos » digitales interaccionan con el Gobierno electrónico, negocios electrónicos y creación de contenido; los pobres digitales  tienen acceso a la radio/TV y telefonía móvil o fija y los de  extrema pobreza digital solo cuenta con acceso a radio o TV:

« (…)los pobres digitales extremos se dedican principalmente a la agricultura actividad agropecuaria, mientras que los ricos se dedican a las actividades de servicios. »

« Del examen de los datos mostrados, la diferencia entre los pobres extremos y los ricos
son muy claras y atribuibles a los factores que tienden a explicar la pobreza económica:
nivel de educación, ingresos, actividad económica principal, condición urbana, etc. »

« En los datos de Perú, llama la atención que dos tercios de los hogares califiquen como pobres extremos digitales, en contraste a un 18% de los hogares que califican como pobres extremos económicos. Llama también la atención que la pobreza digital extrema sea un fenómeno importante entre los no pobres económicos, lo que exige estudiar maneras de integrar más activamente a estos grupos. »

Concluyendo que

« Un estudio profundo de para qué se usa, cuánto tiempo, qué aplicaciones, los mecanismos de aprendizaje de las personas y las demandas que información ycomunicación que el uso refleja sería un paso adelante para el diseño de políticas que superen la pobreza digital. »

En ese sentido hay que tener en cuenta que La Comisión Multisectorial para el Seguimiento y Evaluación del “Plan de Desarrollo de la Sociedad de la Información en el Perú, CODESI,  acaba  de reestructurarse este año. La CODESI además cuenta con una Mesa de trabajo sobre Gobierno Electrónico que se encarga de

# Relevamiento de los Macroprocesos del Estado.
# Definición de estándares, plataformas y servicios especializados, necesarios para la operación y despliegue de los servicios de gobierno electrónico.
# Plataforma interna de comunicación del Estado.
# Plataforma de capilaridad de los servicios.
# Políticas para integración de gobierno nacional, regional y locales.
# Marco regulatorio de uso y aprovechamiento de las tecnologías de la información y comunicaciones para el fomento y desarrollo de gobierno electrónico.
# Coordinación con la Mesa de Infraestructura, y verificar las existencias y necesidades para el despliegue del gobierno Electrónico.
# Generación de indicadores del uso de las TICs en el estado peruano y del mejoramiento de la eficiencia, eficacia y transparencia de la gestión pública.

¿Cuál será el programa de alfabetización digital y aminoración de la pobreza digital en nuestro país?

¿Que es y como medir la pobreza digital? extracto- Roxana Barrantes

Fuente: DIRSI
« El concepto de “pobreza digital” es uno que, como tal, no aparece frecuentemente citado en las discusiones. El concepto más utilizado es el de “brecha digital” generalmente entendida como caracterizando las desigualdades en el acceso y uso de TICs a nivel de hogares o a nivel de países y que es objeto de medición frecuente.Frente al concepto de brecha,  el concepto de pobreza digital trata de capturar el nivel mínimo de uso y consumo de los diversos atributos de las TICs, así como los niveles de ingreso de los pobladores para hacer efectiva una demanda.

Al introducir el concepto de pobreza digital, estamos afirmando que la preocupación no estará centrada en cualquier información y cualquier comunicación, sino en aquella que puede ser almacenada, puesta a disposición, usada y consumida por medios digitales. Estamos introduciendo así una dimensión específica cual es la del uso de computadoras u ordenadores de información o de tecnologías de comunicación
digitales que amplían la funcionalidad de los equipos, como los teléfonos móviles a objeto de permitir tal información y comunicación.
Bajo este enfoque, el pobre digital es uno que carece, sea por falta de acceso –consideración de oferta— o ser por falta de conocimiento de cómo se utiliza o sea por falta de ingresos –consideraciones de demanda—, de la información y comunicación permitidas por las tecnologías digitales. Las tecnologías serán los medios pero, al mismo tiempo su disponibilidad será el componente más visible de la demanda que puede ser estimada.
De este modo, el pobre digital no será solamente aquel pobre por ingresos o insatisfacción de necesidades básicas que no tiene acceso y uso de TICs; el pobre digital puede ser también aquel que, en otras dimensiones no podría ser calificado como pobre. En consecuencia, podemos encontrar varios tipos de pobres digitales:

Podrán ser aquellos pobres por ingresos, o pobres económicos, que no cuentan con las capacidades mínimas para utilizar las TICs y que, además no cuentan con la oferta del servicio. La restricción para la utilización de TICs es doble: de oferta y de capacidades de utilización.
Podrán ser aquellos pobres por ingresos, o pobres económicos, que no cuentan con la oferta del servicio, aún cuando sí cuentan con las capacidades mínimas para utilizar las TICs. La restricción para la utilización de TICs es de oferta.
• Podrán ser aquellos pobres económicos que no demandan, aún cuando dispongan de las capacidades mínimas para utilizar las TICs. Precisamente, su pobreza de ingresos les impide ser parte de la demanda por TICs. La restricción para la utilización de TICs es de demanda.
• Podrán ser aquellos no pobres económicos que no demandan, debido a que no cuentan con las capacidades mínimas para demandar. Esta pobreza se manifiesta más claramente como una brecha generacional.
Desde este enfoque, no solamente son pobres digitales los excluidos por ingresos. Pueden ser pobres digitales quienes no utilizan las TICs, sea por falta de oferta o de capacidad de utilización.
Nuestra discusión lleva a plantear que la pobreza digital puede ser estudiada desde dos enfoques:

1. El enfoque, que llamaremos tradicional, de mirar el acceso a TICs de los pobres por ingresos o por insatisfacción de necesidades básicas, o pobres económicos. Los pobres económicos pueden ser pobres digitales debido a características de la oferta o de la demanda:

a. Si se trata de un problema de oferta, buscaremos identificar a los pobres económicos que no cuentan con conectividad. Este es el problema más estudiado en la literatura que se concentra en cómo erradicar la brecha de conectividad, o brecha digital, y que busca llevar medios de transmisión, teléfonos, computadoras y conexiones de internet a los centros poblados.

b. Si se trata de un problema de demanda, se tratará de aquellos pobres económicos que tienen fuentes de oferta. Este será un problema básicamente urbano, ya que las ciudades en nuestros países cuentan con fuentes de oferta como los telecentros, que hacen innecesario que cada hogar cuente con una computadora. El problema de política pública consiste en cómo ampliar el uso.

2. El enfoque de estudiar la carencia en TICs, o la falta de literalidad en TICs. Este concepto sería análogo al de analfabeto y, para simplificar, se podría utilizar “analfabeto en TICs”, a falta de un mejor término. Esta carencia puede caracterizar tanto a los pobres económicos como a quienes no pueden ser caracterizados
como pobres económicos. Para el caso de los pobres económicos, el analfabeto en TICs será claramente un analfabeto, no expuesto a electrodomésticos modernos o a televisión por cable, que no tiene familiares migrantes con quien debe comunicarse. Pero el analfabeto en TICs puede ser una persona que cubre plenamente sus necesidades, y que podrá ser una persona mayor, cuyas actividades cotidianas ni lo exponen ni le exigen familiaridad con computadoras o electrodomésticos o tecnología moderna en general. »

Enlaces relacionados:

« DIGITAL POVERTY, Latin American and Caribbean Perspectives” Descargar libro completo en PDF (idioma ingles)

Las organizaciones políticas y la inclusión/alfabetización digital

Transparencia gubernamental y Fiscalización ciudadana

¿Qué pasa con la Agenda Digital Digital Peruana?

¿Qué comentarios hay sobre la Firma de la Carta Iberoamericana de Egov?

El voto electrónico y el déficit democrático europeo:Lo que debemos tener en cuenta en Perú

La “caviarización” de la blogósfera

¿Cuál democracia digital?

Redes sociales virtuales y organizaciones políticas

Democracia y cambio social 2.0

Web 2.0, web semántica y Gobierno Electrónico