Escepticismo y asombro

Un muy buen artículo  autocrítico del escepticismo extremo escrito por Carl Sagan en 1995
 y traducido por Manuel Hermán Capitán
El escepticismo es el mejor camino para llegar al conocimiento  evitando la pseudociencia oficial y la oscura superstición, pero no se debe hacer de él un movimiento elitista y autosuficiente que reste credibilidad popular a la ciencia.

La mayor deficiencia que veo en el movimiento escéptico es su polarización: Nosotros contra Ellos – en el sentido de que tenemos el monopolio de la verdad; que aquella otra gente que cree en todas esas estúpidas doctrinas son idiotas; que si eres sensato, no escucharás; y si no, al infierno contigo. Esto no es constructivo. Esto no es propagar nuestro mensaje. Esto nos condena a un estatus minoritario permanente. Mientras que una aproximación que desde el principio reconozca las raíces humanas de la pseudociencia y la superstición, que reconozca que la sociedad ha organizado cosas porque el escepticismo no se enseña bien, podría ser aceptado con mayor amplitud.

Si los hábitos escépticos se distribuyesen y apreciasen, ¿a quiénes se aplicaría principalmente? A aquellos en el poder. Aquellos en el poder, además, no tienen un interés personal en que todo el mundo sea capaz de hacer preguntas agudas.

Si comprendemos esto, entonces por supuesto sentimos compasión por los abducidos y los que creen que los círculos en los campos de cereales son sobrenaturales, o al menos de fabricación extraterrestre. Esto es clave para hacer la ciencia y el método científico más atractivo, especialmente para los jóvenes, debido a que es una batalla por el futuro.

La ciencia involucra una aparente mezcla de actitudes autocontradictorias: Por una parte requiere una apertura casi completa a todas las ideas, ni importa lo bizarras o extrañas que suenen, una propensión al asombro. Conforme avanzo mi tiempo se hace más lento; me hago más pequeño en la dirección del movimiento y me hago más masivo. ¡Es una locura! En la escala de lo muy pequeño, la molécula puede esta en esta posición o en esa posición, pero tiene prohibido estar en ninguna posición intermedia. ¡Es descabellado! Pero la primera es una afirmación de la relatividad especial, y la segunda es una consecuencia de la mecánica cuántica. Nos guste o no, el mundo es de esta forma. Si insistes en que es ridículo, te cerrarás para siempre a los principales hallazgos de la ciencia. Pero al mismo tiempo, la ciencia requiere del escepticismo más vigoroso e inflexible, debido a que la gran inmensidad de las ideas son simplemente erróneas, y la única forma de distinguir la correcta de la incorrecta, el trigo de la paja, es a través de la experimentación y el análisis.

Demasiada apertura y aceptaras cualquier noción, idea e hipótesis – lo que es equivalente a no saber nada. Demasiado escepticismo – especialmente el rechazo a las nuevas ideas antes de que hayan sido convenientemente probadas – y no serás más que un gruñón desagradable, pero también cerrado al avance de la ciencia. Lo que necesitamos es una mezcla juiciosa.

No es divertido, como dije al principio, estar al final del cuestionamiento escéptico. Pero es un precio asequible el que pagamos por tener los beneficios de una herramienta tan potente como la ciencia.

Vía astroseti

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s