Lotus Symphony, el « insigne fracaso » que podría tumbar a Microsoft Office: lo que necesitas saber para descargarlo

Lotus fue considera por PC magazine como uno de los más insignes desastres del software. Hoy Lotus viene afinado en La,  dispuesto a destronar a MS Office incluso en las instituciones públicas.

Noticia editada de Slashdot, Barrapunto, El Francotirador

IBM resucita un viejo nombre para esta nueva marca de software: Lotus Symphony

El nuevo Symphony basado en OpenOffice.org es otro producto que apoyará el Open Document Format (ODF), el estándar ISO para intercambio de documentos universal. Hay sobre 135 millones de usuarios de Lotus Notes, y ellos también recibirán Symphony gratis. El soporte de IBM estará disponible bajo pago. IBM soporta Lotus Notes 8 en Linux, Mac OS X y Windows.

Lotus Symphony está construída sobre el motor de OpenOffice en asociación con Sun Microsystems, sino que además se entregará en forma totalmente gratuita, con su beta 1 ya disponible para descarga.

Tutorial para instalar en Linux  (Vía el El FT)

WaloCorp brinda una captura de Symphony corriendo en Ubuntu, además de entregar un mini-tutorial pormenorizado para instalar la suite sobre Linux.

Historia de Lotus

Lotus era una empresa de software que lo tenía todo para convertirse en un imperio.Desde 1982 cosechó el éxito en el mercado de las aplicaciones de oficina gracias a su planilla de cálculo 1-2-3. Sin embargo, una serie de malas decisiones y el auge de Microsoft la hicieron reducirse a una simple división de software, parapetada en los cuarteles de IBM.

Lo realmente irónico, es que sea justo su peor desatino -la suite ofimática Lotus Symphony, archivada como uno de los más insignes desastres en la historia del software- quien 20 años más tarde vuelva a buscar venganza en su nombre, aunque esta vez con varios ases bajo la manga.

Características y ventajas de Lotus Symphony

Su interfaz es intuitiva pues usa pestañas (tabs) para cambiar entre documentos, más un inspector de propiedades lateral para acceder directo a las funciones más comunes.

Además puede abrir una multitud de formatos, exportar en PDF, guardar archivos por defecto en ODF, además de estar disponible para Windows, Linux y -próximamente- para Mac OS X.

Desventajas Que para Windows exija XP o Vista sin tomar en cuenta que aún existe windows 2000.

2 razones que convierten a Lotus Symphony  en un candidato real para romper los 15 años de hegemonía de Microsoft Office.

1) Quizá OpenOffice sea una buena alternativa para muchos de nosotros pero, tal como me señalaba Carlos, cuando hablamos de organizaciones o gobierno el que los proyectos de código abierto no tengan un representante a quién llamar para implementarlo (o incluso que lo promueva) es una seria debilidad.

Más todavía, tanto instituciones como grandes empresas suelen ser reticentes a adoptar una solución sin cara visible como respaldo (¿sabían que BancoEstado prohibe el uso de código abierto en sus instalaciones?).

Aunque en muchos casos sea imaginario, pagar una licencia brinda tranquilidad contra las dificultades y las fantasmas del código abierto.

Pero ahora Symphony hace “una oferta que no podrán rechazar”: el costo cero (de instalación) del código abierto, más el respaldo de una firma como IBM.

IBM ya tiene un importante canal de distribución en sus clientes corporativos -muchos usuarios de Lotus Notes, con el que Symphony se complementa- sino que puede negociar acuerdos con fabricantes de computadoras para tener la suite preinstalada en equipos nuevos, hiriendo una de las principales fuentes de ingresos de Microsoft: las copias OEM de MS-Office y Works.

2) Según un estudio de NPD, hasta el año pasado Microsoft Office abarcaba un 95% del mercado ofimático, mientras sus más cercanos perseguidores –iWork de Apple y WordPerfect de Corel- apenas tenían 2.7% y 1.6%, respectivamente.Fuera de que algunas empresas tengan requisitos específicos, una de las principales causas de este dominio es que los formatos de MS-Office (.doc, .xls, .ppt) se han consagrado como estándares de facto gracias a la misma disparidad, forjando un círculo muy difícil de romper.

OOXML

Pero sucede que hoy Microsoft se encuentra en una carrera contra el tiempo debido a que, desde hace 2 años, cada vez más gobiernos e instituciones están exigiendo -incluso por ley- el uso de formatos abiertos. Y dado que la aventura de convertir a OOXML en un estándar ISO no tuvo éxito, por ahora eso significa una sola alternativa: ODF.Esto ha llevado a ambos gigantes a trenzarse en una lucha paradojal pues, mientras Microsoft encabeza iniciativas que propugnan una muy particular ‘neutralidad tecnológica‘ para evitar el avance del código abierto; IBM ha movido sus propios hilos en el sentido contrario, con productos que casualmente ‘calzan’ con las nuevas necesidades.

Symphony y su soporte nativo para ODF es la última estocada. De hecho IBM fue tan astuta que cuando anunció su colaboración con la comunidad que desarrolla OpenOffice, mencionó explícitamente que donaría código para mejorar las funciones de accesibilidad del proyecto… una de las justificaciones utilizadas por algunas entidades para evitar desvincularse de Microsoft Office.

¿El fin de Microsoft Office?

Aunque sería ingenuo pensar que una aplicación relativamente simple como Lotus Symphony sea capaz de destronar a un producto complejo y tan estrechamente arraigado como MS-Office, el que IBM esté tras esta iniciativa -sumado a los progresos que hace Google en el área de los servicios vía Web- deberían bastar para poner nervioso a Redmond.ué mejor prueba de ello que, mientras Microsoft tenía la política de ignorar a cualquier posible competidor en esta área (tal como alguna vez hizo con Linux), la semana publicara una curiosa advertencia de por qué no conviene usar Google Apps, mientras se apuró en asegurar su autoconfianza a la prensa tras el lanzamiento de Symphony.

Quizá porque este caso resulta intrigamente similar al de cierto navegador que -tras perder su supremacía y ver mermados sus ingresos a fines de los 90- decidió liberar el código de su aplicación para volver recargado (o mejor dicho, descargado) un lustro más tarde en la forma de Firefox, zampando desde entonces cerca de un 20% a la participación de Internet Explorer.

Pero si pensamos que en lo que va de año Office aportó casi el 35% de los ingresos de Microsoft, esta vez está en juego mucho más que un dominio estratégico u honorífico. »

Enlace directo a esta excelente nota sobre Lotus Symphony reproducida en este blog:

Enlaces relacionados:

Microsoft da diez razones por las que las empresas no deben usar Google Apps

This entry was posted in Informática, Tecnología by Andrea Naranjo Leclercq. Bookmark the permalink.

About Andrea Naranjo Leclercq

Peruvian anthropologist stuck in Brussels/Exploring the boundaries between media communication tools,technology & culture/Member of cognitariat/ Geek & Freak / Flashdance life- Anthropologue et journaliste qui explore les frontières entre les outils de communication, la technologie et la culture /En peu Geek, un peu freak/ Membre du cognitariat / Flashdance life

One thought on “Lotus Symphony, el « insigne fracaso » que podría tumbar a Microsoft Office: lo que necesitas saber para descargarlo

  1. Ping : aventura » Blog Archive » Lotus Symphony, el “insigne fracaso” que podría tumbar a …

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s