Rastreando a Watson: ¿qué tan profundo es el racismo científico?

Hace unas semanas James Watson , Premio Nobel de Medicina 1962 y  co descubridor de la estructura del ADN, volvió a la primera plana de los diarios, pero esta vez no por un insigne trabajo de investigación si no por sus declaraciones abiertamente sesgadas sobre lo que él piensa de la diferencia de capacidades de razonamiento entre los dversos tipos  tipos humanos.

« Los negros no tienen por qué poseer la misma inteligencia que los blancos es por ello la ineficacia de las políticas occidentales hacia África », habría dicho  Watson a mediados de octubre de este año al Sunday Times poniendo en el tapete un debate importantismo que también se dio y se da no solo en biología sino  en el seno de la antropología social/cultural.

Podemos rastrear a Watson haciendo un pequeño seguimiento a la antropología y la genética como la aplicación de la Teoría de la Evolución a la cultura humana, entendiendo  a esta última como la capacidad de razonar y transmitir dichos razonamientos  de generación  en generación.
Hay que tener en cuenta que la Teoría de la Evolución como acá la tratamos comprende a Darwin, el Darwinismo Social de T. Malthus, y H. Spencer y el concepto de lucha por la existencia y supervivencia del más apto como motor de cambio y desarrollo cultural así como el Evolucionismo materialista de K. Marx, y F.Engels el cual propone una evolución histórico-cultural resultado de la lucha de clases por el control de los medios de producción en vez de la lucha entre las especies por la existencia, teniendo ambas tendencias en común el validar el proceso evolutivo occidental en todas las culturas humanas, buscamdo así las razones de no desarrolo o  no predominancia de algunas como producto de humanos « inferiores » léase, de otras razas.

La cultura, aquél oscuro objeto del deseo e intención

¿Dónde se origina y cómo evoluciona ( y por qué existe ) la cultura, la tecnología, es decir, la techné como intencionalidad , la cual nos diferenciaría de otras especies?

¿Acaso hay « razas » biológicas como sub especies humanas que serían incapaces de razonar y producir cultura ( o por lo menos no una cultura « superior »?

Debate candente

Las escuelas del neoevolucionismo y Ecología cultural, que buscaron la interrelación y adaptación de la tecnología y su producción al medio ecológico la explicación causal de la evolución cultura ( recordemos las Ley de White C= ET, Cultura es igual Energía más Tecnología) fueron las que más trataron de aproximarse a dar respuestas exactas a estas preguntas fundamentales que aún están sin resolver.

Estas escuelas se formaron tras la Segunda Guerra Mundial en donde muchos investigadores dedicaron sus trabajos a superar el biologicismo imperante hasta la década del 30, ya que la evolución biológica no era suficiente para explicar el por qué del desarrollo de ciertas culturas y la “inexistencia” de éste en otras.

Con ello la nueva ventaja ya no sería de orden biológico: ésta se habría transformado en sociocultural por medio de la competencia tecnológica y el dominio del ambiente.
Dicho postulado se forjó y tomó forma a partir de los avances en los estudios de la genética, la etología y ecología de poblaciones, teniendo las teorías antropológicas , una gran intervención en la justificación teórico social de la teoría sintética de la evolución que propone darwinismo social o sociobiología.

El ADN, la selección natural y la evolución cultural

Mendel descubrió, en la segunda mitad del siglo XIX simultáneamente que Darwin formulara su teoría evolutiva -pero sin conocerse- que existían ‘factores’ biológicos hereditarios a los que llamaría genes, responsables éstos de la transmisión y distribución en cada organismo de características hereditarias generación en generación .
En 1944, tres científicos— Avery, MacLeod y McCarty – identificarán la ‘sustancia transformante’, o DNA la cual permitía la transmisión e identificación de los caracteres hereditarios- constituidos por proteínas y aminoácidos.

En 1953, James Watson y Francis Crick propusieron un modelo molecular para el DNA en la Universidad de Cambridge. La replicación del DNA fue estudiada en los laboratorios como el proceso de transmisión genética.

Hoy en día, se puede determinar el código genético –genoma humano- de todas las proteínas y sus respectivas secuencias de aminoácidos detectando las alteraciones o mutaciones en las proteínas que causan numerosas dolencias y degeneraciones, logrando con esto en la mayoría de casos, reparar la cadena genética mediante la manipulación artificial.
Las consecuencias sociales y científicas del descubrimiento de las funciones básicas del ADN-replicación y síntesis- provocaron el avance en la detección y cura a través de terapias génicas, vacunas de ADN por medio de técnicas moleculares que revolucionarían las relaciones sociales así como los sistemas económicos pues con el mejoramiento alimentario (animal y vegetal) la industria de los alimentos transgénicos del llamado Primer Mundo para  seguir abasteciendo  y sosteniendo el Mercado de productos  que ofreció en la PosGuerra de cara a una Guerra Fría done las herramientas de lucha pertenencían y pertenecen a un modelo económico, filosófico y político: el Capitalismo.

Volviendo a   Watson, es así que alrededor de 1950 se reformula el darwinismo incorporando al esquema del evolucionismo, la genética, dando así origen a lo que se llamó neodarwinismo y que hoy se conoce por « teoría sintética de la evolución”, neodarwinismo o sociobiología.

Este ramo de la biología y la etología investiga el comportamiento social humano como una estructura animal la cual considera que la evolución tiene lugar por selección natural de las diferencias hereditarias que surgen en cada generación, de manera que aquellas que otorgan a sus portadores una mayor adaptación al medio se multiplicarán en base al egoísmo y la competencia, y las contaminantes se eliminarán gradualmente dando lugar a una nueva población dominante que finalmente se impondría.

Con ello la evolución tenderá a evitar el altruismo, pues la cooperación y solidaridad con un competidor incrementará las posibilidades de sobrevivencia trayendo como consecuencia menos recursos disponibles para la propia supervivencia.

El problema de fondo aquí es si el comportamiento social de los animales y en especial el comportamiento social humano, puede ser reducido al componente genético.

H.O. Wilson elaboraría, bajo el método empírico un discurso sociobiológico en donde acepta la realidad de la existencia de ciertas propiedades inherentes a la especie humana en sociedad – que fueron establecidas antes por los estudios antropológicos- a las que atribuye un origen genético, tales como la selección de parentesco, la cual explicaría el fenómeno de nepotismo, definido como un universal humano intercultural; la reciprocidad entendida como ventaja genética de la colaboración; las formas de familia humana desde la poliandria a la poligamia, así como las formas que reprimen o favorecen las relaciones extramatrimoniales interpretadas en el sentido de aumentar la aptitud de sobrevivencia.
El egoísmo, el altruismo, la defensa y agresión, la noción de territorio y las relaciones de poder, tendrían todas explicaciones genéticas para favorecer la sobrevivencia del “más apto” pues para la sociobiología de Wilson, la existencia de grupos mayoritarios y minoritarios de seres humanos con intereses y formas de organización sería la evidencia de la ley universal de la competencia,y por ende el triunfo del egoísmo por sobre el altruísmo, pues en el fondo todos los seres humanos compiten y sirven a quien piensan que ganará para poder sobrevivir.
La selección natural devendría entonces en la supervivencia no del individuo, sino de los genes a través de éste, siendo el resultado de la ínterinfluencia entre la herencia genética y la actuación de las condiciones ambientales en los organismos, produciendo una aptitud genética progresivamente superior. Con ello los cambios del comportamiento serían consecuencia de procesos insertos en el programa genético evolutivo y del aprendizaje sociocultural.

¿Podemos buscar una explicación de la cultura en la genética?

¿Podemos explicar la sociedad a través solo de la biología molecular?

Tal es la propuesta de Richard Dawkins ( afirmando en el Gen egoísta que por fin se está haciendo teoría social) quien desde la zoología y la etología y también bajo el método comparativo como herramienta de investigación y demostración, destierra la imagen del individuo dedicado a perpetuar su horda y propone que los cuerpos de todos los seres vivos, y por extensión los de todos los seres humanos, son solo máquinas de supervivencia para perpetuar « buenos genes » que son mucho más longevos que los individuos que los transportan y transmiten, y que las propias especies que componen esos individuos. Según Dawkins, la evolución biológica obedece a una lógica egoísta de los genes, la cual actúa por encima del grupo, la especie y el propio individuo.
Esta lógica egoísta trasluce que hay genes o portadores de genes en los que vale la pena invertir y salvar y otros que deben ser definitivamente eliminados.

Watson no se aleja de esta postura al hacer las declaraciones sobre el dinero que gasta Occidente en Africa para Programas de Cooperación al Desarrollo.
Para Watson y para muchos científicos erúditos, los que no somos « genéticamente » del Viejo Occidente, no merecemos que nuestros genes sobrevivan somos de otra « raza » concepto que sabe a rancio, a ignorancia pura.
Lástima tanta irracionalidad, pero más que lástima que  absurdo que tremendas declaraciones vengan de parte de quien pretende representar al tipo biológico  y culturalmemte más « racional ».

Enlaces relacionados:

La tentación de la raza

El origen biológico de la cultura

El fin del determinismo genético

El “poderoso” gen Neandertal y el habla : biologia antropologia y evolucion

De la biología a la ideología: el discurso del racismo

2 thoughts on “Rastreando a Watson: ¿qué tan profundo es el racismo científico?

  1. No estaba ya la sociobiología desacreditada para explicar el comportamiento social humano?
    Vanas discusiones como el gen homosexual y sus refutaciones no habian superado largamente esta etapa?
    Por la complejidad del comportamiento humano, la interaccion genetica ambiente y sobretodo por que las poblaciones humanos son mas heterogeneas internamente que en entre poblaciones. Es decir la heterogeneidad dentro de la poblacion es mayor que la heterogenidad intrapoblacional.

  2. Ping : 1911 – 2011 Centenaire de la mort de Antenor Firmin | Luna Antagónica

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s