La privacidad en las redes sociales y la economia del conocimiento: el caso Facebook / Beacon

La web 2.0, las redes sociales y el Mercado: ¿Quien hace valer nuestros derechos de privacidad de datos como usuarios y consumidores?

El capital social generado en las redes sociales producidas en la economia del conocimiento esta adquiriendo tanto valor en el Mercado que el Epic ha publicado un libro sobre Privacidad y Derechos Humanos este año. Por su parte ya en el 2005 Villanueva  Senderos que se bifurcan atendia que:

 » las bases de datos, que van desde los registros electorales hasta los consolidados de actividad bursatil, son esenciales para esta economia de la informacion, debido a que, en muchos casos, la base del negocio es precisamente la informacion que se almacena y procesa en estas redes. Este tejido de informacion nos ofrece otra perspectiva para entender la economia del conocimiento: la de los sistemas de acceso a informacion y los mercados definidos por el acceso a la informacion »


En el siguiente post se habla del caso Facebook/ Beacon y el derecho que tiene el usuario a decidir que se hara con la informacion que recopilan las herremientas de redes sociales de la Web 2.0

Casi un blog Beacon: una explicación para seguir explorando

Aunque no es el servicio más popular en nuestro país, Facebook es un paradigma entre los « software sociales », estos sitios dedicados a que uno tenga una presencia virtual con conexiones, amistades y relatos. Originalmente un sitio para estudiantes universitarios, su éxito lo llevó a pensar una alternativa más o menos radical de conexión entre sus usuarios y el marketing. Es tema de estudio académico, como lo muestra este trabajo.

Beacon, el servicio que lanzaron, era innovador porque permitía rastrear y publicar las compras y visitas en línea de los usuarios. Digamos que el miembro de Facebook alquila un video, compra un libro y visita un sitio de citas en línea: todo esto aparece en el perfil de Facebook, lo que permite por un lado más información sobre lo que uno hace para los amigos de la red de Facebook, pero también rastreo de patrones de compra.

La protesta de los usuarios fue fea: 50.000 pidieron que lo dejaran de hacer. Facebook ha tenido que cambiar las reglas y poner a Beacon como un servicio opt-in, es decir que hay que pedir que se active; antes era opt-out, uno pedía que lo sacaran.

Beacon revelaba nuestros múltiples « frentes » a las personas que compartían solo uno: nuestro frente expuesto en Facebook.

El Electronic Privacy Information Center tiene informacion detallada sobre el caso Facebook/Beacon en la seccion de Privacidad en Redes Sociales.

Informe sobre Privacidad y Derechos Humanos 2006

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s