Recuperación de la información, recuperación de la memoria social : Estado de miedo en quechua

La recuperación de la información  (Information retrieval (IR) está definida como

la ciencia de la búsqueda de información en documentos, búsqueda de los mismos documentos, la búsqueda de metadatos que describan documentos, o, también, la búsqueda en bases de datos, ya sea a través de internet, intranet, para textos, imágenes, sonido o datos de otras características, de manera pertinente y relevante.

Por otro lado Tramullas nos dice que la necesidad de obtener información se debe a

una manifestación o una carencia, una situación irregular de las estructuras mentales y cognitivas por parte de las personas.  Esta irregularidad llamada en en inglés ASK, o « Anomalous State of Knowledge » es un estado mental de incertidumbre que mueve al individuo a desarrollar una serie de acciones para salir de ese estado.

La recuperación de información, por tanto,

es el conjunto de tareas mediante las cuales el usuario localiza y accede a los recursos de información que son pertinentes para la resolución del problema planteado.

Pero, ¿cómo se entrelaza la disciplina del Information retrieval o recuperación de la información con  la recuperación de la memoria social?

La recuperación de la memoria social está definida como

una construcción cultural que requiere un notable proceso de elaboración por parte del conjunto social que describe.

Topografía de la Memoria además nos dice que

Para asumir el pasado hay que educar en los valores democráticos y perseguir la intransigencia, incluyendo la eliminación de los monumentos y conmemoraciones a los represores y la prohibición de cualquier otra apología. Para generar esta nueva cultura política popular cívica, es necesario un esfuerzo conjunto entre los historiadores, profesores, políticos y medios de comunicación.

En el contexto europeo, por ejemplo, La ONG belga Las lecciones de la historia y nosotros,

se basa en un método de enseñanza llamado Facing History (www.facing.org. ) desarrollado en la Universidad de Harvard y  practicado con éxito desde 1976 por la Asociación Internacional de Historia. Este método es utilizado en el estudio de los peligros de la indiferencia y los valores cívicos y ayudar a los profesores para abordar críticamente la complejidad de la historia, en particular en períodos de la violencia colectiva, a través de centros de documentación y recursos de información  en línea para profesores y alumnos.
Este método incita a los alumnos a recuperar información documentada sobre hechos de violencia colectiva, como el Holocausto, o racismo que pueden pasar inadvertidos u olvidados.
Con ello este método se sirve de las nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación, entre otros, para recuperación de la memoria social respecto a hechos de violencia colectiva utilizando la Recuperación de información documental.
En nuestro país, la recuperación de la memoria social respecto a las dos décadas de violencia interna que vivimos es muy importante y fundamental para el desarrollo de nuestra sociedad, así como los métodos de recuperación de la información histórico-documental  de dicho periodo, que den  como resultado, ( como ya se ha hecho), la creación de museos, calles, monumentos, plazas, edición de publicaciones escolares, programas televisivos y de radio, páginas webs y centros de documentación públicos.
Gonzalo Gamio apunta respecto a la recuperación de la memoria que
La reconstrucción de la memoria es una empresa pública, esto es, una tarea que nos convoca a todos como ciudadanos libres; recuperar nuestra historia reciente constituye un derecho, así como un deber para con las futuras generaciones.
La escucha de las víctimas, la investigación del daño sufrido para que la justicia entre en acción, y la participación de ellas mismas en la construcción pública de la memoria constituyen un proceso que apunta a que la víctima asuma su lugar como ciudadano.
La recuperación de la memoria es una tarea eminentemente ciudadana, se trata de un ejercicio abierto e inclusivo. Por ello la importancia – tanto sistemática como contextual – de fortalecer la esfera pública.
En este contexto, UdM nos cuenta una interesante  iniciativa :  la traducción de Estado de Miedo al quechua.
El documental Estado de miedo – Producido por Skylight Pictures y realizado por un equipo EEUU/Perú-  está basado en el trabajo de la CVR, y revela el costo humano y social que resulta cuando un gobierno sin escrúpulos se lanza a una guerra abierta contra el terrorismo.  Esta película sigue los hechos ocurridos en el Perú, pero a la vez es una alegoría sobre la actual guerra mundial contra el terrorismo.
Para la difusión de la versión en quechua el equipo se ha valido de herramientas web 2.0
y lo más interesante e importante, el documental promueve el Copyleft, movimiento y concepto que ha originado numerosas licencias libres de reproducción como Licencias Creative Commons o  Licencia Arte Libre.
para así facilitar la búsqueda y acceso a los docentes que deseen utilizar el documental como material de enseñanza.
Enlaces relacionados:

Seminario de Investigación Computacional de la Complejidad social – CISEPA

El Centro de Investigaciones Sociológicas, Económicas, Políticas y Antropológicas de la Pontificia Universidad Católica del Perú ( CISEPA) presenta el

Seminario de Investigación Computacional de la Complejidad social, el cual consiste en la investigación de la complejidad y su relación con fenómenos económicos, culturales, sociales, organizacionales, políticos y de gobierno utilizando modelos y simulaciones computacionales basados en dinámicas no lineales y emergentes.

La presentación estará a cargo de John Earsl y José Manuel Magallanes el miércoles 5 de noviembre de 2008 en la Sala Grados de la Facultad de Ciencias Sociales, la entrada es libre.

Enlaces relacionados:

Teoría de los sistemas complejos Luna Antagónica


La protesta social : el conflicto como propiedad emergente

Sistemas complejos, dinámica del conocimiento y redes sociales / Barabási

La negentropía, o entropía negativa

NetLogo – Modelacion y simulacion de fenomenos

Introducción a la Teoría de los Sistemas Complejos / John Earls

Redes neurobiológicas y adaptabilidad digital

Los siete mayores engaños científicos de todos los tiempos

Fuente:  New Scientist y  Slashdot The Greatest Scientific Hoaxes

Edición A. N.

« New Scientist tiene una divertida historia acerca de los siete mayores engaños científicos de todos los tiempos.

El engaño Sokal

En 1996, el físico norteamericano Alan Sokal presentó un documento cargado de jerga sin sentido a la revista Social Text, en la que sostuvo que la gravedad cuántica es un problema social y lingüístico a construir. « Transgressing the Boundaries: Toward a Transformative Hermeneutics of Quantum Gravity, » (Transgrediendo las fronteras: hacia una hermenéutica transformativa de la gravedad cuántica) se publicó en el número de primavera/verano de 1996 de Social Text, sin la revisión de ningún físico cualificado. El mismo día de su publicación, Sokal anunciaba en otra publicación, Lingua Franca, que el artículo era un engaño.

Sobre esto leer en Luna Antagónica Filosofía analítica e imposturas intelectuales (a propósito del Primer Coloquio Peruano de Filosofía analítica)

El sistema de Doble ciego en las publicaciones científicas en debate

Los usos sociales de la ciencia*: PLOS, Nature y Science

Los fósiles de Piltdown

En 1912, el abogado y paleontólogo aficionado Charles Dawson « encuentra » los fósiles de Piltdown, un cráneo y mandíbula que parecía ser medio de humano  medio simio, en Sussex. Ellos fueron aclamados como la evolución « eslabón perdido » entre los simios y los seres humanos.

40 años más tarde, en 1953, el fósil fue expuesto como una falsificación. De hecho, el cráneo, fue construido a partir de un cráneo humano medieval adjunto a la mandíbula de un orangután.


El gigante de Cardiff


El « hombre petrificado »  se encontró en una pequeña granja en Cardiff, Nueva York, en octubre de 1869. El « Gigante de Cardiff » se convirtió en una gran noticia y muchos estadounidenses viajaron a verlo.

A principios de 1870, se reveló como  falso.


El fraude Beringer

El médico Johann Beringer  fue sorprendido cuando él se presentó con los fósiles « que encontró » en Wurzburg, Alemania, en 1725, los cuáles representan escenas increíbles: formas de aves, abejas, caracoles, lagartijas,  plantas con flores, ranas e insectos sin mencionar los cometas, lunas y soles.

Resultó que fue víctima de un elaborado complot:  colegas envidiosos de Beringer habían plantado los fósiles.

Lamentablemente, Beringer  incluso publicó un libro para decirle al mundo acerca de los fósiles.

Hay muchos más ejemplos de fraude fósiles, como el falso « sepultados sapo » y la falsa mosca fósiles en ámbar.

El árbol de espaguetis

En 1957, la BBC  mostró un programa difundiendo el árbol de espaguetis en Suiza. Se puso de manifiesto que una familia  cosechaba fideos  colgados de las ramas del árbol.

Después de ver el programa, cientos de personas llamaron  para pedir la forma en que podían cultivar sus propios árboles de fideos. Por desgracia, se trataba solo de una broma del día de los inocentes.

El árbol de Upas

Un artículo se publicó en la Revista de Londres en 1783 por un holandés llamado cirujano Foersch (sus iniciales son diversas dado como NP y JN). Se alegó la existencia de un árbol venenoso en la isla de Java   que asesianaba  a 15 millas de radio.
Este fue el comienzo de una leyenda. Incluso Erasmus Darwin escribió sobre ella en un poema en 1791.

El secreto de la inmortalidad
Johann Heinrich Cohausen, fue  un médico del siglo 18 que escribió un tratado sobre la prolongación de la vida, titulado Hermippus redivivus. Entre otros secretos de la longevidad, alegó que la vida puede ser prolongada mediante la adopción de un elixir producido por la recogida de la respiración de las mujeres jóvenes en botellas.

En realidad, Cohausen admitidos en las últimas páginas que se trataba de una sátira.

Enlaces relacionados:

Los mayores engaños de la astronomía / Robert Roy Britt – Phil Plait

Sobre la falsedad de las creencias medicas mas populares

Se elabora informe sobre mitos y creencias pseudocientíficas de celebridades

El poder y el sexo entre los simios: la Política de los Chimpancés – Frans de Waal

Sección Copy and Paste

Fuente /comentario por Pablo Rodriguez Palenzuela La política de los chimpancés. El poder y el sexo entre los simiosFrans de Waal,  Alianza, Madrid 1992- La lógica del titiritero

La política del chimpancé

La “política” surge entre los animales sociales cuando 2 o más individuos forman una coalición para lograr -típicamente- comida o ventajas reproductivas. Entre los gorilas no existe la política. Un sólo macho “acapara” a un grupo de hembras y las “defiende” frente a otros machos. Sólo el vencedor se reproduce. Entre los chimpancés las cosas son bastante más complicadas. Los chimpancés forman grupos claramente jerarquizados y los machos dominantes son los que más se reproducen. Pero para alcanzar la (evolutivamente) envidiable posición de macho dominante, no sólo cuenta la fuerza física. Más importante aun es la capacidad de formar alianzas con otros individuos del grupo. El libro cuenta las intrigas de tres chimpancés, Yeroen, Nikkie y Luit para llegar al poder.

Curiosamente, hasta que lo leí pensaba que el libro que más me había influido era “El Príncipe” de Macchiavello. Y, de alguna manera, ambos están relacionados. Cuando lees el de Frans de Waals entiendes el otro en toda su dimensión. No pretendo con esto quitar mérito al genial escritor italiano. Pero las bases de “El Príncipe” llevan millones de años desarrollándose en nuestros linaje.

El libro contiene una maravillosa combinación de dos cosas difícilmente combinables. Por un lado, es un “cuaderno de campo” que resume largos años de investigación etológicas. Nos cuenta los hechos de forma precisa y directa. Por eso resulta tan creíble. Por otra parte, contiene una historia apasionante de amor, odio, poder y celos.

He leído críticas al trabajo de de Waals acusándole de antropomorfismo, es decir, interpretar la conducta de los animales atribuyéndolos pensamientos e intenciones humanas. No es así. Los etólogos pueden confundirse al interpretar la conducta de los animales, pero ésta es imposible de entender si no admitimos que los animales tienen “fines”. De hecho, el mero concepto de “conducta” no tiene sentido sin esto. El mejillón que abre o cierra su concha tiene “fines” (aunque por supuesto no sea “consciente” de ello).

Pendiente de leer.

Enlaces relacionados:

Rompiendo mitos: Diferencia entre humanos y chimpacés sería mucho mayor que 1 % y aún impredecible en porcentaje

Altruismo entre chimpancés profundizaría conflicto entre científicos que creen que todo es cultural o que la ética o moral tiene que tener un origen divino

¿Es la cultura exclusividad del homo sapiens? (I)

El observador y su objeto: Antropología, mecánica cuántica y darwinismo cuántico

Editado de Tendencias 21, Wikipedia, Ciencia Kanija, Diccionario filosófico Ferrater Mora y A. N.

El observador y su objeto ¿una sola realidad?

La etnografía es una de las etapas del método de investigación científica en antropología. La etnografía, es pues, el estudio descriptivo de la cultura de un grupo humano, o de alguno de sus aspectos fundamentales. La etnografía , como en el método científico clásico se basa en la observación participante (observar imitando) y la entrevista. Como resultado de la acción etnográfica, el trabajo de campo, el antropólogo estará condiciones de dar cuenta de un fenómeno social o de dar cuenta de la cultura de una comunidad. El observador (el antropólogo) es, en fin, el ente fundamental por el que se obtendrá información de un determinado sistema.

El dilema del observador observado , la alteridad, es una constante en la antropología  y fundamental para la investigación:  ¿cuántas realidades existen y de cuántas somos capaces de dar cuenta (la realidad es creada por el acto de observar)? ¿Cuántas formas de interpretar la realidad (realidad: lo que cada observador mide – Bohr Copenhage) hay?

Pues de eso precisamente trata la mecánica cuántica y el nuevo darwinismo cuántico, que puede afectar a la larga el método etnográfico en la antropología.

La mecánica cuántica y la realidad material objetiva según el/los observador(es)

La materia es uno de los constituyentes de la realidad material objetiva, es decir la realidad percibida  por un infinito de observadores («diferentes observadores pueden llegar a medidas diferentes de la misma realidad objetiva, todas ellas son relacionables mediante reglas generales»), una realidad que ocupa tiempo y espacio, que contiene energía y fuerza. La Mecánica cuántica explica el comportamiento de la materia, a nivel micro siendo « una ciencia probabilística que se refleja en el principio fundamental de la misma, el e Principio de indeterminación de Heisenberg que afirma que no es posible medir con la misma precisión a la vez, la posición y la velocidad de una partícula. »*Joaquín González Álvarez

La mecánica o física cuántica, entonces se diferencia de la mecánica clásica, pues esta última se rige por un principio de completo determinismo ya que el estado de una partícula queda completamente determinado si se conoce su cantidad de movimiento y posición siendo éstas simultáneamente medibles.

El gran problema  entre la mecánica clásica y la cuántica lo constituye el proceso de medición. En la física clásica, medir significa revelar o poner de manifiesto propiedades que estaban en el sistema desde antes de que midamos.

En mecánica cuántica el proceso de medición altera de forma incontrolada la evolución del sistema. Constituye un error pensar dentro del marco de la física cuántica que medir es revelar propiedades que estaban en el sistema con anterioridad. La información que nos proporciona la función de onda es la distribución de probabilidades, con la cual se podrá medir tal valor de tal cantidad. Cuando medimos ponemos en marcha un proceso que es indeterminable a priori, lo que algunos denominan azar, ya que habrá distintas probabilidades de medir distintos resultados. Esta idea fue y es aún objeto de controversias y disputas entre los físicos, filósofos y epistemólogos.

Pero hoy aparece el darwinismo cuántico que propone que la selección natural también actúa en el universo cuántico. Wojciech Zurek, físico  teórico de la decoherencia, postula que la teoría de que los estados de la mecánica cuántica son seleccionados y se reproducen, es decir:

El mundo subatómico es en realidad un conjunto de probabilidades imprecisas y que cuando se produce lo que los físicos llaman la decoherencia, se desencadena un proceso que convierte el mundo de posibilidades del universo cuántico en una realidad única y palpable para nuestros sentidos.

Los quantos sufren así una especie de metamorfosis y se convierten en átomos. De esta forma se construye, creemos, el mundo real, el que tocamos con las manos, vemos con los ojos, oímos y sentimos. Los físicos llaman a este proceso de creación de realidad “reducción del paquete de ondas” de probabilidad.

La duda surge al constatar que si la observación es fundamental para la creación de la realidad, y que hay múltiples observadores que participan en este proceso de decoherencia, ¿cómo es posible que todos los observadores describan la realidad de la misma forma? ¿Por qué tenemos conciencia de una única realidad en vez de una realidad múltiple a la medida de cada observador.

Para Zurek y sus colegas, esta unidad del mundo real se obtiene por un proceso de selección de estados llamado darwinismo cuántico. Es decir, existen en el mundo cuántico unos estados dominantes, llamados pointer states, que son suficientemente sólidos para imponerse a cada uno de los observadores sobre los demás estados.

Eso quiere decir que el observador que construye el mundo real sólo observa una pequeña parte del universo cuántico y que por ello no puede individualmente cambiar el estado cuántico dominante a nivel global. Ese estado dominante es el que termina imponiéndose al conjunto de los observadores, formando el único y real universo que percibimos cotidianamente.

Zurek y sus colegas han elaborado un teorema que explica cómo nuestro mundo real emerge del mundo cuántico, mediante el mencionado proceso “darwiniano” de selección que “cristaliza” ciertos estados cuánticos posibilitando la formación de las formas macroscópicas y la relación de los observadores con su entorno.

Es decir, los observadores que inquirieran con su mirada el entorno para hacerse una imagen del mundo, tenderían a ver siempre los mismos estados ‘preferidos’.
Si no fuera por el darwinismo cuántico, los investigadores sugieren que el mundo sería en extremo impredecible: diferentes personas obtendrían versiones distintas de él. La vida misma sería aun más un desafío, pues seríamos incapaces de conseguir información de confianza sobre nuestros alrededores se pondría en inmediato conflicto con lo que otros estuvieran experimentando

Pero yo creo tener algunas objeciones: ¿Acaso la realidad observable es  por selección natural una sola? ¿Acaso no existen distintos observadores con distintas interpretaciones de la realidad, interpretaciones que llamamos culturas?

Es decir, estamos claros con que ya  sabemos bien que no existe una única realidad determinísticamente dada desde el observador, sino tantas realidades como dominios de explicaciones el observador pueda proponer (Maturana, 1987). Entonces fuera de las pruebas teóricas sobre que dos puntos cuánticos pueden  crear descendencia, ¿qué consecuencias puede traer el darwinismo cuántico?

La respuesta tentativa luego de algunas consultas

Enlaces relacionados:

John Earls EL OBSERVADOR: UNA VISION INTERDISCIPLINARIA

El Tamiz Realidad cuántic

Diferentes realidades ¿diferentes universos?

Los usos sociales de la ciencia*: PLOS, Nature y Science

La sociología de la ciencia formalmente investiga cómo se organiza socialmente la comunidad científica en la producción, difusión y reclutamiento o entrenamiento de sus integrantes. Pierre Bourdieu en Los usos sociales de la ciencia*, define a la sociología de la ciencia como reposada

en el postulado de que la verdad del producto- la verdad científica- reside en particulares condiciones de producción; es decir, más precisamente, en un estado determinado de la estructura y del funcionamiento del campo científico. El universo « puro » de la ciencia más « pura » es un campo social como otro, con sus relaciones de fuerza, sus monopolios, sus luchas y sus estrategias, sus intereses y sus ganancias.

Y precisamente en estos últimos meses se ha venido dando un debate que Juan Freire ha llamado La guerra del acceso abierto en la edición científica y que corresponde al tipo de fenómenos que estudia la sociología de la ciencia,  respecto a los modelos de publicación de PLoS, Nature y Science  y que pone en tela de juicio todo el sistema de autoridad científica en base a cantidad de publicaciones de investigaciones, pues publicar un artículo de investigación en una revista de prestigio,  es algo de rigor para la reputación y credibilidad de la investigadora /or.

Sobre esto Apuntes Científicos desde el MIT ha publicado una interesante entrada comentando  la falta de credibilidad que revistas como Science y Nature están acumulando debido a la publicación de artículos o « papers » poco rigurosos  pero que tienen impacto instantáneo. Esta entrada se basa en el análisis de PLos Medicine de la Public Library of Science titulado ¿Por qué las actuales prácticas de publicación pueden distorsionar la ciencia? donde se postula que

« las investigaciones aparecidas en publicaciones de gran impacto como Nature o Science tienen más posibilidades de ser erróneas que otras similares publicadas en revistas de categoría inferior. ¿Por qué? Por los criterios de publicación: si un estudio está bien hecho y presenta resultados espectaculares puede terminar en Science o Nature, pero si otro parecido obtiene resultados negativos o menos contundentes, aunque esté mucho mejor realizado y por tanto se aproxime más a la realidad, termina publicado en revistas de menor impacto. »

Para un mejor entendimiento de este debate cabe señalar que la Public Library of Science,

es “una organización sin fines de lucro integrada por científicos, con el objetivo de convertir a la literatura médica y científica del mundo en un recurso público”. PLoS nació en 2001, como una iniciativa dentro del movimiento open-access, que exhortaba a los investigadores a enviar sus artículos sólo a revistas científicas que hicieran disponibles los manuscritos a todo el mundo, inmediatamente posterior a la publicación, o pasado unos meses. Algunas revistas respondieron haciendo libre su contenido, pero la gran mayoría siguió cargando con altos aranceles el acceso a la información.

En 2003, PLoS se convirtió en editorial científica al publicar su primer journal, PLoS Biology, la primera de una serie de revistas científicas cuyos artículos sufren revisión por pares (peer-review) Ssitema del que ya hemos hablado acá), como en cualquier publicación de ciencia de la actualidad. Hoy, muchos de los journals de PLoS gozan de un muy buen prestigio (lease: “factor de impacto”), siendo alguno de sus artículos fuente de noticias en los medios de comunicacion alrededor el mundo.Todo, incluyendo las publicaciones, se acoge a una licencia Creative Commons que permite (La piedra filosofal.

El sistema de PLOS (la viabilidad del acceso abierto como modelo de negocio de la edición científica)  ha sido acusado por Declan Butler en Nature de dos cosas:

de mantener un modelo económico insostenible y de publicar artículos mediocres(« sub-standard ») precisamente en PLoS One, nacida apenas hace un año y medio (diciembre de 2006). Butler dice que se trata de una revista donde se aplica un ’light’ peer-review y donde cuela todo lo que no sea manifiestamente erróneo o impresentable. Se trataría de artículos que se aceptan sólo por recaudar la cuota del autor (Juan Freire).

PLoS ha evitado entrar en el debate o tan siquiera reconocer oficialmente la existencia del artículo de Nature siguiendo la regla blogosférica “Do Not Feed The Trolls » (“no alimentes a los trolls”). Al menos así lo ha explicado  el Online Community Manager de PLoS ONE, autor de A Blog around the Clock, en el post On the Nature of PLoS… En todo caso, en ese mismo post incluye las respuestas de muchos otros bloggers y científicos y que, mayoritariamente defienden el modelo PLoS y critican a Nature por su tono tendencioso.

Volviendo al tema, el artículo de PLOS Medicine ¿Por qué las actuales prácticas  de publicación pueden distorsionar la ciencia?  se dice además
La autoridad de las revistas  se deriva cada vez más  de su selectividad. Una excusa común para la selectividad se basa en  una limitación irónicamente irrelevante en la era moderna de poco espacio de páginas impresas. Este es esencialmente un ejemplo de una escasez artificial. Escasez artificial se refiere a cualquier situación en la que, a pesar de una mercancía existe en abundancia, las restricciones de acceso, la distribución o la disponibilidad hacen que parezca raro, y, por tanto, con sobreprecio. Estas bajas tasas de aceptación crean una ilusión de exclusividad basada en el mérito produciendo la más frenética competencia entre los científicos para « vender » los manuscritos.
Entonces viene la pregunta, como ejemplo de Pere Estupinyà, de un artículo del cual comentamos en De miedos y neofobias: el pensamiento conservador, publicado en Nature llamado Science  Political Attitudes Vary with Physiological Traits el cual establece con tan solo una muestra de 46 personas que los republicanos (conservadores) tiene más miedo que los demócratas.
Imaginemos ahora, dice Estupinyà, que otro grupo hace un nuevo estudio con 200 personas en lugar de 46, y con experimentos mejor diseñados metodológicamente, pero no encuentra diferencias significativas entre demócratas y republicanos. ¿Se publicará tal estudio en Science? Podéis apostar que no. El estudio más preciso quedará relegado a una revista más discreta. Consecuencia: la imagen final de la ciencia que obtienen los investigadores o reflejan los periodistas si sólo se tiene en cuenta Science o Nature puede estar sistemáticamente distorsionada .
El artículo de PLOS,continúa Estupinyà,
avala su hipótesis con un estudio realizado en 2005 que analizó 49 de los estudios clínicos más citados entre 1990 y 2003, y que habían aparecido en las tres revistas médicas de mayor impacto (New England Journal of Medicine, JAMA y Lancet). Un tercio de estos habían sido rebatidos al poco tiempo por investigaciones posteriores, y atribuye esto al fenómeno del Winner’s cursesimilar a una victoria pírrica que se produce en el valor común de subastas con información incompleta.

En este  contexto no podemos dejar de mencionar otra vez a Pierre Bourdieu,quien  basado en su teoría de los campos, describe al

« campo científico, como un sistema de relaciones objetivas entre posiciones adquridas, que es el lugar de una lucha competitiva que tiene por desafío específico el monopolio de la autoridad científica, inseparablemente definida como capacidad tpecnica y como poder social, o, si se prefiere, el monopolio de la competencia científica que es socialmente reconocida a un agente determinado, en el sentido de capacidad de hablar e intervenir legítimamente (es decir, de manera autorizada y con autoridad) en materia de ciencia.

La lucha por la autoridad científica, especie particular de capital social que asegura un poder sobre mecanismos constitutivos del campo y que puede ser reconvertido en otras especies de capital, debe lo esencial de sus características al hecho de que los productores tienden ( tanto más cuanto más autónomo es el campo) a no tener otros clientes posibles que sus competidores. Esto significa que dentro de un campo científico fuertemente autónomo, un productor particular no puede esperar el reconocimiento del valor de sus productos (reputación, prestigio, autoridad, competencia, etc.) sino de los otros productores.

Bourdieu divide el campo científico en dos formas de poder correspondientes a dos especies de capital científico: el poder temporal o político, a saber el poder  institucional o institucionalizado sobre los medios de producción y reproducción y el poder personal correspodiente al prestigio.

Bourdieu dice al respecto

Habría que analizar los efectos, en el funcionamiento del campo científico, de esta dualidad de poderes:¿Sería el campo científicamente más eficiente si los más prestigiosos fueran también los más poderosos?. Y si suponemos que sí, ¿sería necesariamente más soportable?

Todo lleva a pensar que todo el mundo (o casi) sale ganando con esa división de los poderes, es decir, el hecho de que el poder temporal sobre el campo científico sea la mayor parte de las veces otorgado a una tecnocracia de la investigación, a unos investigadores que no son necesariamente los mejores desde el punto de vista de los criterios científicos.

Precisamente es eso lo que intenta demostrar el artículo de Plos Medicine comentado en Apuntes Científicos del MIT.

Y bueno el debate está candente que  puede ser un excelente tema de investigación para antropólogos y sociólogos de la ciencia. No todo lo que brilla es oro y no todo lo publicado en revistas de divulgación científica con un fuerte prestigio es de gran calidad y muchas veces responde a poderes específicos políticos  de un sistema que responde funcionalmente a la coyuntura y que puede distorsionar el conocimiento científico.
Otro tema de investigación es el sistema de publicación con código abierto de las investigaciones científicas que en la actualidad se está debatiendo incluso en el Congreso de Estados Unidos  ( ver Debate sobre Open Access en publicaciones científicas en EE.UU.) y el sistema de revisión por pares en las publicaciones científicas para garantizar que posibles enemistades personales u otros condicionantes no afecten la decisión final de los revisores, aquellos que a la postre deben evaluar si el trabajo es apto o no para ser publicado en las revistas de divulgación.
Enlaces relacionados:
* Los usos sociales de la ciencia Pierre Bourdieu Ediciones Nueva Visión Buenos Aires 2000

Risa y selección sexual

Como para el fin de semana una entrada sobre risa y selección sexual escrita desde  la psicología evolucionista:

Según este estudio los  que se rien más de ellos mismo son más atarctivos, pero según ciertas reglas culturales, el autor de la entrada el biólogo molecular Pablo Rodriguez de La lógica del titiritero nos lo cuenta así:

El secreto del amor: reirse de uno mismo

« Un trabajo reciente publicado en Evolutionary Psychology, investigan qué tipo de sentido del humor resulta más atractivo. El trabajo se basa en el tipo de diseño experimental al uso: se “engancha” a un grupo de estudiantes universitarios (a cambio de dinero o créditos académicos) y se los expone a diferentes tipos de humor (mediante una grabación realizada por una persona de sexo opuesto). Después se pasa una encuesta para que valoren el grado de “atractivo” de los mismos. La conclusión (no esperada) es que para las mujeres resultan más atractivos los tipos que se ríen de sí mismos (self-deprecating humour).El trabajo en cuestión aquí.

Y las objeciones:

Muy posiblemente, los autores del estudio son conscientes de las limitaciones del método. Cuando el tema se comenta en los medios de comunicación es fácil que las cosas se simplifiquen o se tergiversen. En particular, la conclusión de este trabajo me parece especialmente difícil de generalizar. Hay cosas que resultan graciosas en un idioma y no en otro. Más aún, el efecto “atractivo” del humor contra uno mismo no tiene porque funcionar en otra cultura (incluso, si siguiera teniendo gracia). Todavía más, en el estudio sólo se observa un efecto cuando lo emplean individuos de alto estatus. Y sabemos, a través de otros muchos trabajos, que un estatus alto resulta sexualmente atractivo. De manera que si un individuo de alto estatus es capaz de reírse de sí mismo está demostrando además un notable grado de auto-confianza. Es posible que el mensaje sea en realidad “soy tan guay que incluso soy capaz de reírme de mí mismo”.

Por último, invocar a la selección sexual tiene un problema adicional en este caso. No hay pruebas convincentes de que el “sentido del humor” sea heredable genéticamente. »

Enlaces relacionados:

Evolutionary Psychology Journal – Dissing Oneself versus Dissing Rivals: Effects of Status, Personality, and Sex on the Short-Term and Long-Term Attractiveness of Self-Deprecating and Other-Deprecating Humor – Gil Greengross, Anthropology Department, University of New Mexico, Albuquerque,