Tercera Cultura: ciencia y pensamiento crítico

Según nos informa La revolución naturalista y El mundo, se acaba de la lanzar la plataforma Tercera cultura cuyo portal Cultura 3.0 pretende  ser una nueva vía contra los prejuicios y los dogmas y crear un puente entre disciplinas que hasta ahora no han tenido un nexo en el de bate cotidiano.

Entre los fundadores de la nueva plataforma, que tendrá su canal de comunicación en la web www.terceracultura.net, están el escritor y columnista de EL MUNDO Arcadi Espada, el director de la revista Muy Interesante, José Pardina, el editor de la web La Revolución Naturalista, Eduardo Robredo (a quien enlazamos y comentamos seguido en Luna antagónica) y la antropóloga Teresa Giménez Barbat (Mujer- Pez blog).

Eduardo Robredo por su parte comenta que

empezaremos aportando una entrevista con Juan Ignacio Cirac, director de la División Teórica del Instituto Max-Planck para la Óptica Cuántica, y próximamente otra con Juan Uriagereka, biolingüista de la universidad de Maryland.

Debemos añadir que Cultura 3.0 además cuenta con archivos de audio, vídeo   y transcripciones de interesantes cursos como Democracia versus Teocracia en donde se puede escuchar y leer la ponencia de Fernando Savater ¿Es tolerable la tolerancia religiosa? así como la vídeo conferencia dada por  el filósofo y escritor francés Robert Redeker –  titulada La religión y el terror dentro del mismo curso seminario.

Por ahora nos tomamos la libertad de reproducir parte de la  excelente entrevista  realizada por  Roger Corcho de Tercera cultura – Cultura 3.0,  a Juan Ignacio Cirac, doctor en Física Teórica por la Universidad Complutense de Madrid y director del Instituto Max Planck de óptica cuántica además de colaborador del Instituto de Ciencias Fotónicas en Barcelona.

Juan Ignacio Cirac – Cultura 3.0

“La física cuántica requiere un cambio drástico de nuestra visión de la naturaleza”

La física cuántica tiene que ver con fenómenos que no son familiares en la vida cotidiana. ¿Nos podría explicar algunos de estos fenómenos que nos resultan tan extraños y paradójicos?
Si uno coge un solo átomo con un solo electrón, y lo tira o lo bombardea a un blanco parece que ese átomo o ese electrón haya pasado por dos lugares a la vez. La vida de ese átomo se desdobla y es como si viviese en dos universos paralelos en los que en uno pasa por un sitio y en otro pasa por el otro. Y el hecho es que no hay forma de describir estos fenómenos a menos que le haya pasado esto tan extraordinario al átomo. Es un ejemplo.

El concepto de los universos paralelos resulta muy antintuitivo porque parece que se multiplican las realidades de forma innecesaria. La realidad parece que es una. ¿Realmente tenemos que pensar como si hubiera muchos universos?
No, es una forma de explicarlo. Yo le podría hablar con el lenguaje de la física cuántica y explicarle que las propiedades no están definidas, que tienen superposiciones, etc. Pero a usted, si no es un físico cuántico, no le diría absolutamente nada. Sin embargo, existe una interpretación de la física cuántica que es más o menos opinable, pero es una interpretación que no es verificable, es decir, no podemos hacer un experimento que sepamos que la pueda falsar y esa explicación es bastante intuitiva y es pensar que realmente esas partículas se dividen en distintos universos. Por tanto, es una forma de interpretar lo que se llaman superposiciones.

David Deutsch está convencido de que realmente es la única lógica que tiene la física cuántica.
A la hora de explicar la física cuántica parte como cualquier teoría de una serie de axiomas, es decir, una serie de principios y a partir de ellos construye toda la teoría. Entonces hay gente a los que les gustaría ir más allá y entender esos axiomas y dar una interpretación a la naturaleza en términos de esos axiomas. Y ahí es cuando existen varias tendencias y una de ellas es la de los infinitos universos. Para mí son interpretaciones de la física cuántica, interpretaciones de estos axiomas de la física cuántica que no son experimentalmente verificables. Es decir, unos hechos experimentales tienen varias explicaciones y no hay ningún experimento que permita distinguir entre esas interpretaciones. Por tanto, es algo que va más allá de la física. Pero, eso sí, puede ayudar a entender, a interpretar las cosas, a que la gente lo entienda, pero eso no quiere decir que la realidad, en definitiva, tenga que ser así.

Esta es la forma en que lo veo. Hay gente, como David Deutsch, que va más allá y dice que la realidad es así, que los infinitos universos realmente existen. Y no solo para las partículas subatómicas, sino para nosotros también.

Creo que Deutsch se sirve de esta noción para explicar por qué podrían ir tan rápido los ordenadores cuánticos. Si una persona se pudiese desdoblar en 10, haría diez tareas en el tiempo en el que otro hace solo una.
Otra vez es lo mismo. Con los conceptos de la física cuántica es posible saber cómo funcionan los ordenadores cuánticos, pero las personas no especializadas no podrán entenderlos. Sin embargo, explicado en términos de múltiples universos entonces es más fácil entender por qué un ordenador cuántico funciona más rápido.

Como explicación, entonces, tiene su fundamento.
Es una interpretación muy útil para poder explicar algunos de los fenómenos, pero eso no quiere decir que la realidad sea así, que esos infinitos universos existan. De hecho, existen otras interpretaciones que no requieren el uso de los infinitos universos, sino que requieren el uso de lo que llamamos intercambio de información, más positivista. Existen varias interpretaciones de la física cuántica, todas ellas son razonables porque como digo no se puede diseñar un experimento que nos diga que estas interpretaciones son falsas. Entonces, si no es falsable, tampoco es opinable.

Y a mí me parece que para hacer comprensible la física cuántica, se sacrifica la propia realidad.
Pero tenga en cuenta que la física cuántica requiere un cambio de nuestra visión de la naturaleza muy drástico. Es decir, según la física cuántica, las propiedades de los objetos no están definidas, o no tienen por qué estar definidas mientras no los observamos y esto es un hecho que se puede experimentar. Uno está acostumbrado a que cuando ve un objeto y lo deja de mirar, el objeto todavía está ahí, tiene una posición, tiene un color; sus propiedades están definidas y no hace falta que las mire nadie. Sin embargo, en el mundo atómico sabemos que esto no es así. Que cuando dejamos de observar un objeto, sus propiedades no están definidas, no se puede hablar de la posición, no se puede hablar de su velocidad, no se puede hablar de la órbita de un electrón. No se puede hablar de la polarización de un fotón. Todas las propiedades dejan de tener sentido y por muy extraño que esto parezca las cosas son así y solo cuando las observamos entonces cambiamos las propiedades o definimos las propiedades. Los observadores somos parte de la realidad como observadores y eso no hay quien se lo quite a la física cuántica. Esto conlleva un cambio en nuestra visión de la naturaleza.

En relación con lo que ha dicho, tengo una curiosidad. La física cuántica describe una realidad incomprensible -tal como dijo Richard Feynman-, ¿cómo es posible obtener aplicaciones prácticas de algo incomprensible?
Vamos a ver, qué es entender, si le pregunto a usted, qué es entender?

Ahora mismo no le sé responder.
Entender es comparar, hacer una analogía con algo a lo que estamos acostumbrados. Es decir, si a nosotros nos dicen: ¿entiendes por qué las cosas se caen? Sí, porque estamos acostumbrados a ver que las cosas se caen.

Esto es lo que le pasa a la física cuántica. No la podemos entender en términos de las cosas que estamos acostumbrados a ver porque esas cosas no las vemos. Eso es a lo que se refería Feynman.

Esto es un hecho, pero por otra parte tenemos una descripción de la física cuántica y los que estamos acostumbrados a trabajar con ella la utilizamos para hacer predicciones, para ver fenómenos, utilizar estos fenómenos y en particular construir ordenadores y sistemas de comunicación.

No hay paradoja, entonces.
Le pasa como a alguien que no haya visto nunca un elefante, le ponen un elefante delante. No entenderá, dirá ¿qué es eso? Pero con el tiempo se acostumbra y lo puede utilizar.

En un ordenador común, hay un transistor que deja pasar la corriente eléctrica, o la detiene. Esos impulsos eléctricos se pueden transformar al lenguaje lógico de ceros y unos. El transistor hace como de puente entre la mecánica y la lógica, entre el hardware y el software. ¿Los ordenadores cuánticos funcionan de la misma manera?
Existe otra vez la analogía de los múltiples universos. Uno se puede imaginar que en un ordenador cuántico existen transistores que permiten tener las dos posibilidades al mismo tiempo; es decir, en un universo pasa corriente, mientras que en otro universo no pasa corriente. Por tanto, tenemos un 0 y un 1 a la vez. Y de la misma forma que podemos tener un 0 y un 1 a la vez, podemos tener dos ceros, dos unos, muchas posibilidades a la vez, todas ellas sobreviviendo, y entonces se utilizan todas estas superposiciones para hacer cosas que no son posibles con los ordenadores usuales.

A esto se le llama qubit.
El qubit, o bit cuántico (quantum bit) es un sistema físico, como los bites normales, que además de poder estar en 0 y 1, admite superposiciones en las que ambas opciones se encuentren a la vez.

Parece que la lógica común basada en el principio de identidad o el principio de no contradicción no sirven, no se pueden aplicar.
Pero se pueden adaptar al hecho de que existan todas estas posibilidades funcionando a la vez.

¿Es adaptable, o es necesario inventar una nueva lógica?
Es una lógica mucho más sofisticada en la que no solo existe el sí y el no, sino que existen todas las posibilidades intermedias y existen posibilidades en las que el sí y el no ocurran a la vez. Hay que pensar según las leyes de la física cuántica y esto da lugar a una lógica cuántica, que es la que se aplica en la programación y en los algoritmos cuánticos.

This entry was posted in Ciencia y ciudadanía by Andrea Naranjo Leclercq. Bookmark the permalink.

About Andrea Naranjo Leclercq

Peruvian anthropologist stuck in Brussels/Exploring the boundaries between media communication tools,technology & culture/Member of cognitariat/ Geek & Freak / Flashdance life- Anthropologue et journaliste qui explore les frontières entre les outils de communication, la technologie et la culture /En peu Geek, un peu freak/ Membre du cognitariat / Flashdance life

3 thoughts on “Tercera Cultura: ciencia y pensamiento crítico

  1. La fisica cuantica es una poderosa herramienta, pero burda para dar resultados determinantes,Creo que es fue la razon dequea Einstein no le gustara, siendo un genio que estaba costumbrado a una naturaleza predecible y deterministica

  2. Y porque digo burda, es una ciencia que solo unos pocos pueden enseñar, porque la mayoria de quienes intentan no saben ni de lo que hablan,esouramente abstract, y no tiene un sentido convencional, el mundo cuantico es mas un mundo de imaginacion guiados por leyes probabilisticas que pocos logran comprender

  3. La fisica cuantica al final descubre la naturaleza inherente de universo, todo es un caos y no sabemos nada, lo unico que nos queda es la incertidumbre que es un hecho en el universo, y lo mas que podemos hacer por el momento es estimar las infinitas posibilidades

Laisser un commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l'aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion / Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l'aide de votre compte Twitter. Déconnexion / Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l'aide de votre compte Facebook. Déconnexion / Changer )

Photo Google+

Vous commentez à l'aide de votre compte Google+. Déconnexion / Changer )

Connexion à %s