Raza, fenotipo e inteligencia

Una interesante entrada en La revolución naturalista titulada  Nature: Raza e inteligencia señala un debate en Nature respecto a un tema  bastante sensible:  Should scientists study race and IQ? NO: Science and  society do not benefit -¿Deben los científicos estudiar las relaciones entre raza  e inteligencia?-, sensible sobre todo con el reciente antecedente de  James Watson , Premio Nobel de Medicina 1962 y  co descubridor de la estructura del ADN ,quien declaró  lo que él piensa de la diferencia de capacidades de razonamiento entre los diversos tipos  tipos humanos:

“Los negros no tienen por qué poseer la misma inteligencia que los blancos es por ello la ineficacia de las políticas occidentales hacia África” Rastreando a Watson: ¿qué tan profundo es el racismo científico?


En   Nature: Raza e inteligencia ¿Deben los científicos estudiar las relaciones entre raza  e inteligencia? E.R. apunta:

Steven Rose piensa que no. En primer lugar, porque la ciencia no tiene por qué investigarlo todo.

Es decir, el estudio de la relación entre raza (término que en biología a entrado en desuso y que es reemplazado por cline para señalar « el cambio gradual de rasgos fenotípicos de una misma especie por influjos y condiciones medioambientales« )  e inteligencia sería como estudiar

la eficacia terapéutica de las oraciones o los pronósticos publicados en horóscopos.

Por otro lado, continúa Robredo:

Ceci y Williams apuntan que « cuando los científicos son silenciados por los colegas, los administradores, los editores y los patrocinadores que piensan que es inapropiado el mero hecho de plantear ciertas cuestiones, el proceso comienza a parecerse más a la religión que a la ciencia. Bajo un régimen semejante, corremos el riesgo de perder una generación en investigaciones que necesitamos desesperadamente.

Darwin 200 y el debate sobre la relación entre  raza e inteligencia está en pleno auge.

Cabe señalar que la raza en la especie humana, ha devenido en connotación social más que científica.
En antropología física se utilizaba el término raza para designar la diversidad en nuestra especie. Hoy en día en cualquier curso de introducción a la biología evolutiva (por ejemplo, cuando se lleva antropología forense) se señala que ya no se usa más raza.
Es preferible hablar de cline antes que raza.

Ahora, ya que el uso de raza como clasificación socioeconómica y cultural se da de manera generalizada, sí es interesante, como apunta Robredo,  que  « la ciencia   pueda y quizás deba estudiar factores raciales cuando aborda temas socioeconómicos o biomédicos. »

Racismo,  inteligencia  y educación:  el caso peruano

En el marco académico local  en  GCC se toca el tema de los Trasfondos sociales del examen de admisión a la Universidad Nacional de Ingeniería

La UNI es una universidad pública cuyas tarifas de admisión pueden verse aquí. Son costos relativametne bajos y diferenciados según se estudió en colegios privados o estatales, primeros alumnos, víctimas del terrorismo, deportistas calificados, etc. Posiblemente, y es una hipótesis que sería interesante verificar cuantitativamente, si los costos fueran más altos, los apellidos quechuas y aymaras desaparecerían no sólo de los primeros puestos, sino en general, como al parecer ocurre en las universidades privadas. En ese caso, el tema no sería la discriminación racial (exclusión de alguien exclusivamente por razón de su raza), sino que muchas personas de raza indígena no se educan porque no tienen los recursos económicos para pagar por su educación. Sería un tema de dotación de recursos y de restricciones de liquidez. Los resultados de la admisión a la UNI permiten visualizar el talento que se perdería por no tener los medios para su educación. Esto casa muy bien con lo que señala Hugo Ñopo en este post, que no encuentra evidencia de discriminación racial en mercados de trabajo urbanos. Lo que ocurre es que hay “diferencias abismales entre individuos con rasgos indígenas e individuos con rasgos blancos en el acceso a educación”.

¿Qué tan grande es la influencia de los prejuicios raciales pseudocientíficos en las políticas públicas en países como el nuestro?

En esto  vale la pena recordar a Alan Sokal en Tomando en serio las evidencias

« Podría parecer obvio que la política pública debe basarse en la realidad y las pruebas, pues las consecuencias de tomar en serio una política pública basada en la evidencia del mundo es mucho más radical de lo que la mayoría de la gente piensa o se da cuenta.

« En una sociedad libre cada persona tiene derecho a creer cualquier tontería que desee, pero el resto de nosotros debe prestar atención sólo a las opiniones que se basan en pruebas. »

Enlaces relacionados:

De la biología a la ideología: el discurso del racismo

Sobre determinismos en la ciencia: La falacia de los genes del comportamiento humano

El decálogo de la raza y la genética – New Scientist

El origen biológico de la cultura

El fin del determinismo genético

Alan Sokal : Tomando en serio las evidencias

El “poderoso” gen Neandertal y el habla : biología antropología y evolución

De la biología a la ideología: el discurso del racismo

La tentación de la raza

Herencia, selección natural e ideologías políticas

Ver también:

Racismo en Berlitz Perú El interrogado asustado

Mapa racial USA

Majaz-Vaccaro: Un experimento social involuntario

Antes de ver “La teta asustada”

El más profundo desprecio por la gente campesina
Negros por aquí, negros por allá », una colorida nota de Cosas Hombre
Publicités

Darwin, Wallace y la Teoría de la evolución

 

Dos días antes de comenzar este año escribí la entrada 2009, el bicentenario de Darwin y es cierto que hay que celebrar pero en esta celebración no debemos olvidar a Alfred Russel Wallace.

Ya en La moderna construcción del nosotros civilizado y el otro primitivo: la teoría de la evolución en la antropología decía:

Charles Darwin y Alfred Russel Wallace trabajaron independientemente realizando largos viajes y desarrollaron la misma teoría estableciendo así una continuidad entre el problema de desarrollo mental y social y la evolución orgánica del humano bajo el mecanismo de cambio de la selección natural.

Y aún más

El origen biológico de la cultura, Una mirada desde la antropología

Herencia, selección natural e ideologías políticas

Alfred Russel Wallace 1823-1913  – Sofía de Teresa Trueba, México D.F. Facultad de Ciencias UNAM

Antropología y Biología Evolutiva del desarrollo ( Evo-Devo)

Ideologías políticas y el comportamiento exploratorio: entre la neofilia y neofobia

De miedos y neofobias: el pensamiento conservador

Memes, antropología y marketing viral

Darwin y la antropología social – Apuntes de antropología

Darwin y el pensamiento secular

Wallace y el humanismo secular

La moderna construcción del nosotros civilizado y el otro primitivo: la teoría de la evolución en la antropología