Darwinismo cuántico

Ya hemos hablado sobre el darwinismo cuántico (2008) en El observador y su objeto: Antropología, mecánica cuántica y darwinismo cuántico:

Wojciech Zurek, físico  teórico de la decoherencia, postula que la teoría de que los estados de la mecánica cuántica son seleccionados y se reproducen

ya que

Si no fuera por este darwinismo cuántico, el mundo sería impredecible y tendría distintas versiones en función de cada observador. La vida cotidiana sería algo difícil de llevar a cabo porque nadie tendría información lo suficientemente fiable de su propio entorno.

Respecto yo acotaba acá

Pero yo creo tener algunas objeciones: ¿Acaso la realidad observable es  por selección natural una sola? ¿Acaso no existen distintos observadores con distintas interpretaciones de la realidad, interpretaciones que llamamos culturas?

Es decir, estamos claros con que ya  sabemos bien que no existe una única realidad determinísticamente dada desde el observador, sino tantas realidades como dominios de explicaciones el observador pueda proponer (Maturana, 1987). Entonces fuera de las pruebas teóricas sobre que dos puntos cuánticos pueden  crear descendencia, ¿qué consecuencias puede traer el darwinismo cuántico?

En estos días  han salido nuevas conestaciones al darwinismo cuántico, acá tenemos gracias a la traducción libre de Miguel Rodriguez del artículo Quantum Darwinism and the Nature of Reality aparecido en Technology Review:

El darwinismo cuántico puede explicar la naturaleza del mundo clásico. ¿Pero es realmente una forma de selección natural o tan sólo un impostor?